España y los Retos Actuales

3/24/20
ESCRITO POR: Rosy Yáñez

La semana pasada comenzó el estado de alerta para España, y en consecuencia el confinamiento para la población. El jueves por la tarde se comenzó a hablar de algo más preocupante por lo rápido que aumentó el número de casos diagnosticados y las muertes.  Fue así que el viernes se nos avisó que ya no habría clases por lo que llevamos una semana y media sin colegios.  A partir de esa misma fecha también se empezaron a cancelar todo tipo de eventos, todo tipo de contacto para evitar contagio. La situación ha escalado conforme van pasando los días o incluso horas. En mi situación, la mayor parte de mi trabajo es online. Soy nutricionista doctorada especializada en diabetes y trabajo como tutora y directora de tesis de máster en una universidad online en Barcelona. Además, tengo mis programas de Educación en diabetes online que desempeño desde 2018 en www.diabetesbien.com y a través de mis redes sociales.

Sin embargo, las clínicas privadas a las que visito de forma presencial o consulto cerraron también a partir del viernes.  Desde el lunes ya estaba todo cerrado y ahora estamos en confinamiento con todos los retos y complicaciones que ello conlleva.  Claro, para quienes trabajamos de forma telemática pareciera que esto es una ventaja, pero con los niños en casa y sin colegio esto es un gran reto.  Aquellos que han tenido que dejar el trabajo se han enfrentado a más retos económicos, responsabilidad social, etc. Sobre todo a la incertidumbre de qué va a pasar,  cuánto va a durar,  toda la información que nos llega. Los primeros días recibíamos múltiples actividades y recursos para entretener a los niños, tanto que te desbordabas.  Al principio hablábamos de un confinamiento de 15 días pero ahora sabemos que va para largo porque se está complicando el panorama especialmente el riesgo de colapsar el sistema de salud y que es, evidentemente,  algo que se quiere evitar.

Algunas personas en diversas situaciones siguen yendo a trabajar. Uno de los mayores recursos de España es el turismo. A partir del viernes ya se decretaba como ley el cierre de establecimientos incluyendo restaurantes, bares y hoteles pero, según las circunstancias de cada empresa, se acata a la ley de forma total o  parcial. Yo diría que aún la mayoría de forma parcial. Existen incongruencias aún sobre si salir a trabajar o no, porque las empresas tampoco se responsabilizan totalmente de esta situación extrema. Yo me he enterado por personas cercanas, como pacientes a los que acompaño en mis programas de estas situaciones en diferentes partes de España.

Diabetes Tipo 1 en España hoy. 

Cuando comenzó la alerta vimos un poco de pánico, la semana pasada, a inicios, incluso o antes, hace dos semanas de intentar ir a la farmacia y conseguir más insulinas por si acaso.

Aquí, el sistema de salud sanitario para las personas con condiciones crónicas, como la diabetes Tipo uno, se encarga de proveer, por ejemplo insulinas por medio de una receta crónica. A medida que vas gastando las insulinas te van recetando más, pero no puedes comprar de más si no has gastado las anteriores. Por lo tanto, no podemos ir a resurtir estas recetas con más medicación de la que nos corresponde.

En principio no he sabido de ningún tipo de limitación, problema o dificultad relacionada con suministro de insulinas y de tiras, o de incluso sensores. Estos insumos se siguen suministrando en diferentes cantidades, claro que, es distinto en cada comunidad autónoma, ya que en algunos lugares quizá si haya dificultades y diferencias en el número de tiras que te pueden dar o que tienes que pedir, pero estas dificultades son independientes del confinamiento de coronavirus. La problemática que hay es que necesitamos desplazarnos para ir a la farmacia y para ir a los centros de salud por agujas, tiras o sensores y a las farmacias por las insulinas. Esta es la dificultad, desplazarse y ponerse en riesgo cada vez que necesitamos ir a un centro de salud.

Yo misma me he enfrentado ya con esto.  He tenido que ir a un centro de salud con mi hija porque ya no tenía tiras de medidor de glucosa. Mi marido no está y tuve que asumir el riesgo, más el adicional de llevar conmigo a mi hija. Me han dicho que no va a cambiar la forma de suministración así que en un mes tengo que volver a ir. Igualmente no me han dado más, esto sigue siendo igual y la dificultad real ahora mismo, es el riesgo de exponerse por el desplazamiento de acudir de forma presencial.

Cambiando los esquemas

En cuanto a las visitas o las consultas, por ejemplo con endocrinólogo que se realizan cada 3 a 6 meses, uno tiene que ir al hospital. En algunos casos sé por distintas personas en todo España, que las citas se retrasaron las semanas previas por esta crisis,  evidentemente porque los hospitales se empiezan a colapsar,  por lo tanto creo que tendremos mucho retraso en cuando a las visitas con endocrinos. Al día de hoy en algunas regiones, las citas se están llevando a cabo vía telemática, te hacen un cuestionario por teléfono, y te atienden en muchos casos de esa forma.

En mi interpretación como profesional sanitario y como persona que vive con diabetes es que para aquellas personas demasiado dependientes de sus endócrinos o de sus médicos para un ajuste de sus dosis de insulina esta crisis podría resultar mayor dificultad. Para las personas que tal vez  somos mucho más rebeldes o que nos hemos empoderado más para conocernos mejor y hemos trabajado para volvernos expertos en nuestra propia diabetes, creo que no será esto un problema, porque realmente vamos al endócrino como visita de seguimiento para que te siga prescribiendo lo necesario para el manejo: la insulina, los sensores, más que para te ajuste las dosis de insulina.

