GUÍA PARA PADRES PARA EL CAMPAMENTO DE NIÑOS O ADOLESCENTES CON DIABETES

7/22/16
ESCRITO POR: SHELLEY YEAGER, MASTER Y LICENCIADA EN TRABAJO SOCIAL CLÍNICO

¿Cómo debo preparar a mi hijo para el campamento?

Preparar a tu hijo y tu familia para el campamento de niños o adolescentes con diabetes es uno de los aspectos más importantes para tener una experiencia positiva. La mayoría de campamentos tienen un día de visita antes que sea inaugurada la temporada, en donde puedes visitar con la familia entera, aprender de la rutina del campamento, conocer al personal y a otros campistas y ver las facilidades. El campamento es divertido y el personal está entrenado para facilitar la transición. Utilízalos si tu hijo se ve anormalmente aprensivo. Llama al director del campamento para que te dé consejos. Habla con tu hijo acerca de la experiencia del campamento, acerca de conocer a nuevos amigos con diabetes. Enfócate en las actividades divertidas del campamento, muéstrale el folleto del campamento, lee libros con una linterna debajo de las sábanas y “juega al campamento” antes de que lleguen allí.

¿Habrá personal que pueda hacerse cargo del cuidado de la diabetes de mi hijo?

Sí, en Estados Unidos todos los campamentos de niños con diabetes cuentan con personal profesional capacitado, que entiende y puede prestar un cuidado experto para jóvenes con diabetes. Es importante para lo padres que busquen campamentos que sigan los estándares de la Asociación Americana de Campamentos y que establezcan índices de cobertura para el cuidado de la diabetes que aseguren que tu hijo sea supervisado por personas entrenadas. Los campamentos de los miembros de la DECA (Asociación de la diabetes, educación y campamentos, por sus siglas en inglés) están normalmente afiliados con los principales centros de diabetes y profesionales de la diabetes (endocrinólogos, educadores de la diabetes, profesionales de la salud mental y dietistas) quienes son voluntarios para coordinar y trabajar en los campamentos. Adicionalmente, los consejeros, la mayoría de ellos con diabetes y quienes fueron campistas en su juventud, sirven como modelos a seguir. Todo este personal se enorgullece en asegurar que la diabetes de tu hijo será cuidada por expertos.

¿Qué pasa si mi hijo echa de menos su casa?

Aunque la nostalgia no se siente bien, es una parte normal de la transición a la independencia y dejar la familiaridad del hogar. En el campamento, aceptamos que haya nostalgia y estamos bien equipados para lidiar con ella. Es mucho más difícil para los padres de lo que es para los campistas y el personal. Por lo general, para el tercer día del campamento, la nostalgia ha disminuido y los campistas se han ajustado a su nueva rutina, nuevos amigos y los miembros del personal. Usualmente, en el raro caso de que la nostalgia afecte a tu hijo en una manera anormal, el director del campamento estará en contacto con los padres para discutir las opciones para tener un resultado positivo.

¿Qué pasa si extraño a mi hijo y tengo nostalgia?

Los padres que tienen nostalgia por sus hijos (que significa que extrañas tanto a tu hijo que tienes dificultades para comer o dormir) son más comunes que los hijos que tienen nostalgia por su hogar. Después de todo, la estarán pasando muy bien con nuevos amigos mientras tú estás en casa preocupándote acerca de su seguridad, si están encajando, si el campamento está atendiendo su diabetes, si están recordando administrarse un bolus, y así sucesivamente. No te preocupes, lo tenemos bajo control. Sal a cenar, ve al cine. Descansa, relájate. Este es tu tiempo para respirar. Lo mereces. Está bien tomar un tiempo para ti. El reencuentro será en tan solo unos días.

¿Puedo llamar o visitar a mi hijo en el campamento?

La mayoría de los campamentos no animan ni permiten que los padres llamen a los campistas durante la sesión y la mayoría de campamentos de la diabetes (debido a que son sesiones cortas) no tiene días de visitas. Uno de los aspectos más importantes del campamento es permitir a los jóvenes que formen un grupo social, en donde ellos harán amigos que durarán toda la vida y formarán lazos con otros que los llevarán a través de estupendos, y quizá no tan buenos momentos. Cuando los padres interrumpen ese tiempo de conexión, puede interrumpir el desarrollo de esa experiencia social. Además, tener teléfonos por todo el campamento es perjudicial. Y, antes de los celulares, la mayoría de campamentos solamente tenía una o dos líneas telefónicas. Es una sesión corta. Y un pequeño tiempo alejados es algo bueno. Fomenta independencia.

