ESTA ES LA VERDAD SOBRE LOS PERROS ENTRENADOS PARA LA DETECCIÓN DE LA DIABETES

4/27/18
ESCRITO POR: GREG BROWN

Durante años hemos escuchado historias de perros que se apresuran para ayudar a sus dueños enfermos, perros que con el olfato detectan padecimientos médicos antes de que sean diagnosticados y que se movilizan con una consciencia general inexplicable de nuestros cuerpos. Esta misteriosa capacidad para detectar enfermedades parece ser poco probable, pero la evidencia anecdótica una y otra vez ha señalado el hecho de que los perros saben algo más que nosotros. Resulta que así es.

Un nuevo estudio llevado a cabo por el Instituto Wellcome Trust-MRC de Ciencia Metabólica en la Universidad de Cambridge ha descubierto que el olor desconocido que los perros tienen más probabilidades de detectar en realidad es el isopreno, un químico natural común presente en el aliento de los humanos que aumenta cuando los niveles de azúcar en sangre alcanzan un nivel peligrosamente bajo. Nuestros sentidos olfativos están demasiado atenuados como para detectar un cambio de ese tipo, pero un perro puede fácilmente detectar cualquier cambio en el isopreno.

Entonces, si tienes diabetes Tipo 1, resulta que la nariz de un perro te puede salvar la vida al detectar y manifestar que puede haber un inminente ataque hipoglucémico, lo que te permite ingerir el azúcar que necesitas antes de sufrir un ataque o perder la consciencia.

El estudio, el cual fue publicado en la edición de este mes de Diabetes Care, examinó a ocho mujeres comprendidas entre los 41 y 51 años de edad, quienes padecían de diabetes Tipo 1. Bajo condiciones controladas, los investigadores bajaron los niveles de azúcar en sangre de las mujeres y buscaron cambios en los indicadores químicos específicos. Ellos encontraron que a medida que bajaba el nivel de azúcar en sangre, el isopreno que exhalaban en su aliento aumentó, casi duplicándose en algunos casos.

Anteriormente este año, The Washington Post y National Geographic informaron sobre el caso de Jedi, un Labrador retriever negro que está capacitado en el servicio de alerta para personas con diabetes (DAD, por sus siglas en inglés), quien alertó a la madre de Luke Nutall, un niño de 7 años que padece de diabetes Tipo 1, sobre los niveles de glucosa peligrosamente bajos del niño una noche mientras este dormía. El MCG (medidor continuo de glucosa) de Luke para la noche mostraba un nivel en el rango saludable, pero después de que Jedi la despertara y le advirtiera en repetidas ocasiones, la madre de Luke, Dorrie, le pinchó el dedo a su hijo y encontró que los niveles en realidad eran la mitad de lo que el monitor indicaba.

Son comunes las historias sobre perros de alerta para personas con diabetes que intervienen para ayudar a sus dueños. El problema es que los perros de alerta para personas con diabetes son difíciles de entrenar y a menudo son prohibitivamente caros. Tradicionalmente, los perros de alerta para personas con diabetes requieren de una cuota inicial de adopción de hasta $20,000. (Heads Up Hounds). La asociación sin ánimo de lucro Dogs Assisting Diabetics calcula que además de la cuota de adopción, los pacientes deben pagar $1,000 adicionales al año por comida, atención médica y otros gastos.

El hecho de que un perro de alerta para personas con diabetes pueda detectar una baja en los niveles de glucosa en sangre y alertar su dueño al realizar una tarea aprendida (en el caso de Jedi, la señal que le habían enseñado era inclinarse repetidamente) es una herramienta que empodera a muchos. Pero, ¿qué pasa si los perros realmente no son una opción para ti o si sencillamente no te agradan? La esperanza aquí es que en un futuro cercano pueda desarrollarse un sensor basado en el aliento que alerte sobre los niveles elevados de isopreno y advierta de una posible hipoglucemia. Los investigadores ya están trabajando en eso. Si bien es poco probable que un sensor del aliento reemplace por completo a la actual prueba de punción del dedo que los pacientes con diabetes Tipo 1 utilizan, sería una incorporación valiosa y no invasiva al kit de tratamiento de una persona.


Obtén más información sobre La diabetes y los perros de alerta y lee el consejo de Maggie Jones: Considera esto antes de  obtener un perro de alerta diabética.

 

GREG BROWN

Greg Brown es un escritor independiente sobre temas de la salud, las finanzas y el ambiente, quien vive en las montañas del oeste de Maine. Ha escrito para Consumer Reports Magazine, Consumer Reports Online, The New York Times y The Chicago Tribune, entre otras publicaciones. Tiene un MFA en escritura de ficción del Taller de escritores de la Universidad de Iowa y un MS en periodismo de la Universidad de Columbia. Puedes contactarlo en gregory.r.brown@gmail.com.