¿Qué Tal si una Bomba Pudiera Administrar Insulina y Glucagon?


 

Nota del editor: este contenido fue posible con el apoyo de Zealand Pharma.


 

La tecnología para la diabetes, como las bombas de insulina y los medidores continuos de glucosa (MCG), ha creado rutinas de atención menos complicadas para las personas que viven con diabetes y que tienen la oportunidad de tenerla. Para algunos, esta tecnología también los ha llevado a tener una A1c más baja, más tiempo en rango y menos episodios de hipoglucemia. Mientras trabajamos para lograr un mejor acceso a la tecnología y los medicamentos para la diabetes para todos los que lo necesitan, también esperamos con ansias el siguiente paso en la tecnología para la diabetes: los sistemas de páncreas artificiales de doble hormona que mantienen los niveles de azúcar en la sangre en un rango saludable administrando tanto insulina como glucagón.

Los sistemas de páncreas artificial (AP, por sus siglas en inglés) existentes, también conocidos como sistemas híbridos de circuito cerrado, integran bombas solo de insulina y MCG por medio de un algoritmo programado que permite que la bomba de insulina “tome decisiones” en la dosificación de insulina según la cifra de azúcar en la sangre que proporciona el MCG. En los sistemas actuales, la bomba de insulina puede dosificar insulina en respuesta a los niveles altos de azúcar en la sangre, pero no tiene ninguna forma de abordar directamente un nivel bajo de glucosa en sangre previsto que no sea reducir o detener la administración de insulina, o sugerir que se tomen acciones externas (como ingerir carbohidratos). Incluso con esta limitación, se ha demostrado que los sistemas de AP actuales mejoran significativamente el tiempo en rango diario, una medida clave para la seguridad y la calidad de vida de las personas que viven con diabetes. Pero ¿y si pudiéramos imitar más de cerca un páncreas en pleno funcionamiento?

Presentamos, el páncreas artificial de doble hormona

También es conocido como páncreas artificial bihormonal (BHAP, por sus siglas en inglés) y varias empresas han estado trabajando en estos sistemas durante la última década, pero los últimos años se muestran prometedores hacia un BHAP optimizado, efectivo y fácil de usar.

A finales de 2019, la Asociación de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) otorgó la designación de dispositivo innovador al sistema de bomba iLet™, fabricado por Beta Bionics. Las designaciones de dispositivo innovador crean un proceso de revisión regulatoria acelerado para un producto o una terapia que “tiene potencial para abordar las necesidades médicas que no se han cumplido”. Esencialmente, muestra que hay prioridad para una solución que se cree que es capaz de crear un gran impacto en la vida de las personas, más allá de lo que está disponible actualmente.

Las intenciones de Beta Bionics para sus sistemas iLet son ambiciosas: su objetivo es proporcionar su sistema de solo insulina, solo glucagón o bihormonal con insulina y glucagon. Además, su algoritmo es único, ya que el usuario solo debe ingresar su peso corporal, “sin necesidad de contar carbohidratos, programar tasas de administración de insulina ni administrar insulina en bolo para las comidas ni correcciones.

El sistema iLet recibió una designación revolucionaria con el uso de análogos de insulina que actualmente están aprobados para su uso en una bomba de insulina, junto con dasiglucagón de Zealand Pharma, que recientemente fue aprobado por la FDA para su uso en un autoinyector y jeringa precargada. El dasiglucagón, un análogo del glucagón (es decir, una versión sintética de laboratorio de la hormona natural), es estable como líquido, en comparación con los formatos antiguos de glucagón en los que se tenía que mezclar un polvo y un líquido inmediatamente antes de su uso.

El sistema de AP de solo insulina de Beta Bionics se encuentra actualmente en ensayos clínicos de fase 3, y su sistema BHAP tiene programado un retraso uno o dos años, habiendo completado un ensayo de fase 2 de uso en casa en 2019. Se esperan ensayos de fase 3 del sistema BHAP en 2021.

También se están desarrollando otros sistemas BHAP de insulina y glucagón, y hay más compañías que están estudiando una bomba de formato de doble hormona que use insulina y pramlintida (de marca comercial Symlin), con el objetivo de imitar mejores tasas de absorción natural de los alimentos, lo que lleva a un mejor tiempo en el rango.

En pocas palabras 

A medida que nos acercamos a la tecnología de la diabetes que imita más de cerca un páncreas en pleno funcionamiento, sigue siendo clave el acceso económico tanto a las tecnologías de la diabetes que mejoran la vida como a la insulina que es necesaria para mantenerse con vida. La tecnología sólida para la diabetes tiene el poder de mejorar en gran medida la calidad de vida, especialmente cuando se combina con una atención médica económica y equitativa.

ESCRITO POR Lala Jackson, PUBLICADO 04/06/21, UPDATED 04/06/21

Lala es una estratega de comunicaciones que vive con diabetes Tipo 1 desde 1997. Ha trabajado en tecnología médica, incubación de negocios, tecnología de biblioteca y bienestar, antes de aterrizar en el espacio sin fines de lucro de la diabetes Tipo 1 en 2016. Es un poco nómada, creció rebotando principalmente entre Hawái y el estado de Washington, y se graduó de la Universidad de Miami. Por lo general, puedes encontrarla leyendo, preferiblemente en la playa.