GUÍA DE LICORES

¡Salud! No te vamos a decir que no puedes beber; sin embargo, te daremos algunos consejos generales sobre cómo mantenerte a salvo.

Lo que sí debes hacer:

  • Come antes de beber, beber con el estómago vacío puede hacer que tu nivel de azúcar llegue muy bajo ya que el alcohol tiene una tendencia a darte picos altos en los niveles de glucosa en la sangre. (Esto es debido a que el hígado es el que procesa el alcohol. Por esta razón, no debes contar los carbohidratos del alcohol como carbohidratos de alimentos).
  • Toma un vaso de agua entre tragos o alguna otra opción que no contenga calorías (por ejemplo, un refresco de dieta o té helado).
  • Revisa tus niveles de glucosa en la sangre antes de salir, mientras estás fuera, y antes de irte a dormir. Este monitoreo continuo te ayudará a controlar los números impredecibles que te puede dar el alcohol.
  • Asegúrate de estar con alguien que sepa que tienes DM1, así si presentas síntomas de hiperglucemia o hipoglucemia, sabrán cómo ayudarte si fuera necesario. Recuerda que la hipoglucemia tiene signos similares a los de la embriaguez como somnolencia y desorientación.
  • Ten conocimiento de las mezclas que tomes; estas pueden variar muy grandemente en el conteo de carbohidratos.

ADVERTENCIA: mientras más bebas, menos probable será que puedas notar que se te baja el nivel de azúcar (los efectos son similares). Consulta a un médico antes de beber alcohol. Si decides beber, procede con precaución y lleva un monitoreo cuidadoso. Lee nuestra gráfica “Beber si tienes diabetes”.

Contamos los carbohidratos de la bebida Manhattan; hemos sacado la cuenta del champán, y esta es nuestra guía para las variedades de bebidas burbujeantes, con guarniciones, puras, agitadas o removidas. A pesar de que está bien tomarse una copa, es importante que conozcas tus opciones.

Cerveza ligera en lugar de oscura

Opta por las cervezas Pilsner más ligeras (aproximadamente 6 g de carbohidratos) en lugar de las cervezas más oscuras o las API (India Pale Ale) intensas (12 g o más). ¡Corta los carbohidratos a la mitad!

Cítricos frescos en lugar de mezclas preparadas

Prueba la famosa bebida Caipirinha de Brasil (12 g carbohidratos) en lugar de una Margarita, que contiene muchos carbohidratos (30 g o más) con de mezcla agridulce. Opta siempre por los cítricos recién exprimidos en lugar de las mezclas preparadas. Prueba esta bebida mula de Moscú con lima (¡sólo 12 g de carbohidratos!)

Vino en lugar de sidra

En lugar de las sidras fuertes que tienen muchos carbohidratos, (15 a 30 g), una copa de vino es una opción con bajo contenido de carbohidratos. El vino blanco y el vino tinto de mesa tienen alrededor de 4 g de carbohidratos, ¡el champán, también!

Haz la prueba

Los martinis o los Manhattan tienen casi 0 g de carbohidratos debido a que no contienen mezclas preparadas (jugos de fruta, agua tónica o soda). Sólo asegúrate de beberlas despacio, ya que estos cócteles altos son en su mayoría alcohol. (Los licores no tienen carbohidratos 0 g!)

Toma bebidas de dieta

Si quieres mezclar el alcohol con agua tónica o soda, opta por las versiones de dieta (0 g de carbohidratos), así no agregarás ningún carbohidrato adicional al conteo.