Todas las Personas con Diabetes Deberían Tener un MCG: La Opinión del Dr. Aaron Neinstein

1/17/20
ESCRITO POR: Todd Boudreaux

 

El Dr. Aaron Neinstein es endocrinólogo y profesor asociado de medicina en la Universidad de California, San Francisco (UCSF) y director de informática clínica en el Centro para la Innovación en Salud Digital de UCSF. También colaboró en el equipo fundador de Tidepool. El Dr. Neinstein fue uno de los cuatro expertos destacados durante la serie #KnowledgeDrop de Beyond Type 1, que habló sobre el futuro de la atención de la diabetes, centrándose específicamente en la tecnología, los datos y las terapias emergentes.

¿Cómo se involucró en la endocrinología?

Cuando estaba en la universidad trabajé durante un verano con Fran Kaufman, que estaba en Children’s LA. Fran fue una gran mentora. Fui al campamento Conrad Chinook, el campamento de diabetes en el sur de California, estuve entre el personal médico allí en la universidad y luego trabajé con Fran en la clínica de diabetes en Children’s LA. Y luego, el verano posterior, pudo conseguirme un trabajo en MiniMed, trabajando en el laboratorio del primer MCG.

Era estudiante de Estudios Estadounidenses, pero después de trabajar con Fran, decidí aplicar a la escuela de medicina. A medida que avanzaba en mi capacitación médica, me involucré en la tecnología ayudando a implementar Epic en UCSF, La Universidad de California en San Francisco. Epic es el gran proveedor de registros médicos electrónicos. Regresé a UCSF para llevar a cabo mi beca de investigación en endocrinología y ahí es donde el diagrama de Venn comenzó a superponerse. Porque cuando estaba en mi beca, estábamos lidiando con MCG por aquí y bombas por allá. Tuve la suerte de conocer a Steve McCann y Howard Look y nos reunimos y comenzó Tidepool.

¿Creció en la Bahía de San Francisco? ¿De dónde es?

De Los Ángeles. Llegué a UCSF para mi entrenamiento médico en 2007. La gente bromea diciendo que UCSF significa “you can stay forever” (puedes quedarte para siempre en inglés), así que eso hice.

¿Puede hablar un poco sobre el efecto de la tecnología en la atención médica y la diabetes específicamente?

Lo que ha demostrado ser muy bueno es que la diabetes es el caso de prueba perfecto para el uso de la tecnología en la atención médica. Las personas con diabetes durante décadas habían estado haciendo monitoreo en casa: los primeros kits de monitoreo en casa salieron en los años 70. Las personas con diabetes habían estado usando  telehealth. En 1991 se hizo la primera publicación de transmisión por modem de azúcar en la sangre para el cuidado de la diabetes en Francia. La administración de insulina de circuito cerrado es realmente la primera automatización real de un medicamento potencialmente mortal. En todas estas áreas, la diabetes fue de primero. Entonces es muy divertido para mí desde una perspectiva clínica. Me encanta ser parte de la comunidad de diabetes y podemos aprender los principios de cómo podría ser la administración de atención para las personas con cáncer, asma, artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn. Todas estas otras condiciones médicas en las que todos esos principios podrían aplicarse, pero simplemente no son tan evidentes o disponibles como lo son con la diabetes.

Y, por otro lado, desde una perspectiva de salud empresarial de gran tamaño, es que la mayoría de los hospitales ingresaron a registros de salud electrónicos entre 2008 y 2017 porque había un gran paquete de estímulo. El gobierno de los Estados Unidos puso alrededor de $30 mil millones en subsidios para registros electrónicos de salud. Entonces, pasamos de menos del 10 % de los hospitales con registros electrónicos de salud a más del 90 % y un uso casi general en ese lapso de menos de 10 años. Y lo que significa es que la información de salud tradicional ahora está digitalizada.

¿Y ahora qué? ¿Qué análisis podemos hacer ahora? ¿Cómo podemos cambiar la forma en que administramos cuidados? ¿Cómo podemos brindar atención virtual? Se tienes que pasar por esa transición de papel a digital y luego descubrir cómo usar lo digital para realmente hacer una diferencia significativa. En UCSF, nuestro Centro [para la Información médica digital] surgió justo después de que terminamos nuestra implementación de registros electrónicos de salud y pensamos, ¿cómo nos asociaremos con Silicon Valley y cómo nos asociaremos con compañías tecnológicas para aprovechar esta nueva capacidad digital para hacer mejor las cosas y de manera diferente. Pienso que es como cuando Amazon hizo una librería en línea…

¿Puede hablar más sobre el Centro de Información de Salud Digital (CDHI por sus siglas en inglés)?

