Emily y Jerry the Bear toman Nueva Zelanda

10/24/17
ESCRITO POR: KATIE DOYLE

La selva de Nueva Zelanda no le es ajena ni los deportes extremos (¡echa un vistazo a su historia de Everesting!), pero Emily Wilson no viajará sola durante su próxima aventura: Jerry the Bear (Jerry el oso) la acompañará para hacer un recorrido lleno de packrafting (rafting en un bote inflable compacto), ir de caminata, y hacer ciclismo desde la parte superior de la Isla Norte hasta el final de la Isla Sur. El recorrido estará lleno de paradas para medir los niveles de azúcar en la sangre y abastecerse de bocadillos, que es algo seguro, pero Emily y su compañero tienen una misión mucho más amplia que lograr con sus puntos de control planificados a lo largo del camino.

Beyond Type 1 recientemente habló con Emily (Jerry estaba ocupado haciendo su maleta ) sobre el proyecto:

La ruta

BT1: Empiezas en Cabo Reinga, en la Isla Norte, donde el Mar de Tasmania se encuentra con el Océano Pacífico, el 1 de noviembre. Tú y Jerry se dirigirán hacia el sur hasta llegar a Bluff, en la punta de la Isla Sur, el 5 de diciembre. ¿Cómo planificaste la ruta?

EW: Quería hacerlo con mis propias condiciones. Podría conducir un automóvil e ir a diferentes centros y, probablemente, conseguir un poco más de alcance, pero ese no es el mensaje de aventura que quiero transmitir.

No hay límites. Podría tomar tres meses y recorrer todo el país, pero no llegaría tanto a la gente. El tiempo es ajustado para mantenerlo dentro de cinco semanas.

BT1: Por ejemplo, inicialmente planificaste navegar en kayak a través del estrecho de Cook, que separa las islas del norte y del sur, pero el pronóstico puede requerir un cambio de planes.

EW: Todo depende enormemente del clima. Si hay [mal tiempo], no hay manera de que pueda hacerlo de manera segura. Tengo el ferry patrocinado, así que si necesito subir al ferry, ¡puedo hacerlo!

Estaré haciendo un poco de increíble kayak de mar alrededor de la Bahía de las Islas (en la Isla Norte). Este recorrido mostrará muchos lugares fantásticos en Nueva Zelanda, como Bridge to Nowhere (puente a ninguna parte).

El acompañante

BT1: ¿Cuál es el papel de Jerry?

EW: Quería tener una mascota con diabetes Tipo 1, para que cuando viaje por mi propio cuenta y visite las escuelas, pueda contar mis historias y hacer que sea una actividad divertida e interactiva. He estado organizando todas las cosas de forma remota para muchos de los eventos. La idea es tener “Jerry’s Teddy Bear Picnics” (Picnics del osito de peluche Jerry), donde todas las familias y los niños traerán una comida para compartir y sus propios osos de peluche y disfruten de castillos inflables y comida. Será un día divertido para que las familias con diabetes Tipo 1 se reúnan y aprendan algo sobre Jerry y aprendan el uno del otro también.

[Cuando se trató de incorporar a Jerry al viaje] tuve que hacer todo lo posible. Puedo hacer lo que sea posible en mi región: organizar grupos de apoyo y planificar eventos, pero si quiero salir de allí de una manera más amplia, tengo que hacer cosas más grandes, ¿no?

La preparación

BT1: ¿Cómo te encargaste de todos tus suministros para la diabetes?

EW: Estoy en medio de pláticas ahora para obtener un Freestyle Libre para el recorrido. Guardo el kit [de medición de glucosa en la sangre] y la pluma de insulina en un maletín de transporte simplificado de Emirates (la aerolínea). Lo llevaré conmigo en todo momento, así que voy a medirme regularmente. Tendré un kit para las hipoglucemias y mucha comida, que meteré debajo de mis rodillas en el kayak o en una bolsa cuando esté haciendo packrafting o vaya en bicicleta.

No quería usar un automóvil, pero incluso si hago todos estos modos de transporte, como el kayak de mar, packrafting, entonces tengo que tener un vehículo de apoyo. Mi insulina se mantendrá fría junto al agua mientras navego en kayak o haga packrafting, pero cuando voy en la bicicleta la llevaré junto a algunos de esos paquetes de hielo que usas para las rodillas. No estoy demasiado preocupada por el sobrecalentamiento de la insulina porque en esa época del año, todavía no es lo suficientemente cálido para eso.

