¿Por qué debes programar anualmente tu examen de la vista?


 

Como persona que vive con diabetes, un examen anual de la vista es la mejor manera de determinar si tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre están afectando la salud de tus ojos. Incluso si tu visión es completamente normal y no sientes ningún malestar en tus ojos, podrías estar experimentando las primeras etapas de una afectación ocular relacionada con la diabetes.

Cuanto antes detectes las complicaciones oculares relacionadas con la diabetes, antes podrás tratarlas y evitar que progresen.

Tu examen anual de la vista es la mejor manera de proteger tus ojos de la diabetes y prevenir la pérdida de visión o ceguera en el futuro.

Detectar las complicaciones oculares tan pronto como sea posible

Tu examen ocular anual buscará signos de estas cinco afectaciones, todas las cuales se pueden prevenir en gran medida mediante el manejo de niveles saludables de glucosa (azúcar) en la sangre y mantener una Hemoglobina Glucosilada HbA1c en 7.0 por ciento o por debajo. 

  • Retinopatía: hinchazón y sangrado en los vasos sanguíneos de la retina del ojo que pueden causar ceguera.
  • Edema y degeneración macular: hinchazón y acumulación de líquido en la mácula del ojo, a menudo coincide con la retinopatía y puede causar ceguera.
  • Cataratas: nubosidad en el cristalino del ojo que puede causar ceguera.
  • Glaucoma: líquido y aumento de la presión en los ojos que pueden causar ceguera.
  • Ojo seco: escozor y ardor en los ojos a menudo como resultado de tratamientos para otras afecciones oculares.

Necesitas comunicarte con tu optometrista de inmediato si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para leer o concentrarse en las cosas de cerca.
  • Borrosidad repentina o visión doble.
  • Presión o dolor en los ojos
  • Presencia de luces o anillos oscuros.
  • Presencia de flotadores
  • Manchas oscuras o nubladas en tu visión
  • Destellos de luz

Tu examen anual de la vista para la diabetes incluye las siguientes cuatro pruebas

Hay 4 partes de su examen de la vista de rutina para la diabetes. Estas pruebas no son dolorosas y no tocan realmente tu ojo.

  • Prueba de agudeza visual: utilizando una tabla optométrica simple, esto ayudará a determinar tu visión general y si necesitas anteojos / lentes de contacto o una actualización en tu prescripción actual.
  • Tonometría: esta prueba mide la presión en tu ojo. La presión alta significaría que corres el riesgo de desarrollar varios tipos de complicaciones oculares.
  • Tomografía de coherencia óptica: con luz, esta prueba toma imágenes de los tejidos de los ojos para detectar cualquier signo de daño.
  • Examen de ojos dilatados: después de aplicar un medicamento temporal con gotas para los ojos, tu oftalmólogo podrá observar la parte posterior del ojo para detectar cualquier inflamación, vasos sanguíneos sangrantes, daño a los nervios, cambios en tus lentes y más. Esta es la prueba más importante para las personas con diabetes. Cuanto antes detectes signos de daño por diabetes en tus ojos, antes podrás evitar que empeoren.

¿Con qué frecuencia necesito un examen de ojos?

Para la mayoría de las personas con diabetes, existe una relación muy clara entre el manejo de la glucosa (azúcar) en sangre, los resultados de Hemoglobina Glucosilada HbA1c y la salud ocular. Cuanto más se encuentren tus niveles de glucosa (azúcar) en la sangre en un rango seguro, es menos probable que desarrolles afectaciones oculares relacionadas con la diabetes.

Diabetes tipo 1: debes tener un examen de dilatación de los ojos dentro de los cinco años posteriores al diagnóstico y cada año después de eso.

Tu primer examen necesita incluir un examen de ojos dilatados. Dependiendo de los resultados, tu médico puede aprobar esperar unos años antes de que necesites otro.

Diabetes tipo 2: debes tener un examen con dilatación poco después del diagnóstico de diabetes. Para muchas personas con diabetes tipo 2, es posible que hayan vivido con la enfermedad durante varios años antes de su diagnóstico, lo que significa que sus ojos estaban en riesgo de sufrir daños sin que lo supieran.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas con diabetes tipo 2 tienen algunos problemas oculares cuando se les diagnostica diabetes. Cuanto antes detectes signos de daño en tus ojos, antes podrás tratarlos y trabajar con tu equipo de atención médica para evitar que empeore.

Tu primer examen debe incluir un examen de ojos dilatados. Dependiendo de los resultados, tu médico puede aprobar esperar unos años antes de que necesites otro.

Embarazo con diabetes: si planeas quedar embarazada, realizate un examen ocular completo. Una vez que sepas que estás embarazada, querrás que te examinen los ojos dentro del primer trimestre de tu embarazo y nuevamente en el último trimestre de tu embarazo para asegurarte de que el aumento del estrés provocado por el embarazo no haya causado o empeorado la salud de tus ojos.

El embarazo puede aumentar la presión sobre los vasos sanguíneos a través de tus ojos, aumentando tu riesgo de enfermedades oculares relacionadas con la diabetes, especialmente si tenías signos de daño ocular antes de quedar embarazada.

Es importante hablar con tu oftalmólogo sobre la salud de tus ojos antes del embarazo. Si tu embarazo no es planeado, programa una cita con tu oftalmólogo de inmediato.


 

Este contenido sobre salud ocular fue posible gracias a la colaboración ADA x BT1

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 05/27/21, UPDATED 05/27/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.