¿Qué edad tienen los consejeros?

Los estándares de la Asociación Americana de Campamentos establece que la edad mínima del consejero debe ser de 18 años y ese es el parámetro que la Asociación de Educación y Campamentos para niños con diabetes (DECA por sus siglas en inglés) recomienda que un campamento para diabéticos siga. Los miembros de los campamentos de la DECA por lo general tienen un programa para consejero o líder en entrenamiento para sus ex campistas quienes tienen 16 y 17 años y que, si exitosamente completaron su programa, se conviertan en consejeros. Es bastante común que el rango de edad de los consejeros sea de los 18 hasta los veintes.

¿Los consejeros saben sobre la diabetes?

Si, todos los consejeros no solo saben de diabetes porque muchos de ellos tienen diabetes o tienen algún familiar con diabetes, ellos también atraviesan un riguroso entrenamiento antes del campamento para aprender las prácticas aceptadas para el control de la diabetes.

 

¿Saben ellos acerca de las bombas de insulina?

Sí, el personal del cuidado de la salud (endocrinólogos, educadores de la diabetes, enfermeras) supervisan  y los consejeros son entrenados en todas las clases de bombas de insulina. (¿Todos los consejeros son entrenados necesariamente en todas las bombas de insulina en cada campamento?).

¿Y si mi hijo se enferma en el campamento?

La DECA recomienda que todos los campamentos sigan los estándares de la Asociación Americana de Campamentos para la prestación de asistencia de la salud. Esto significa que ellos tienen un centro de salud completamente equipado. Los campamentos para diabéticos están bastante abastecidos con suministros de diabetes donados por nuestros socios de la industria. El personal del cuidado de la salud trabaja 24 horas (en campamentos de residencia) o tiempo completo (campamentos de día) para asegurar que tu hijo tenga acceso a cualquier necesidad de cuidado de su salud. Todos los campamentos tienen políticas y procedimientos para esto y para emergencias fuera del lugar si fuera necesario.

¿Hay enfermeras(os) entrenadas en la diabetes en el campamento?

Sí, por lo general hay una enfermera por cada 6 a 8 campistas.

¿Hay doctores en el campamento?

Sí, dependiendo del campamento hay endocrinólogos pediátricos, endocrinólogos, pediatras generales, residentes pediátricos y otros que ofrecen voluntariamente su tiempo.

¿Puede el campamento manejar las necesidades dietéticas de mi hijo?

Sí, todos los campamentos tienen dietistas que manejan problemas dietéticos y planificaciones de comidas. Ningún padre se debería de preocupar acerca de las necesidades dietéticas especiales como las celíacas, la intolerancia a la lactosa o las alergias a las manías. Estas preguntas serán parte del proceso de aplicación, pero no tengas miedo de llamar y discutir esto con el equipo.

¿Envío todos los suministros para la diabetes de mi hijo al campamento?

 

La mayoría de los campamentos de residencia proveen todos los suministros para la diabetes, pero debes llamar con anticipación para asegurarte de que este sea el caso. Algunos programas de día no proveen los suministros para la diabetes. El papeleo del campamento debería darte instrucciones específicas.

¿Mando bocadillos y tratamiento para los niveles bajos de azúcar?

La mayoría de campamentos les piden a los padres no enviar ningún tipo de comida. Los bocadillos y suministros para el tratamiento de los niveles bajos de varias clases están disponibles en todo el campamento y son usados de acuerdo a políticas y protocolos específicos.

¿Cuánta educación sobre la diabetes será impartida?

La educación sobre la diabetes en el campamento ocurre de diferentes maneras. Momentos de enseñanza pasan a lo largo del día en el campamento (por ejemplo cuando un niño tiene un nivel bajo de azúcar por haber nadado y habla con un consejero sobre cómo tratarla) y durante las actividades para diabetes, creadas a través de décadas de diversión por campamentos de niños y adolescentes con diabetes en todos lados. Los profesionales también harán algunas veces conversaciones sobre algún tema especial. Es una mezcla de aprendizaje activo, educación espontánea e instrucción planeada (en momentos de control de la diabetes y durante el día).

