Una Cena con Amigas y Un Sueño sobre Ella


 

Todos tenemos historias que tienen que ver con nuestro manejo. Después de todo, la diabetes es parte de nuestra vida y aunque no siempre es lo que nos define, si podemos asegurar que ocupa mucho de nuestro día, y en algunos casos incluso de nuestra noche y la de nuestros seres queridos.

El relato que leerás a continuación nos fue enviado por Thay, afortunadamente su mamá Melissa logró rápidamente poner manos a la obra. Cuéntanos, ¿te ha pasado algo similar?

Una cena con amigas

Todos los años, se reúnen las amigas del colegio, las que están acá y las que hayan venido de vacaciones porque ya viven afuera. Esa semana había sido full ocupada y de mucho trabajo para ella; cuando llegó el viernes, ya estaba agotada.

Resulta que se fue a su cena y regresó a casa como a las 2:00 am, diría yo, porque me avisó que ya estaba en casa. Se acostó a dormir y como a las 4:00 am me despierta diciendo que está baja y se regresa a su cuarto. Me paré, le pregunté si se había tomado el jugo que siempre tiene en su cuarto y me dijo que sí, pero yo la notaba muy incoherente, así que la medí y en ese momento, ya después de haberse tomado el jugo, la cifra era de 45 mg/dL con flechas hacia abajo.

Resolver sin averiguar detalles

Revisé la bomba y veo que hay 7 unidades de insulina activa, y yo “What”? Entonces le pregunto: “Hija, ¿a qué hora cenaron?” y me responde que como a las 10:00 pm. Yo no entendía por qué entonces tenía tantas unidades de insulina activa si ya habían pasado tantas horas y para entonces la insulina activa estaba configurada para 3 horas.

Total, que ese no era el momento de averiguar ese detalle sino de resolver la hipoglucemia que no lograba remontar. A esa hora me puse a revisar la bomba para ver qué relación insulina/ carbohidratos tenía, para con base a eso ver cuántos gramos de carbohidratos tendría que darle para cubrir esa insulina activa. Logré sacarla de la hipoglucemia y la dejé dormir (yo no dormí más, porque revisaba su medidor continuo de glucosa cada cierto tiempo para ver las flechas de tendencia).

Al despertar

Cuando finalmente se despertó le pedí que hiciera memoria porque necesitábamos saber qué había pasado y fue cuando me dijo que ella había llegado a la casa y se acostó a dormir y soñó que iban a cenar y “asume” (tiene que haber sido así) que se volvió a pasar los 70 gramos de carbs que calculó para la cena.

Cosas que pasan que uno no se imagina que pudieran pasar.

 

ESCRITO POR Melissa Cipriani , PUBLICADO 03/02/21, UPDATED 03/04/21

Melissa vive en Caracas, Venezuela. Ella es intérprete público y traductor de material audivisual (subtitulaje). La hija de Melissa fue diagnosticada con diabetes tipo 1 hace 14 años. Actualmente alza la voz por quienes viven con diabetes en Venezuela. Puedes apoyar sus esfuerzos siguiendo las campañas #VenezuelaSinInsulina #LaDiabetesNoEspera #SinInsumosNosMorimos y compartiendo la información.