Poniéndonos al Día con Koia

6/26/20
ESCRITO POR: Jordan Dakin

Este contenido fue creado como parte de una asociación pagada con Koia.


 

Maya French y Dustin Baker son los fundadores de Koia, una compañía de bebidas con la misión de ofrecer productos con un propósito. Los batidos Koia son ricos en nutrientes, ricos en proteínas y aptos para cualquier estilo de vida. Dustin y Maya están emocionados de compartir sus bebidas y su pasión por ayudar a otros, ¡y se pusieron al día con Beyond Type 1 para hablar sobre eso!

¿Puedes hablarnos sobre cómo nació Koia?

Maya: Dustin y yo nos conocimos en 2012. Él quería comenzar una compañía de jugos y tenía curiosidad, así que le ayudé. Embotellábamos jugos y los vendíamos a supermercados en Chicago. Finalmente, descubrí que era intolerante a la lactosa, que luego se convirtió en la inspiración para crear lo que se suponía que era una extensión de la línea como una bebida de proteína sin lácteos. Pero una vez que recibimos muchos comentarios positivos, decidimos eliminar el jugo, expandir las bebidas de proteína y hacerlas a base de plantas. Para nosotros era muy importante tener un producto bajo en azúcar, alto en proteínas y que promoviera una mejor nutrición.

Dustin: Realmente así fue. Desde el primer día le preguntamos a los compradores: “¿Qué te gusta tanto de este producto?” porque recibíamos pedidos muy frecuentes. Ellos respondían: “Este es el único producto que hemos visto con una combinación de bajo contenido de azúcar y alto contenido de proteínas”.

Maya: Una vez que hicimos la transición a las bebidas proteína, pudimos expandirnos bastante rápido. Empezamos a vender en Michigan y Chicago y la reformulamos solo para asegurarnos de que fuera un producto expansible. Fue entonces cuando adoptamos el nombre de Koia. Era la primavera de 2016 cuando recibimos nuestro trato nacional con Whole Foods. Empacamos todo y nos mudamos a LA y pasamos de 40 a 400 tiendas de la noche a la mañana. El día de hoy estamos en más de 8,500 tiendas.

¿Alguno de ustedes tiene una conexión personal con la comunidad de diabetes?

M: Mi abuelo, quien falleció hace dos años, vivía con diabetes Tipo 2. Es lo que hizo que falleciera, pero vivió una vida muy larga y falleció a los 95 años. A lo largo de su vida, tuvo algunas complicaciones.

Creo que eso me hizo más consciente de las cosas que elijo comer, especialmente con el tiempo, porque sé que es posible que una mala dieta no me afecte ahora, pero puede causar deficiencias con el tiempo. Tenemos muchas historias de personas que han implementado este producto en su vida y les ha ayudado. Para nosotros ha sido una inspiración para seguir innovando.

D: Muchas personas que viven con diabetes nos contactan para agradecernos, lo cual es muy significativo. Es muy sorprendente sentir que este no es solo otro producto, sino que en realidad es algo que puede agregar valor a la vida de nuestros clientes. Nos encanta conectarnos y aprender más sobre los retos específicos que enfrenta la comunidad de diabetes y las formas en que podemos ayudar. Y a medida que continuamos expandiéndonos y evolucionando, es algo que sin duda tomaremos en cuenta a medida que creamos productos futuros.

¿Qué distingue a Koia?

M: Solo utilizamos ingredientes de alta calidad y todos nuestros productos son 100 % de origen vegetal, es bajo en azúcar (o sin azúcar), no tiene lácteos, no tiene soya, no tiene gluten, es vegano y no tiene OGM. Creemos que es importante usar ingredientes muy simples, algo que básicamente podrías replicar en tu propia cocina si tuvieras las herramientas y la paciencia. En nuestros primeros días, utilizamos alimentos como el cacao y el puré de calabaza, y otros ingredientes que no estaban en el mercado en ese momento. No tener un trasfondo tradicional con la comida fue la parte divertida, porque pudimos innovar y crear cosas de la nada.

