Guía de diabetes Tipo 1 para maestros

Nota del Editor: Este contenido es parte del libro de guías de Beyond Type 1 que incluye guías para quienes tienen a la diabetes Tipo 1 en sus vidas. Revisa nuestras otras guías creadas para las disintas personas en tu vida aquí!


Ser maestro viene con la responsabilidad de cuidar de 20 a 30 niños diariamente. Durante tu carrera, es posible que tengas algún estudiante con diabetes tipo 1 en tu clase. Aunque podrías sentirte abrumado sobre qué esperar, ¡no es necesario! Esta guía te hará consciente de las condiciones de un niño con diabetes tipo 1, lo cual te dará una mejor comprensión de cómo mantener al niño o niña sano y seguro en la escuela.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que se produce cuando el sistema inmunológico de una persona destruye las células productoras de insulina en el páncreas. Las personas con diabetes tipo 1 son insulinodependientes para toda la vida, y ellas mismos tienen que administrarse insulina de forma manual por medio de múltiples inyecciones diarias o una bomba de insulina. Ellas deben sopesar cuidadosamente la insulina, la comida, el ejercicio y otros factores con el fin de prevenir o minimizar complicaciones graves a corto y largo plazo debido a niveles de azúcar en la sangre en índices fuera de lo normal.

Si no has oído hablar mucho de la diabetes tipo 1, esta es otra información breve.

  • La diabetes tipo 1 no es causada por la falta de ejercicio o por comer demasiada azúcar.
  • La diabetes tipo 1 no es contagiosa.
  • No existe una cura para la diabetes tipo 1 en la actualidad.
  • Aunque la diabetes tipo 1 también ha sido llamada “diabetes juvenil”, esta afecta a niños y adultos

¿Cómo puedo ayudar?

Es importante recordar que los niños con diabetes tipo 1 pueden participar en todas las mismas actividades que otros niños, como lo es hacer deportes y participar en actividades. También pueden comer golosinas y cualquier otro tipo de alimento o bebida, siempre y cuando ellos mismos se administren la cantidad apropiada de insulina para compensar la comida que ingieren. Algunos alimentos afectan los niveles de azúcar en la sangre de manera diferente que otros.

Lee:  Los 5 alimentos más comunes en las fiestas y qué efecto tienen en el control del azúcar en la sangre.

Comunícate con los padres y el personal

También puedes respirar más tranquilamente sabiendo que tienes el apoyo de otros miembros del personal en tu escuela, así como el de los padres del niño y la enfermera de la escuela. Es una buena idea verificar que la comunicación de los datos de la atención del niño se haya hablado entre los miembros del personal. Juntos, el personal y los padres pueden crear el sistema más eficaz y útil para el niño.

Aprende a reconocer la hipoglucemia y la hiperglucemia

Si un estudiante no está actuando como lo hace regularmente, haz que se le revise el nivel de azúcar en la sangre. Si te das cuenta que el niño tiene síntomas de niveles altos (hiperglucemia) o bajos (hipoglucemia), asegúrate de que se tomen las medidas adecuadas para que se sienta mejor, como por ejemplo ir a la enfermería para que le den asistencia o que tome el tiempo para comer un bocadillo en el aula .

Síntomas de niveles altos: náuseas, respiraciones como suspiros profundos, confusión, piel enrojecida y caliente, somnolencia.

Síntomas de niveles bajos: tambaleante, piel pálida y sudorosa, dolor de cabeza, hambre, debilidad, temblores.

Notifica a los padres de los cambios de horario

Los cambios de última hora ocurren todo el tiempo en la escuela. Por ejemplo, un estudiante podría traer golosinas por su cumpleaños, o el tiempo de la clase de gimnasia podría cambiarse. Es importante que los padres sepan de cualquier cambio para que el estudiante puede ajustarse de acuerdo a este. Recuerda que los alimentos y el ejercicio tienen grandes impactos en los niveles de azúcar en la sangre.

Sé flexible con los arreglos especiales

Cuando tu estudiante con diabetes tipo 1 no se sienta bien, es posible que necesite arreglos alternativos para que se sienta mejor en la escuela. Debes hablarlo con los padres al comienzo del año para ponerse de acuerdo sobre más privilegios para ir al baño u otras opciones para las pruebas escolares.

Ten en cuenta los elementos necesarios para la diabetes tipo 1

Es más probable que tu estudiante siempre lleve algunos elementos a su alcance para realizar un seguimiento de su diabetes tipo 1 durante todo el día. Estos pueden incluir un medidor de glucosa en la sangre, azúcares de acción rápida para tratar los niveles bajos, y un inyector de insulina o los suministros para una bomba. Además, el estudiante podría tener un pequeño dispositivo junto con su CGM (medidor continuo de glucosa, por sus siglas en inglés) o su bomba que utiliza para administrar la insulina o para llevar el control de sus niveles. No es un teléfono celular, ¡realmente estará llevando un control!

Cualquier cosa y todo afecta los niveles de glucosa en la sangre

El estrés, el ejercicio, el clima y las enfermedades son sólo un puñado de las cosas que pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre. Ten en cuenta que un estudiante podría estar bien en un momento dado, pero podría tener un nivel bajo (hipoglucemia) en cuestión de minutos.

Se permiten las golosinas, siempre que los carbohidratos sean compensados con insulina

Si un estudiante lleva golosinas para una fiesta de cumpleaños o por las vacaciones, no tienes que preocuparte por el estudiante con diabetes tipo 1. Puedes hacer un plan para los padres sobre cómo manejar estas situaciones, y asegurarte de que el contenido de carbohidratos de los alimentos esté disponible para que puedas dárselos al estudiante.

Educa al resto de tus alumnos acerca de la diabetes tipo 1

Para una persona con diabetes tipo 1 puede ser una experiencia solitaria y aislada. Permite que tus otros estudiantes sepan más acerca de su compañero de clase, enseñándoles acerca de la diabetes tipo 1. También puedes explicarles lo que ciertos dispositivos para la diabetes tipo 1 son, y por qué el estudiante puede necesitar un bocadillo durante el día. ¡Un poco de educación ayudará de gran manera!

Lee: Consejos para maestros con alumnos con diabetes tipo 1.

Mantén suministros de emergencia en el aula

Planifica con los padres del estudiante para crear una caja para los niveles bajos de azúcar en la sangre, y mantenla en el aula en todo momento en caso de emergencia.

Lea: La guía de un entrenador para la diabetes tipo 1.