No Todos los Azúcares son Iguales: Usando Glucosa Para Tratar la Hipoglucemia


 

Nota del editor: Los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre, también conocidos como hipoglucemia, pueden ser una de las partes más retadoras, estresantes y, con frecuencia, aterradoras de vivir con diabetes. Si te administras insulina u otros medicamentos que pueden causar niveles bajos, es muy importante aprender a prevenirlos y tratarlos.

  • Tratamiento del nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre: Si tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre está por debajo de 70 mg/dL y puedes tomar algo o masticar, trátalo con 15 gramos de carbohidratos de acción rápida. Espera 15 minutos, mide tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre y vuelve a tratarlo si tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre sigue bajo.
  • Nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre severo: Si tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre está por debajo de 55 mg/dL y no puedes tomar nada ni masticar carbohidratos de acción rápida, es posible que alguien deba llamar al 911 y administrarte glucagón de emergencia.

Si pudieras aliviar los síntomas de un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre más pronto y más rápido, ¿lo harías?

Por lo general, se nos dice que comamos 15 gramos de carbohidratos de acción rápida cuando tratamos un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre, pero hay un tipo de azúcar que realmente es el más rápido.

Si bien el objetivo es estar preparado para emergencias de niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre con carbohidratos de acción rápida, todos nos hemos encontrado con un nivel bajo en momentos en los que tenemos que usar alimentos que no son ideales.

Aquí, hablaremos de por qué tratar los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre con glucosa (dextrosa) es la forma más rápida de aumentar tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre.

GLUCOSA, FRUCTOSA Y SACAROSA

Hay varias razones muy buenas por las que se recomiendan las pastillas de glucosa antes que un tazón de helado o incluso un puñado de uvas cuando se trata un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre. Si bien la grasa y la proteína en ese helado retrasan la digestión del azúcar, el tipo de azúcar en cualquier fuente de carbohidratos también es importante.

Estos son los tres tipos principales de azúcar que se encuentran en los alimentos:

  • Glucosa o dextrosa: eleva los niveles de glucosa (azúcar) en sangre inmediatamente porque ya está en la forma de azúcar que tu cerebro y tus células reconocen y requieren como combustible.
  • Fructosa: en realidad no se desintegra para convertirse en glucosa ni eleva tu glucosa (azúcar) en sangre, porque la fructosa debe ser metabolizada por el hígado.
  • Sacarosa: conocida como un “azúcar doble” porque está hecha de partes iguales de glucosa y fructosa, lo que significa que solo la mitad de su contenido puede elevar la glucosa (azúcar) en sangre.

Echemos un vistazo más de cerca a estos tres tipos de azúcar y su impacto en tu próximo nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre.

GLUCOSA O DEXTROSA

La glucosa, también conocida como dextrosa, eleva inmediatamente los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. A diferencia de la sacarosa o la fructosa, la glucosa ya se encuentra en una forma que tu cuerpo puede usar, lo que la convierte en la fuente de carbohidratos de absorción más rápida que puedes elegir.

Cuanto más rápido puedas aumentar tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre, más pronto podrás calmar los síntomas incómodos (y con frecuencia atemorizantes) del nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre.

Cuando eliges estas fuentes de carbohidratos para tratar un nivel bajo, es probable que tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre aumente significativamente más rápido que si eliges una fruta, una caja de jugo, una barra de chocolate o incluso una cucharada de miel.

Dicho esto, hay algunos alimentos de origen vegetal que contienen más glucosa que otros, incluyendo las uvas, las cerezas, la miel y el jarabe de maíz (que no debe confundirse con el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa).

Si alguna vez te has preguntado por qué un tazón lleno de frambuesas tiene un impacto muy bajo en el nivel de glucosa (azúcar) en sangre que la misma cantidad de carbohidratos de un tazón de uvas, se trata de la cantidad de glucosa, fructosa y sacarosa.

Por ejemplo, aquí está el desglose de diferentes tipos de frutas.