D: Al principio, nuestro parámetro eran seis gramos o menos de azúcar. No fue fácil de lograr. Probamos todas las combinaciones imaginables de endulzantes de bajo índice glucémico. El endulzante de fruta del monje tenía un perfil de sabor fenomenal en comparación con otros endulzantes, por lo que lo adoptamos muy pronto.

Dustin, ¿cuál era tu experiencia antes empezar a hacer bebidas?

D: En 2012, estaba haciendo la transición de una dieta universitaria a comer más como un adulto, para ser honesto. Comencé a ajustar mi dieta y a estar más consciente. En ese momento, era un representante de ventas médicas y pasaba todo el día en hospitales, todos los días. Y si no estaba en hospitales, estaba en ferias comerciales con médicos y enfermeras, vendiendo equipos. Empecé a ver la conexión entre la obesidad y la enfermedad y los medicamentos recetados. Y pensé: “Vaya, estoy ayudando a tratar los síntomas, estoy vendiendo productos que cumplen su función después de que la gente está enferma, pero ¿cómo podemos adelantarnos a esto?” Personalmente, solo quería hacer algo para tener un impacto. Si trabajas muy duro, al final del día, quieres sentir que estás haciendo la diferencia. Realmente sentí eso desde el primer día con Koia. No sabíamos si la empresa sería exitosa, simplemente seguimos lo que creíamos que era correcto.

Maya, entiendo que tienes alergias alimentarias que limitan los tipos de alimentos que comes. ¿Puedes hablarnos acerca de cómo adaptas tu dieta a lo que funciona mejor para ti, algo con lo que nuestro público está muy familiarizado?

M: No tenía ni idea. Simplemente estaba viviendo mi vida con dolor y normalizándola. Creo que lo que cambió fue cuando descubrí lo que estaba mal. Empecé a cambiar y eliminar cosas, a no comer lácteos y reducir mi consumo de azúcar, me sentí mejor en general. Cuando te sientes más enérgico y, en general, mejor, no quieres volver a sentirte mal. Esa fue la motivación que necesitaba para seguir en esa ruta.

Era solo una cuestión de saber que había algo mejor, llegar a ese punto y no querer volver a sentirme mal porque la recompensa es mucho mejor, en comparación con ceder a todas las cosas que no puedo comer como el queso y la pizza.

D: Esa es la versión pulida. ¡Diría que fueron las cinco etapas del duelo! Maya y yo trabajamos juntos a tiempo completo y vivimos juntos cuando comenzamos Koia, así que estaba muy cerca de esto y al principio fue una negación, ella no podía aceptarlo.

Y es por eso que es perfecta para esta industria. Realmente le encanta la comida y proviene de una cultura alimentaria. Tuvo que cambiar todo. Hubo un punto, probablemente después de dos meses y durante los primeros años, en los que se sintió muy victimizada y decía: “No es justo”, porque aún no había aprendido cómo adaptar su dieta, cómo hacer que funcionara.

Francamente puede ser muy frustrante cuando todos disfrutan de la comida y tú no puedes. Hubo algunas negociaciones en las que ella solo decía: “Sabes qué, aceptaré las consecuencias. Voy a comerlo de todos modos.” Creo que tomó unos tres años antes de que lo aceptara completamente y aprendiera cómo tener una dieta limpia que pudiera funcionar para ella.

M: Creo que otra cosa que agregaría a eso también es que, aunque es cierto que cada vez hay más opciones saludables disponibles que nunca, también tiene que disminuir ese estigma negativo en torno a la alimentación saludable. Debido a que muchas personas están acostumbradas a que la comida dañina tenga un sabor increíble y la comida saludable tenga un sabor horrible. Podemos acabar con ese estigma y hacer que la gente sepa que la comida saludable puede saber tan bien como la dañina. Creo que así es como realmente podemos avanzar juntos hacia un estilo de vida más saludable en este país.

 

 

Jordan Dakin

Jordan se graduó de la Universidad de California en Los Ángeles tras estudiar una licenciatura en Estudios Ingleses y Franceses. A Ella le apasionan las historias, viajar y la gente. Espera utilizar su experiencia en tecnología y como escritora para abogar por la comunidad de diabetes Tipo 1. En su tiempo libre disfruta mucho escalar, cantar karaoke y cocinar para sus amigos. Puedes encontrarla en instagram en @jordanemilydakin.