Lo que es genial ahora es que nuestro equipo no solo crea nueva tecnología, sino que nos asociamos con muchas compañías externas para probarla. Tenemos asociaciones con GE, Cisco, Samsung y algunas compañías en etapa inicial en torno al desarrollo de nuevo software. También traemos nuevas tecnologías a UCSF para tratar de usarlas para cambiar la administración de cuidados, como el programa de visitas por medio de videollamada. Desarrollamos muchos programas nuevos que aprovechan la tecnología.

Nuestro equipo trabaja en muchas áreas diferentes, pero el objetivo principal de nuestro trabajo es: ¿Qué tenemos que hacer para llegar a un sistema de administración de cuidados más eficiente y con mayor empoderamiento del paciente? Para que no se trate de ir al consultorio del médico durante 15 minutos un par de veces al año, sino donde la relación sea un poco más continua e informada por medio de todas estas diferentes fuentes de datos. Los pacientes tienen información a su alcance, hay más automatización: estamos trabajando en proyectos en todas esas áreas diferentes.

[El CDHI] en realidad se fundó en 2013, por lo que Tidepool fue uno de nuestros primeros proyectos.

¿Hay alguna solución para llevar tecnología avanzada a las personas que no pueden pagarla o que no tienen acceso a tanta información?

Desearía tener la respuesta. Estamos muy desequilibrados porque estamos en la Bahía, por lo que nuestras tasas de adopción de estas herramientas son fenomenalmente altas. Sé que eso no es el caso en muchas partes del país.

Creo que Freestyle Libre ha estado más cerca de cerrar la brecha. Tan solo el precio en sí mismo, todavía no ha llegado a un buen punto, pero en comparación con los costos de MCG hace un par de años, se está moviendo a un rango que más personas pueden aprovechar. Creo que la otra cosa significativa que hizo Libre fue la distribución en farmacia.

El MCG era un equipo médico duradero y la burocracia de recetar, recibir autorización, aprobación y envío de equipo médico duradero es un dolor de cabeza. Es un sistema muy anticuado con poca tecnología, mal servicio al cliente, muchos rechazos. Walgreens, CVS y Safeway: son operativamente mucho más capaces que la mayoría de los proveedores de equipo médico duradero. Fue una muy buena idea pasar del equipo médico duradero a la distribución de farmacia. Creo que por sí solo provocará una explosión en el uso de estos dispositivos.

¿Cuáles son algunas otras tecnologías de próxima generación que podrían marcar la diferencia?

Control-IQ hará bolos, así que ya veremos. Los ensayos clínicos mostraron que las personas iban desde un tiempo en rango de 60 % a 70 %, así que creo que la pregunta es ¿qué va a llevar a las personas a un 80 % o 90 %?

Incrementarán las mejoras. Quizás los sistemas de hormonas duales harán la diferencia. Tal vez una insulina de acción más rápida hará la diferencia. Si un MCG implantable puede ser de 180 o 365 días, tal vez eso comience a marcar la diferencia. O el sitio de infusión único en lugar de sitio doble es un problema para mucha gente. Tengo muchos pacientes que son muy delgados o han desarrollado tejido cicatricial, por lo que el síndrome de burnout de sitio de infusión se convierte en un problema.

Creo que las cosas seguirán reafirmándose con cada uno de los que hacen pequeñas mejoras… Y también el reto es filtrar la sobrecarga de información.

¿Hay otro tema que le gustaría tocar?

Tocaré de nuevo el tema del MCG. Creo que, si a uno se le ha sido diagnosticado recientemente, se debe solicitar una MCG de inmediato. Hay muchos profesionales médicos que recomendarán que uno consiga una bomba de insulina, y aunque son buenas, son solo un método diferente para administrar insulina, mientras que no hay nada que reemplace al MCG como herramienta para saber qué está sucediendo en tu cuerpo

Así que creo que todas las personas con diabetes Tipo 1, y, francamente, la mayoría de las personas con diabetes Tipo 2, deberían ser activistas de obtener un MCG de inmediato.


Esta entrevista es parte de la Serie  #KnowledgeDrop Expert , de Beyond Type 1 que fue posible gracias al apoyo de Lexicon Pharmaceuticals. 

 

Todd Boudreaux

Todd fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 en 2000 y desde entonces ha trabajado en abogacía informal por la diabetes Tipo 1 durante los últimos 18 años. Cuando no está en la oficina puedes encontrarlo en un juego de baseball, viajando o dibujando en su Etch A Sketch.