Cómo Manejar las Emergencias de Niveles Elevados de Glucosa (Azúcar) en Sangre en el Trabajo


 2022-05-24

¡Las emergencias de diabetes pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar! Cuanto más tiempo vivas con diabetes tipo 1 o tipo 2, es más probable que te encuentres en una situación en la que necesites la ayuda de otra persona para tratarla. Informarle a tu empleador y a tus compañeros de trabajo que tienes diabetes podría salvarte la vida.

Estos son algunos consejos para hablar con tu empleador y tus colegas cuando te encuentres con una emergencia de nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre en el trabajo.

CONOCE TUS DERECHOS

Antes de hablar con tu empleador sobre emergencias relacionadas con la diabetes, como un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre o un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre severo en el trabajo, debes conocer tus derechos. Ninguna ley dice que debes revelarle que tienes diabetes a tu empleador o a tus colegas. Tu empleador no puede preguntarte sobre tus condiciones médicas antes de ofrecerte un trabajo.

Si decides informarle a tu empleador que tienes diabetes, debe mantener la confidencialidad de esa información. Sin embargo, algunas ofertas de trabajo pueden depender de tu capacidad para aprobar una evaluación médica después de tu oferta inicial, por ejemplo: postularte para ser oficial de policía o bombero. (Para que conste, ¡hay personas con diabetes que son policías y bomberos!) Los resultados de tu evaluación solo afectan tu oferta si te impiden hacer tu trabajo o ponen en riesgo a tus compañeros de trabajo.

¡Tu decisión de contarle a tu jefe o compañeros de trabajo sobre tu diabetes depende completamente de ti! Nadie puede obligarte a compartir tu perfil médico.

PRIMERO, DECIDE QUÉ TAN TRANSPARENTE QUIERES SER

El hecho de que tengas diabetes no significa que tengas que anunciarlo en toda la empresa.

Aquí hay algunas preguntas que debes hacerte para decidir a cuántas personas quieres contárselo y cómo prefieres que lo manejen en el trabajo.

  • ¿Me siento cómodo contándole a toda la empresa sobre mi diabetes, a unos cuantos compañeros de trabajo de confianza, solo a mi jefe, o quiero reservármelo?
  • ¿Entiendo los riesgos si no le digo a nadie que tengo diabetes en el trabajo?
  • Si decido no decírselo a nadie, ¿cuál es mi plan alternativo? ¿Pienso enviar un mensaje de texto a mi pareja, cónyuge, hermano, padre o amigo si ocurre una emergencia de diabetes en el trabajo?
  • Si decido no decírselo a nadie y experimento una hipoglucemia severa en el trabajo que me impida pedir ayuda, ¿cuál es entonces mi plan de seguridad?
  • ¿Quiero contarles a mis compañeros de trabajo de confianza un poco sobre mi diabetes, o quiero informarles de todo lo que paso con la diabetes?

Si respondes estas preguntas, puedes desarrollar un plan claro para actuar con tu jefe o tus compañeros de trabajo o desarrollar otro sistema con el que te sientas cómodo que excluya a tus colegas.

Una vez que decidas con quién quieres compartir y cuánto, solicita tener reuniones cortas cara a cara para explicar tu situación y compartir con la persona información valiosa que podría ayudarte en caso de emergencias.

Esto es lo que debes considerar abordar con tu empleador o compañeros de trabajo con respecto a los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre, los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre grave o alguna falla de la tecnología para la diabetes en el trabajo.

NIVEL ALTO DE GLUCOSA (AZÚCAR) EN SANGRE

Los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre son una emergencia de diabetes que podría ocurrir en el trabajo.

A medida que aumentan los niveles de glucosa (azúcar) en sangre, las personas con diabetes corren el riesgo de sufrir complicaciones. Los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre tienden a caer dentro del rango de 180 a 250 mg/dL para muchas personas con diabetes, pero algunos endocrinólogos podrían identificar esto de manera diferente con sus pacientes. Todo el mundo experimenta la diabetes de manera diferente.

Las fallas en el sitio de la microinfusora, el estrés, las hormonas, olvidar tu insulina en casa y simplemente manejar tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre después de una comida básica pueden llevar a niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre en el trabajo.

Aunque es posible que los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre no se sientan tan graves como los niveles bajos en el trabajo, pueden volverse peligrosos cuanto más tiempo se dejen sin tratar. (Sin mencionar que los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre también pueden hacer que te sientas mal y hacer que sea más difícil hacer tu trabajo).

Aquí hay algunas preguntas que debes hacerte para tratar los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre en el trabajo y comunicarlos de manera efectiva con tu equipo

  • ¿Llevo insulina a mi próxima reunión?
  • Si tengo un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre durante una reunión larga o una tarea de trabajo, ¿cómo puedo proponer un pequeño receso o descanso para administrarme la insulina que necesito?
  • ¿Dónde puedo almacenar la insulina de forma segura cuando trabajo al aire libre?
  • Si recibo inyecciones diarias múltiples y tengo miedo de no poder usar mis jeringas, ¿me sentiría mejor en el trabajo usando una microinfusora de insulina?
  • Si olvido mi insulina en casa, ¿cuál es mi plan para decirle a mi jefe? ¿Prefiero guardarme esa información y decirle que no me siento bien para poder ir a casa a buscar mi insulina? ¿Pido salir a buscarla o ir a trabajar desde casa el resto del día (si mi trabajo lo permite)?
  • ¿Me mantengo hidratado durante todo el día? ¿Tengo agua cerca?
  • ¿He compartido las señales de advertencia de nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre con mis compañeros de trabajo de confianza y les he dicho lo que necesito cuando mi nivel de glucosa (azúcar) en sangre es alto?