Fruta (100 gramos) Gramos de glucosa Gramos de fructosa Gramos de sacarosa
manzana 2.3 7.6 3.3
banana 4.2 2.7 6.5
moras 3.1 4.1 .04
arándanos azules 3.5 3.6 0.2
cerezas 8.1 6.2 0.2

*Encuentra los diferentes contenidos de azúcar de más frutas en esta tabla.

FRUCTOSA

La fructosa se encuentra naturalmente en la mayoría de los alimentos de origen vegetal, los consideramos fuentes de carbohidratos naturalmente saludables. Desafortunadamente, en realidad no son ideales para tratar los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre.

  • Las fuentes de fructosa incluyen: fruta, miel, agave, jugo, pasta, pan, verduras y muchos más alimentos procesados.

El problema es que la fructosa por sí sola no se desintegra para convertirse en glucosa para elevar el nivel de glucosa (azúcar) en sangre. En cambio, la fructosa es metabolizada primero por el hígado y puede elevar los niveles de triglicéridos y promover el hígado graso cuando se consume en grandes cantidades. Las dietas altas en fructosa también están asociadas con niveles más altos de grasa abdominal (esta es la razón específica por la cual el “jarabe de maíz con alto contenido de fructosa” es un ingrediente preocupante en muchos alimentos procesados).

Por supuesto, todos sabemos que una manzana aumenta el nivel de glucosa (azúcar) en sangre; esto se debe a que la mayoría de los alimentos que contienen fructosa también contienen cantidades variables de glucosa y sacarosa.

Si usas una manzana o incluso una caja de jugo para tratar un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre, solo un porcentaje de los carbohidratos en esa manzana aumentará tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre. Tu cuerpo también tiene que procesar la manzana fibrosa para que la sacarosa y la glucosa que contiene lleguen al torrente sanguíneo. Esto toma más tiempo que usar una pastilla de glucosa donde el proceso de digestión es casi instantáneo.

Elegir carbohidratos que contengan una gran cantidad de fructosa para los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre también significa que estás consumiendo calorías que no te están ayudando. Tratar los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre frecuentes con más calorías de las que necesitas puede hacer que sea más difícil manejar tus objetivos de peso personales y puede llevar a un aumento de peso gradual.

SACAROSA

La sacarosa es un “disacárido” o “azúcar doble” porque contiene partes iguales de glucosa y fructosa.

  • Algunas fuentes de sacarosa incluyen: azúcar blanca o morena, azúcar turbinado, jarabe de arce, gominolas, gomitas y más dulces o refrigerios procesados.

Esto significa que la mitad de los carbohidratos de un paquete de azúcar blanca aumentan el nivel de glucosa (azúcar) en sangre rápidamente y la otra mitad son metabolizados por tu hígado.

Si bien los carbohidratos de acción rápida que contienen sacarosa son obviamente la mejor opción si es la única que tienes, estar preparado con carbohidratos que contengan glucosa significa elevar tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre más pronto y más rápido.

EN CONCLUSIÓN

Los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre son una parte real de vivir con diabetes, especialmente si te administras insulina. Estar preparado para los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre se reduce a tener carbohidratos de acción rápida en todos los lugares correctos. Los carbohidratos más rápidos (pastillas o gel de glucosa) son fáciles de almacenar en tu automóvil, tu bolso, tu mesita de noche, tu bolsa del gimnasio, tu escritorio y tu abrigo de invierno porque no se congelan, se derriten ni se pudren.

Si estás cansado de esperar que los carbohidratos en una barra de granola o una bolsa de gomitas eleven tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre, podría ser el momento de observar más cuidadosamente los tipos de azúcar en los alimentos que estás eligiendo para tratar los niveles bajos.


El contenido educativo relacionado con el manejo de la diabetes es posible gracias al apoyo de ​Dex4. ​El control editorial recae únicamente en Beyond Type 1.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 05/27/22, UPDATED 05/27/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.