En Nueva Zelanda, tenemos nuestros suministros subsidiados, por lo que solo pagamos $5 cuando nos dan una receta médica, ya sea insulina, agujas o tiras reactivas. Comparado con otros países, es bastante barato. Somos muy afortunados. En términos de conseguir suministros a granel, podemos conseguirlos para hasta tres meses.

BT1: ¿Cómo ha sido tu entrenamiento?

EW: Básicamente he entrenado durante dos horas dos veces al día, antes y después del trabajo. He hecho spinning, he subido colinas en la nieve, he andado en bicicleta, he nadado, he andado en kayak, mucho entrenamiento de fuerza con la rodilla (a principios de este año, tuve una cirugía para reparar el cartílago desgarrado). He estado preparándome bastante, y mejorando mis habilidades.

Para tener la confianza necesaria para controlar mi diabetes durante esta y otras aventuras, grabo todo en una aplicación o lo anoto en un cuaderno. Todos los niveles de azúcar en la sangre, todo lo que como y lo que hago. Creo que es crucial determinar los patrones: en este período, yo estaba comiendo esto, estaba haciendo esto, estaba así de estresada. Lo que sea que esté sucediendo en mi vida. Uno aprende sobre la marcha.

Entonces, cuando tienes esa confianza en tu propia habilidad, no piensas dos veces sobre si puedes o no hacer algo como esto. Es como decirte, “¡Lo tengo bajo control!”

Los objetivos

BT1: Tus objetivos finales son multifacéticos: deseas continuar la conversación sobre la accesibilidad a la tecnología de la diabetes en Nueva Zelanda, eliminar el estigma de la diabetes tipo 2 y crear conciencia sobre la CAD (cetoacidosis diabética). ¿Qué más pretendes hacer con este proyecto?

EW: Hay tantas facetas diferentes, y creo que será maravilloso contarle a la gente sobre esto. En Nueva Zelanda, todos saben lo que es la cinta blanca para la violencia doméstica, y eso es algo que se debe saber. Y la cinta rosada para el cáncer de mama. No hay un símbolo para la diabetes en Nueva Zelanda. Nadie sabe qué es la diabetes realmente, o la diferencia entre la Tipo 1 y la tipo 2. “Saber la diferencia” es un pilar clave.

Jerry es un gran compañero para niños con diabetes Tipo 1 y una excelente herramienta educativa. Es un buen símbolo para que la gente reconozca [la diabetes Tipo 1]. Se trata de empoderar a los niños y enviarles el mensaje de que no hay nada que la diabetes pueda impedir que hagan los niños. ¡La idea es dejarlos salir, dejarlos que sean activos, porque pueden hacerlo! La actitud lo es todo.

La comunidad

BT1: ¿Cómo podemos seguirte a ti y a Jerry?

EW: Proporcionaremos actualizaciones diarias de fotos y videos en el sitio web, en Facebook y en Instagram.

Diabetes New Zealand tendrá una compañía de relaciones públicas con nosotros todo el tiempo, ¡lo cual es emocionante!

BT1: ¿Cómo podemos apoyarte?

EW: La comunidad global puede apoyar el recorrido donando en el sitio web o directamente a Diabetes New Zealand. Uno de los principales costos pendientes es comprar un nombre de dominio para el sitio web. Solo se trata de $100 NZD, pero esos fondos son necesarios para otras cosas en esta etapa.

Como aún tenemos algunas espacios vacíos en nuestro plan, daremos la bienvenida a cualquier comida, comida horneada o transporte terrestre de la comunidad local. Sería estupendo tener más ese tipo de apoyo en el camino.

Cualquiera puede apoyarnos simplemente compartiendo la historia, ya que de eso se trata: ¡Concientizar!


Para informarte más sobre Jerry the Bear, ¡consulta la aplicación Beyond Type 1!

KATIE DOYLE

Katie Doyle es una escritora y camarógrafa que narra sus viajes y sus aventuras con la diabetes desde donde sea que esté. Ella ha escrito sobre dejar caer su medidor de un telesilla, usar su bomba mientras enseña lecciones de natación, y los muchos viajes por carretera y expediciones de pesca en el medio. Visita www.kadoyle.com para informarte más.