Los niveles de glucosa (azúcar) en sangre por encima de 250 mg/dL son más severos.

GLUCOSA (AZÚCAR) EN SANGRE ALTO SEVERO Y CETOACIDOSIS DIABÉTICA

Los niveles de glucosa (azúcar) en sangre altos severos son un nivel superior a 250 mg/dL que también podrían venir con cetonas. Cuanto más tiempo se deja un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre sin tratar y más aumenta, es más probable que desarrolles cetonas, lo que podría provocar cetoacidosis diabética (CAD).

Cuando se trata de niveles muy altos de glucosa (azúcar) en sangre que pueden provocar complicaciones potencialmente mortales como la cetoacidosis diabética, hazte estas preguntas:

  • ¿He compartido las señales de niveles extremadamente altos de glucosa (azúcar) en sangre con mis compañeros de trabajo de confianza?
  • Si no puedo ocuparme yo mismo, ¿saben mis compañeros de trabajo de confianza cuándo administrarme insulina y cuándo administrarme glucagón?
  • Si no puedo ocuparme yo mismo, ¿está actualizado mi contacto de emergencia?
  • Si uso una microinfusora de insulina y falla en el trabajo y no tengo otros suministros, ¿cuál es mi plan para llegar a casa y buscar mi medicamento?
  • ¿Tengo suministros de respaldo para el sitio de infusión en el trabajo para las fallas en el sitio de infusión?
  • ¿He compartido qué rango de glucosa (azúcar) en sangre es muy alto para mí con mis colegas de confianza y saben cómo escanear mi medidor continuo de glucosa (MCG) o usar mi medidor de glucosa en sangre (BGM) para medir mi nivel de glucosa (azúcar) en sangre?
  • Si comparto mis datos de MCG con dos personas cercanas a mí que serán alertadas si tengo una emergencia de diabetes en el trabajo, ¿qué espero que hagan? ¿Les he informado que son mis contactos de emergencia? ¿Cómo podrán ayudarme en caso de una emergencia? ¿Limitar con quién comparto mis datos de MCG será más útil para mí en una emergencia en la que no pueda encargarme yo mismo?

CUANDO LA TECNOLOGÍA DE LA DIABETES FALLA

Las fallas en la tecnología de la diabetes son otra emergencia que podría ocurrir en el trabajo.

Por mucho que puedas confiar en tu tecnología de diabetes, a veces falla por varias razones. No dudes en abordar la situación si alguna vez experimentas fallas en el MCG, el BGM, la microinfusora de insulina o el sitio de insulina en el trabajo.

Aquí hay algunas preguntas que debes hacerte y que pueden ayudarte a planificar si ocurre una falla en la tecnología de la diabetes:

  • ¿Puedo mantener un juego de suministros de respaldo en el trabajo? Si no, ¿cuál es mi plan para conseguir mis suministros si fallan en el trabajo?
  • Si uso un MCG, ¿me siento cómodo manteniendo un BGM como respaldo en el trabajo?
  • Si uso una microinfusora de insulina, ¿puedo tener una pluma de insulina o algunas jeringas y un vial de insulina almacenados de forma segura en el trabajo como respaldo?
  • Si no tengo otros recursos, ¿cuál es mi plan para llegar a casa y puedo hacerlo de manera segura? ¿Necesitaré que alguien más me lleve?
  • ¿Me siento cómodo siendo transparente con mi jefe si necesito ir a casa a buscar mis suministros, o le diré que me siento enfermo y necesito irme?

Cuando se trata de tecnología para la diabetes, ¡es imprescindible actuar rápidamente con suministros de respaldo!

EN CONCLUSIÓN: TU SALUD ES LO MÁS IMPORTANTE

Nunca dejes tu diabetes sin tratar, y no intentes conducir hasta tu casa si tienes niveles muy altos o bajos. Puedes ponerte a ti mismo y a otros en riesgo.

Cuando se trata de comunicarte sobre las emergencias de diabetes en el trabajo, depende de ti cuánto compartir y con quién. Haz un plan de en quién confías con información sobre tu diabetes y cómo la manejas en el trabajo, incluyendo lo que necesitas en el caso de niveles altos o bajos de glucosa (azúcar) en sangre. (Si tienes un MCG, piensa en compartir los datos de tu dispositivo con personas de tu confianza).

Si bien es posible que seas independiente con tu manejo de la diabetes, siempre es bueno saber que tienes personas que te cuidan. No eres un inconveniente por incluirlos en tus planes de preparación en el trabajo. En todo caso, estás ayudando a todos (especialmente a ti mismo) a sentirse más cómodos y seguros como equipo.

Nunca se sabe: compartir tu diabetes con tus compañeros de trabajo puede llevarte a descubrir que otro compañero de trabajo también tiene diabetes.


El contenido educativo relacionado con la comunicación sobre las emergencias de diabetes en el trabajo es posible gracias al apoyo de ​Lilly. El control editorial recae únicamente en Beyond Type 1.

 

ESCRITO POR Julia Flaherty , PUBLICADO 05/24/22, UPDATED 05/24/22

Julia Flaherty es autora, escritora y editora de libros infantiles publicados, comercializadora digital galardonada, creadora de contenido y activista de la diabetes tipo 1. Busca el primer libro de Julia, “Rosie Becomes a Warrior” (“Rosie se convierte en guerrera”). A Julia le parece terapéutica la construcción de conexiones dentro de la comunidad de diabetes tipo 1. Poder contribuir a su progreso le da alegría. Le encanta conectarse con las comunidades de diabetes, ser creativa y contar historias. A Julia le gusta hacer senderismo, viajar, trabajar en su próximo libro o sumergirse en un nuevo proyecto de arte en su tiempo libre. Conéctate con Julia en LinkedIn, Instagram o Twitter.