Hablando con otras personas sobre tu diabetes Tipo 1

 

Nota del editor: Este contenido fue producido originalmente por JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés), compartido aquí como parte de la Alianza JDRF – Beyond Type 1. Puedes encontrar más contenido valioso sobre salud emocional con diabetes Tipo 1 en el sitio web de JDRF.


¿Recuerdas cómo eran las cosas cuando te diagnosticaron diabetes Tipo 1 (DT1)? Es probable que hayas tenido muchas preguntas sobre cómo afectaría tu vida. Es posible que hayas oído hablar de ella antes y probablemente no tenías información precisa sobre la diabetes Tipo 1. Probablemente te sentiste abrumado por la idea de explicarles la enfermedad a amigos, familiares, maestros o compañeros de trabajo y a las personas nuevas que conocieras.

Las personas importantes en nuestras vidas, ya sean amigos, familiares, colegas o parejas románticas, con frecuencia no entienden lo que es tener diabetes Tipo 1, muy parecido a como eras tú antes de que te diagnosticaran. Pero educándolos sobre tu diabetes Tipo 1, incluyendo qué es, cómo la manejas (por ejemplo, midiendo tu nivel de azúcar en la sangre, administrándote insulina, contando carbohidratos, etc.) e informándoles sobre las señales de niveles bajos de azúcar en la sangre y qué hacer en caso de emergencia, puede darte el apoyo que necesitas de ellos.

También debes asegurarles que, aunque es posible que debas descubrir cómo manejar tu diabetes en diferentes situaciones, la diabetes no te impedirá hacer lo que quieras hacer (o comer) o lo que normalmente has hecho antes: ¡sigues siendo tú! Te sentirás más cómodo siendo tú mismo y llevando a cabo tus tareas de manejo de la diabetes mientras estés cerca de ellos una vez que lo sepan.

Permitir que las personas sepan cómo ayudar en emergencias

Una razón clave para compartir tu diabetes Tipo 1 con otras personas es que pueden tomar medidas para ayudarte en caso de que surja una situación de emergencia. Asegúrate de enseñarles a las personas en tu vida a reconocer los síntomas y tratar un nivel bajo de azúcar en la sangre grave en caso de que no puedas tratarlo tú mismo y necesites glucagón.

Si no reaccionas, estás inconsciente o tienes una convulsión, deberán darte glucagón o llamar al 911 si no hay glucagón disponible. Entonces, enseñarles cómo usar el glucagón y cuándo deben administrarlo es muy importante.

También es muy importante usar siempre un brazalete o un collar de identificación médica que indique tu nombre, que tienes diabetes Tipo 1 y a quién contactar en caso de una emergencia. De esta manera, si hay una emergencia y nadie a tu alrededor sabe que tienes diabetes, los socorristas o los transeúntes podrán ayudarte.

Hablar con los colegas

Los empleadores están legalmente obligados a proporcionar “adaptaciones razonables” como un lugar para guardar bocadillos e insulina o descansos para medir tu nivel de azúcar en la sangre. Tu empleador también está obligado por ley a mantener la confidencialidad de cualquier problema médico. Además de hablar con un miembro del equipo de recursos humanos de tu empresa sobre las adaptaciones (si es necesario),al final, es tu decisión si quieres compartir información sobre tu diabetes Tipo 1 con tus compañeros de trabajo. Para más información sobre tus derechos en el lugar de trabajo, puedes visitar este sitio web del gobierno: https://www.eeoc.gov/laws/types/diabetes.cfm y leer más sobre la diabetes Tipo 1 en el lugar de trabajo: tus protecciones

Revelar tu condición médica puede dar lugar a preguntas que podrían parecer desinformadas o incluso inapropiadas. Es probable que tus colegas tengan las mejores intenciones. Pero, si sus comentarios se vuelven molestos, encuentra un momento para hablar con calma y abiertamente sobre lo que sientes y luego bríndales la información correcta y las formas en que pueden ayudarte si quieren (por ejemplo, qué hacer en una emergencia). Si eres honesto sobre la diabetes Tipo 1 y tu experiencia con ella, tus colegas pueden ofrecer apoyo y ayuda práctica mientras lidias con el lugar de trabajo con diabetes Tipo 1.

Hablar con parejas románticas

Cuando tienes diabetes Tipo 1 y estás involucrado en una relación romántica con alguien, es probable que la diabetes surja tarde o temprano. Cuando empiezas a conocer a una nueva pareja en tu vida, es tu elección cómo abordar la divulgación de tu diabetes Tipo 1. ¿Lo mencionas en la primera cita o esperas hasta que se conozca un poco mejor? El momento que elijas para compartirlo depende de ti, debes sentirte cómodo. Recuerda que no es necesario ocultar tu diabetes Tipo 1, eres mucho más que la enfermedad.

En las relaciones más serias y los matrimonios, es muy importante que te comuniques sobre la diabetes, cómo la manejas, qué hacer en caso de emergencia y qué puede hacer tu pareja para apoyarte (y lo que no es un apoyo útil). A su vez, es fundamental que las parejas de las personas con diabetes Tipo 1 las apoyen y sean comprensivas. Pero es importante que comprenda cuando le digas lo que podría hacer para ayudar (en lugar de tratar de ayudarte involuntariamente y termine perjudicándote).

El apoyo viene de muchas formas: escuchar cuando estás molesto por un problema de salud o frustrado porque tienes niveles altos de azúcar en la sangre inexplicables, ayudarte a comer si tienes un nivel bajo y no te sientes bien cuando estás enfermo, o ayudarte en una situación de emergencia cuando tu nivel de azúcar en la sangre está demasiado bajo. Para tu pareja, podría haber suministros adicionales que se conviertan en parte de su rutina diaria y nuevas adaptaciones para comer o tener relaciones sexuales. Dado que la diabetes Tipo 1 afecta a muchas facetas de tu vida, es importante ser abierto y honesto, porque también forma parte de la vida de tu pareja.