Por qué DEBES Tener Glucagon en Caso de Días de Enfermedad

4/1/20
ESCRITO POR: Jordan Dakin

 

Nota del editor: Obtenga actualizaciones continuas sobre la pandemia de coronavirus (COVID-19) aquí.

Nota del editor: Este contenido ha sido verificado por Marina Basina, MD, profesora clínica asociada en la Universidad de Stanford. Es endocrinóloga clínica e investigadora con un enfoque en el manejo de la diabetes y la tecnología de la diabetes. La Dra. Basina es miembro activo de múltiples consejos consultivos médicos y organizaciones comunitarias de diabetes, y está en el Consejo Asesor Científico de Beyond Type 1.


 

Conocimiento común

Enfermarse cuando tiene diabetes Tipo 1 puede complicar fácilmente las cosas. Cuando tienes influenza o una infección bacteriana grave, tus niveles de glucosa en sangre pueden volverse más difíciles de controlar rápidamente, ya que generalmente tienden a aumentar debido a la respuesta hormonal automática del cuerpo a la enfermedad. Es por esta causa que quizá necesites más insulina de lo habitual y que necesites medir niveles de cetonas con más frecuencia para así prevenir  cetoacidosis diabética (CAD). Tener un plan para el manejo de días de enfermedad cuando se vive con diabetes Tipo 1 es crucial.

Es importante tener en cuenta la posibilidad de que los niveles de glucosa en sangre se eleven cuando se está enfermo.  ¡Pero también es importante darse cuenta de que también podrían presentarse niveles bajos. Especialmente si estás usando más insulina de lo habitual para combatir los niveles elevados tendrás que recordar que existe la posibilidad de que tu glucosa baje como resultado. También corres el riesgo de presentar niveles bajos severos si no logras alimentarte o no tienes apetito,  lo cual es una realidad común cuando se tiene influenza, un resfriado o gripe.

Ingrese glucagon

Cualquiera sea la razón de un nivel bajo, definitivamente es imprescindible tener a mano glucagon para combatir episodios de hipoglucemia severa   en un día de enfermedad. La hipoglucemia severa es una complicación peligrosa de la diabetes Tipo 1 que puede provocar convulsiones, pérdida de conciencia o incluso muerte, y hay tranquilidad al tener una red de seguridad para prevenir cualquiera de esos escenarios. El glucagón es el tratamiento de primera línea para la hipoglucemia severa porque es la principal hormona contrarreguladora de insulina. Los padres y cuidadores de las personas con Tipo 1 pueden beneficiarse especialmente al tener una protección inmediata contra las realidades de los peligros de una hipoglucemia severa. 

El estándar de cuidado ha sido mantener a mano un kit de emergencia de glucagon. Históricamente, estos kits de emergencia venían equipados con una forma inyectable de glucagon, que requiere mezclar el polvo y el líquido con una jeringa por quien administra la inyección. Si bien esto definitivamente puede ser una forma útil, tener que mezclar la inyección antes ha hecho que el procedimiento sea complicado e intimidante para algunos.

Opciones de siguiente nivel

Afortunadamente para quienes vivimos con diabetes Tipo 1, el glucagon fue aprobado en dos presentaciones nuevas el año pasado: glucagon nasal y estado de premezcla estable.   

Baqsimi es la primera y única forma nasal, no inyectable de glucagon, que ofrece una ligera variación de lo que la mayoría de las personas con diabetes están acostumbradas. Se administra como un aerosol nasal, pero no requiere inhalación, por lo que incluso si un paciente está inconsciente (una causa frecuente de hipoglucemia grave), cualquiera puede administrar Baqsimi y funcionará.

Gvoke es la primera forma líquida estable de glucagon, lo que significa que, aunque es una inyección, viene lista para usar y no requiere mezcla por parte de quien administra la inyección. Gvoke también viene en dos formas: una jeringa precargada (llamada Gvoke PFS) que está disponible para los pacientes ahora y una pluma autoinyectora (el Gvoke HypoPen) que aún no está disponible oficialmente.

Ni Gvoke ni Baqsimi requieren refrigeración, y ambos tienen una vida útil impresionante de hasta dos años si se mantienen a temperatura ambiente. Otro beneficio adicional de estas iteraciones de próxima generación de glucagon es que estas herramientas pueden evitar un viaje en ambulancia al hospital, ahorrando tiempo y recursos. (Nota del editor: Esto es especialmente importante durante la actual pandemia de COVID-19, ya que no se recomienda visitar hospitales a menos que sea absolutamente necesario).

Como obtener glucagon

Actualmente, Lilly ofrece un cupón de Baqsimi que los pacientes pueden usar para obtener hasta dos dispositivos por tan solo $ 25.

Hasta finales de abril de 2020, Xeris está ofreciendo una tarjeta de copago de Gvoke con la que algunos pacientes pueden pagar tan poco como $ 0 con un seguro elegible para obtener su PFS de Gvoke. Los pacientes también pueden optar por solicitar su receta a través del sitio web y recibir PvoPack de Gvoke PFS sin costo adicional.

Mantener el glucagon a mano es la mejor defensa contra mínimos inesperados cuando no te sientes bien. Estar enfermo puede generar algunas incertidumbres y causar cierta preocupación, pero puede descansar más tranquilo sabiendo que está preparado y equipado con las herramientas necesarias para enfrentar lo que se le presente.

Para obtener instrucciones paso a paso sobre cómo usar cada tipo de glucagon de emergencia, haga clic aquí.


Lee aquí otra nota sobre DT1 y manejo de días de enfermedad  – Lo que Debes Conocer del Resfriado y la Gripe 

 

 

Jordan Dakin

Jordan se graduó recientemente de la Universidad de California en Los Ángeles tras estudiar una licenciatura en Estudios Ingleses y Franceses. A Ella le apasionan las historias, viajar y la gente. Espera utilizar su experiencia en tecnología y como escritora para abogar por la comunidad de diabetes Tipo 1. En su tiempo libre disfruta mucho escalar, cantar karaoke y cocinar para sus amigos. Puedes encontrarla en instagram en @jordanemilydakin.