¿Puede el campamento manejar las necesidades emocionales de mi hijo?

El personal del campamento está capacitado para manejar y atender las necesidades emocionales de los campistas durante el precampamento y muchos campamentos tienen personal encargado de la salud mental, disponible en el lugar para circunstancias especiales. Lo más importante es que tú compartas cualquiera y todas las preocupaciones que tengas, los comportamientos o circunstancias especiales acerca de tu hijo, antes de que él o ella llegue al campamento, para que el director del campamento y el equipo del cuidado de la salud se aseguren de que el personal está listo para hacer que la experiencia sea la mejor posible para tu hijo. Las transiciones son importantes y una preplanificación realmente puede ayudar.

¿Cómo es el proceso de registro?

El proceso de registro es diferente en cada campamento, pero prepárate para pasar unas cuantas horas reuniéndote con los consejeros de tu hijo y los miembros del equipo del cuidado de la salud. Un proceso de admisión en donde se recogen datos sobre el historial de salud del paciente es requerido por la mayoría de estados. Y tendrás la oportunidad específica de hablar con un miembro del personal del cuidado de la salud acerca de la diabetes de tu hijo. Debes asegurarte de que el campamento tenga toda la información necesaria para hacer que la experiencia sea segura y positiva para tu hijo.

Cuando mi hijo empiece el campamento, ¿hay algún cambio estándar en la insulina, como alguna reducción basal?

Debido a que el campamento puede ser más activo que estar en la casa para muchos niños (solamente caminar para el comedor del campamento es mucho más lejos que ir al comedor en su casa, sumado a las constantes actividades), los campamentos podrían sugerir una pequeña reducción en la dosis de insulina. Habla con el equipo encargado del cuidado de la salud acerca de los niveles de actividad de tu hijo en casa y con el equipo encargado del cuidado de la salud acerca de los niveles de actividad de tu hijo en casa y si sientes que esto sea apropiado o no.

¿Cuál es el rango aceptable para los niveles de azúcar en el campamento?

El rango objetivo de niveles de azúcar en la sangre deberían ser decididos por el equipo del cuidado de la salud, el campista y sus padres.

¿Qué tan seguido revisarán los niveles de azúcar en la sangre de mi hijo? ¿Habrá alguna revisión a la medianoche o a las 2 de la mañana?

Como estándar, la mayoría de campamentos revisan la glucosa en la sangre antes del desayuno, a media mañana, antes de almuerzo, a media tarde, antes de la cena, antes de ir a la cama y a las 2 de la mañana (si la glucosa en la sangre a la hora de ir a la cama está más baja de cierto estándar establecido por el equipo de cuidado de la salud y los padres).

¿Cómo es la comunicación entre el director del campamento y  los consejeros con los padres mientras mi hijo está en el campamento? ¿Qué tan rápido puedo esperar recibir una llamada de seguimiento si estoy preocupado acerca de algo?

La comunicación entre padres y el campamento varía dependiendo de la ubicación, la señal de red telefónica, la disponibilidad de teléfono, servicio de correo, etcétera. Revisa el material del campamento para más información. Sin embargo, si tú tienes alguna duda específica o necesitas contactar al campamento respecto a tu hijo, un contacto de emergencias siempre está disponible. Si llamas y dejas un mensaje (porque el teléfono está en uso), deberías esperar que te devuelvan la llamada de inmediato. Si tu hijo está en un campamento de aventura y sin señal telefónica, una respuesta de emergencia ha sido predeterminada. Echa un vistazo al material del campamento para tener más detalles.

¿Hay algunos padres en este campamento a quienes podría contactar para que resuelvan algunas dudas que pueda tener antes de dejar a mi hijo en el campamento?

Muchos campamentos tienen un listado de padres que están dispuestos a hablar con padres nuevos acerca del campamento. Revisa con el campamento de tu hijo para ver si esto es posible.

 

SHELLEY YEAGER, MASTER Y LICENCIADA EN TRABAJO SOCIAL CLÍNICO

Shelley Yeager, máster y licenciada en trabajo social clínico, es la especialista en desarrollo y programas en la Asociación de la educación y campamentos para niños y adolescentes con diabetes. Ella hace consultorías con programas de jóvenes con diabetes y puede ser contactada en shelleyyeager@gmail.com.