Enfermera Escolar Comparte lo que es Importante en el Manejo de la Diabetes Tipo 1

11/28/17
ESCRITO POR: JENNIFER OLSON

 

 

Elegí un trabajo con mucho significado y que cambiaría mi vida cuando me convertí en enfermera. Comencé mi carrera en enfermería en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Era tremendamente gratificante pero muy demandante. Cuando decidí cambiarme a enfermería escolar tuve muchas dudas sobre este rol y sobre si este trabajo sería “suficiente”. ¿Habré intercambiado tiempo de calidad con mi familia por suicidio de mi carrera laboral?

El primer año como enfermera de una escuela me encontré con la diabetes tipo 1 y estuve a cargo del manejo de dos niños. ¿Sabía lo que estaba haciendo? ¡Por supuesto que no! Aprender y satisfacer las necesidades de manejo de dos niños con diabetes tipo 1 más lidiar con todo lo demás que traía mi trabajo era realmente complicado. Lloré mucho. Pero, y así es como lo tomé después: si mis hijos llegaran a necesitar atención de una enfermera en su escuela ¿cómo me gustaría que fuera este cuidado? Definitivamente respondería como mamá que me gustaría que fuera un cuidado con amor, determinación, conocimiento, persistencia, en resumen que fuera de lo mejor posible. Este trabajo es todo menos insignificante. Es vital. Es necesario. Es un derecho. Mis chicos son fantásticos y cuidarlos es más que un trabajo. Esto es lo que hace la diabetes tipo 1. Nos acerca en la lucha para aprender su manejo. Aquí hay algunas cosas de las que he aprendido.

El buen manejo de la diabetes requiere trabajo en equipo

Una de las razones por las que decidí abandonar el hospital fue porque quería crear relaciones. Es difícil despedirse de un paciente y luego no saber nunca más sobre su historia de vida. Aquí se la historia. Soy privilegiada de formar parte de esta historia. Estas familias han estado lidiando con los efectos de la diabetes tipo 1 por más tiempo del que yo he sido enfermera en mi vida. Puedes estudiar todo lo que quieras sobre diabetes pero si no conoces bien a la familia seguramente no tendrás éxito. Realmente trato de cuidar a mis dos chicos como si fuera un miembro real de su familia. Soy su vocero y su porrista número uno durante la jornada escolar. He aprendido a dominar el arte del conteo de carbohidratos, así que ahora se que un bagel tiene en realidad 60 gramos de hidratos de carbono pero que para uno de estos niños sólo debo contar 45 gramos. Observo las gráficas de su tendencia de glucosa y analizo las 12 horas previas cuando estuvieron en casa. ¿Regresarán cansados luego de una noche larga de glucosas altas y bajas? ¿Le tocará un cambio de set de infusión de su microinfusora? Normalmente pido ayuda. Al principio llamaba y enviaba mensajes de texto a los papás de estos pequeños con diabetes tipo 1. Quería hacer honor a su experiencia y al mismo tiempo construir confianza. Esta relación es el elemento principal para el éxito. Pôr favor respétalo, atesóralo y hazlo crecer.

La diabetes es un arte

Hay tantas variables- la ciencia se mezcló con “esperemos para ver qué pasa esta vez.”. Cada persona la maneja de forma distinta. Los padres y yo hemos trabajado juntos para crear algunos planes escolares pero no siempre hay una respuesta clara – ¿una pastilla de glucosa? ¿dos? ¿Media porción de jugo? ¿un jugo entero? ¿cuánta insulina hay abordo? ¿debería cubrir todos esos carbohidratos? ¿bolo normal? ¿bolo combo? Haré algo un día y puede funcionar fantásticamente pero si lo intento otro día puedo obtener un resultado totalmente distinto. ¡La diabetes es frustrante! Siempre habrá algo en el camino ya sea el deporte, las hormonas, días de enfermedad: adáptate. Conviértete en un artista.

Alcanzaré esos 10,000 pasos

Cuando ocupé este puesto a mitad del ciclo escolar, los niños visitaban mi oficina 2 a 3 veces al día como mínimo. Como iban en primer y tercer grado de primaria debían venir acompañados de un compañero de salón. Esto además agregaba entre 20 a 30 minutos de clase perdida cada día. El siguiente ciclo escolar hicimos un cambio y decidí yo ir a verlos a su salón de clases ¿implica más trabajo para mi? Claro. ¿Sudo todo el día? Sí ¿Vale la pena? Definitivamente. Quizá esto no sea posible para todas las enfermeras escolares pero era un cambio que yo estaba dispuesta a hacer y que quería hacer porque era importante que estos niños tuvieran el menor número de interrupciones posibles en su día escolar. Me he convertido en una experta para entrar discretamente a sus salones de clases.

 

La tecnología es una bendición y una maldición…pero quizá más una bendición

Muchas veces, los medidores continuos de glucosa me vuelven loca. Utilizo Dexcom share app en mi teléfono de la oficina. A veces veo los números bajando rápidamente y quiero salir volando y hacer algo. Hemos establecido un protocolo para reaccionar ante estas alarmas pero he aprendido (todavía estoy aprendiendo) a ser paciente. Si actúo demasiado rápido puedo ocasionar niveles altos y bajos durante todo el día. Esto me regresa al punto de conocer al niño y sus tendencias. He visto resistencia para utilizar estas tecnologías pero he logrado prevenir niveles muy bajos de glucosa en sangre, me he dado cuenta a tiempo de bolos omitidos para almuerzos y por supuesto he logrado intervenir antes de que un nivel alto se convierta en demasiado alto. Mis niños han logrado estar en un rango más exigente y como resultado hemos visto mejoras en sus niveles de A1c.

Celebra el éxito y aprende de las fallas

Estos niños no son definidos por sus niveles de glucosa, tampoco me definen a mi. Hay una línea hermosa de una de mis canciones favoritas que dice “Lo que aprendemos en la obscuridad y situaciones difíciles es muy valioso y hace que la luz sea más brillante y dulce. así que queridos niños, no se desanimen en la obscuridad, yo les ayudaré a encontrar su luz.”

 

JENNIFER OLSON

Jennifer Olson es enfermera registrada y actualmente trabaja en el entorno de escuelas particulares en California. Ella y su esposo han estado casados por 15 años y tienen dos hijas fantásticas y muchas mascotas. Ella tiene la intención de seguir apoyando y de seguir siendo vocera por la diabetes tipo 1.