Para las personas que no se han atrevido a ser más independientes de su condición y aprender más de ella, que es lo que he visto, por mis programas toca ahora mismo este confinamiento o este paro. Quizá, si lo sienten así, sea momento de tomar cartas en el asunto y ser más autónomos en cuanto a su autocuidado en su diabetes. Atreverse a hacer más pruebas de ensayo y error, solos o acompañados.

Sobre cómo recibir ayuda en estos momentos

Ahora mismo creo que hay muchos recursos educativos en Internet y videos de todo tipo. De hecho acabamos de participar en el Campamento Diabetil, que fue una propuesta grandiosa en Instagram de muchos jóvenes con diabetes en España listos para apoyar y ayudar a otros a vivir este confinamiento. Todos los días ellos se conectan para hacer ejercicio, para hablar con la gente, porque al final el confinamiento tiene muchos retos.

Por ejemplo, eso, lo que decía yo que ahora mismo yo sigo trabajando, pero con otros retos que son, por ejemplo, que tengo a mi hija a mi cargo, que no tengo a mi marido, que yo quisiera seguir mi rutina, porque las rutinas son necesarias para tener salud integral. Ahora mismo las he tenido que reajustar, las voy reajustando cada día. Tengo que aceptar que de pronto me frustro, se me eleva el estrés, debo reajustar la insulina y no puedo hacer el ejercicio al que yo estaba acostumbrada. Tengo que vivir con estos nuevos retos al igual que todas las otras personas que están confinadas ahora mismo.

Creo que, para ayudarnos hay muchos recursos, el problema que veo es que hay que filtrar esos recursos, pero eso ya depende de cada uno. En cuanto a recursos para Coronavirus, ahora que llevamos una semana confinados, yo, por ejemplo, voy dejando de leer muchos recursos de COVID-19 porque me altera, porqué es demasiado.

Voy filtrando solo lo que me gusta, lo que me resuena, lo que será útil a largo plazo, lo que va más profundo, lo que es importante para mí y así creo que cada uno tiene que hacer este ejercicio y detenerse a pensar lo que para su salud completa o integral es bueno. La semana pasada hice varios  lives en redes donde recomendé precisamente la auto observación, pienso que si algo tienes que hacer en estos días no es ponerse grandes metas imposibles tipo “Ahora mismo quiero ya ponerme a bajar 10 kgs”, sino comenzar un proceso de observarse, hacerse preguntas, por tener tiempo de observarse un poco más, de mirar en el interior qué es lo que necesita tu cuerpo que ya sería un gran paso.

¿Cómo estás ahora realizando tu práctica de telemedicina?

Yo sigo con mi trabajo, por ejemplo, en cuanto a mi función de directora y tutora de tesis de máster. Tengo ahora más trabajo con los nuevos alumnos y con algunos que quizá hayan retomado sus estudios.

Para mí sigue el trabajo y a lo mejor se ha acentuado. Personalmente he decidido aprovechar esto como una oportunidad o este alto de aquellas personas con diabetes Tipo 1 y diabetes Tipo 2 que no habían tomado las riendas, que no habían tomado las cartas sobre el asunto para su autocuidado en su propia condición.

Ahora mismo, sería al momento, ahora que hay más tiempo, y ahora que te puedes observar más, creo que es un gran oportunidad que todos podríamos aprovechar. Desde mi punto de vista, no como profesional sanitario y como paciente con diabetes, que tengo 13 años viviendo en España, el sistema sanitario español se ha centrado más en urgencias y no en prevenir, no en educar, en cuanto a diabetes. Por lo tanto, nos toca a las personas  buscar más y quienes desean saber y aprender y actuar son quienes me han encontrado. Siempre he dicho que la educación en diabetes, no es parte del tratamiento de la diabetes, es el tratamiento de la diabetes. Por lo tanto, ahora hay gran oportunidad para empezar este proceso de autoconocimiento en tu propia diabetes y a lo mejor dejar de ser paternalista o esperar a que tenga la visita con el endocrino para tomar decisiones. Yo os invito a que visitéis mi blog . Podrás encontrar  recursos educativos, ahora mismo en mi canal de YouTube y lives que hice por ejemplo, esta semana de COVID-19 y diabetes y otras entrevistas.

Hay recursos gratis que creo que en castellano o en español que podéis ver allí de mi experiencia con la alimentación low carb y de cómo este tipo de alimentación me ayudó a normalizar mis niveles de glucosa. Este tipo de alimentación es a lo que yo apuesto porque es lo que creo y es lo que a mí me ha dado salud integral y que me ha ayudado a evitar complicaciones durante 15 años con una hemoglobina glucosilada entre 4,4% y 5,3% y es lo que yo enseño.

Mi misión en la vida es ser esa herramienta para aquellos que quieran aprender cómo hacerlo de esta forma. Yo os invito a que busquéis estos recursos y luego si queréis aprender más ya me contactáis.

 

 

Rosy Yáñez

Rosy Yáñez es Nutricionista con doctorado, experta en Diabetes y alimentación baja en hidratos de carbono. Tiene 24 años viviendo con diabetes Tipo 1 y 14 años con niveles de glucosa en sangre casi normales siguiendo una alimentación baja en hidratos de carbono. Ella acompaña a personas que quieran iniciarse en este tipo de alimentación y/o que quieran normalizar sus niveles de glucosa en sangre.