Prevención y Tratamiento de Hipoglucemia en Adultos Mayores con Diabetes


 

A medida que envejeces, es inevitable que cambien ciertos aspectos de tu salud física y mental, eso incluye cómo se siente tu cuerpo durante la hipoglucemia.

La hipoglucemia, también conocida como nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre, es cuando el nivel de glucosa (azúcar) en sangre cae por debajo de 70 mg/dL.

Si te administras insulina o sulfonilureas como adulto mayor con cualquier tipo de diabetes, es especialmente importante prevenir y manejar los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre con cuidado. Aquí, analizaremos el aumento de los riesgos, las precauciones que se deben tomar, el tratamiento de los niveles bajos severos y los cambios que debes tener en cuenta si experimentas niveles bajos frecuentemente.

AJUSTANDO EL MANEJO DE LA DIABETES Y LAS METAS A MEDIDA QUE ENVEJECES

En la juventud y la edad adulta, es posible que tu cuerpo simplemente haya sentido los síntomas de un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre más fácilmente y antes. A medida que envejeces, te vuelves menos sensible y menos capaz de detectar estos síntomas. Comprenderlo es fundamental para las personas mayores con diabetes y sus cuidadores.

Los objetivos generales de glucosa (azúcar) en sangre y A1c para las personas mayores con diabetes son más altos por una buena razón: tu riesgo de experimentar niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre no solo es mayor, sino que también conlleva peligros adicionales.

Las investigaciones continúan encontrando razones por las cuales los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre en los adultos mayores con diabetes son diferentes y potencialmente más peligrosos en comparación con otras edades.

Si eres un adulto mayor con diabetes o eres un cuidador, estas son las cosas que debes tener en cuenta:

  • Es más probable que experimentes niveles bajos recurrentes
  • Es menos probable que reconozcas y sientas los síntomas de los niveles bajos
  • Es más probable que visites el departamento de emergencias para los niveles bajos
  • Los efectos de los niveles bajos frecuentes pueden afectar tu independencia física y mental
  • Es más probable que experimentes una fractura o una caída potencialmente mortal durante los niveles bajos
  • Hay una estrecha relación entre los niveles bajos frecuentes y la fragilidad general
  • Los niveles bajos severos aumentan el riesgo de deterioro físico y cognitivo grave
  • El historial de niveles bajos severos duplica con creces tu riesgo de muerte

Para reducir tu riesgo de tener niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre, la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes (ADCES, por sus siglas en inglés) y la Asociación Estadounidense de la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) brindan las siguientes pautas con respecto a las metas de tiempo en rango y el manejo de la diabetes en adultos mayores:

Persona con diabetes A1c Rango objetivo de glucosa (azúcar) en sangre
Adultos con diabetes tipo 1 y tipo 2 <7 % 70 a 180 mg/dL
Adultos mayores con Diabetes

<7.0 con salud excepcional

>7.0 % con buena salud en general

>8.5 % con otros problemas de salud >8.5 % durante la atención al final de la vida

110 a 210 mg/dL

Recuerda que, por supuesto, los objetivos para la diabetes son muy personales. Habla con tu equipo de atención médica para determinar los objetivos correctos para ti.

FACTORES QUE AUMENTAN TU RIESGO DE HIPOGLUCEMIA SEVERA A MEDIDA QUE ENVEJECES

Los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre frecuentes (varias veces por semana) sin duda deben justificar una cita urgente con tu equipo de atención médica para ajustar las dosis de tus medicamentos. Los factores que pueden aumentar tu riesgo de hipoglucemia como adulto mayor con diabetes incluyen:

Los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre pueden ocurrirle a cualquiera que se administre insulina o sulfonilureas, pero cuanto mayor seas, mayor será tu riesgo. Si estos factores se aplican a ti, habla con tu equipo de atención médica sobre cómo ajustar tus medicamentos y objetivos de glucosa (azúcar) en sangre para reducir el riesgo de niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre.

TRATAMIENTO DE LOS NIVELES BAJOS DE GLUCOSA (AZÚCAR) EN SANGRE LEVES COMO UN ADULTO MAYOR CON DIABETES

Si te administras insulina o sulfonilureas para manejar tu diabetes, ¡debes llevar contigo carbohidratos de acción rápida en todo momento! Los carbohidratos de acción rápida son alimentos que no contienen grasas ni proteínas porque digerir grasas o proteínas hace que los carbohidratos que elevarían el nivel de glucosa (azúcar) en sangre se procesen más lentamente.

Los carbohidratos de acción rápida incluyen:

  • cajas de jugo
  • pastillas de glucosa
  • una pieza de fruta (manzana, banano, etc.)
  • Skittles, ositos de gominola, gominolas
  • jarabe de arce o miel
  • paquetes de azúcar
  • encuentra más carbohidratos de acción rápida aquí

Los carbohidratos de acción rápida deben almacenarse en una variedad de lugares clave, que incluyen:

  • tu cartera o bolso
  • la guantera de tu automóvil
  • en los bolsillos o en la riñonera cuando caminas, haces ejercicio, etc.
  • tu mesa de noche
  • el automóvil de tu pareja
  • en la sala de estar, el baño, etc.

Si bien puede sonar excesivo mantener carbohidratos de acción rápida en cada habitación, el objetivo es que sean fáciles de alcanzar durante una emergencia. Piensa en las ubicaciones clave de tu casa y accesorios mientras haces mandados en donde puedas colocar al menos 15 gramos de carbohidratos.

USO DE GLUCAGÓN DE EMERGENCIA PARA TRATAR LA HIPOGLUCEMIA SEVERA

El glucagón de emergencia es una herramienta médica que puede salvarte la vida durante una hipoglucemia severa. Por lo general, un cuidador o un miembro de la familia te administraría glucagón de emergencia.

El glucagón es una hormona que le dice a tu hígado que libere rápidamente el azúcar almacenado en tu torrente sanguíneo. Si tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre es tan bajo que ya no puedes comer ni tomar nada, o si has perdido el conocimiento y posiblemente tengas convulsiones, las opciones modernas de glucagón de emergencia, como el glucagón nasal, se te pueden administrar rápida y fácilmente.

Sin embargo, en algunos casos, para un adulto mayor con diabetes, puede ser mejor que tu familiar o cuidador llame al 911 sin importar si tienes a mano glucagón de emergencia.

“Si un paciente con diabetes tipo 2 se administra insulina, le recetamos glucagón de emergencia el 99 % de las veces”, explica Marcey Robinson, máster en ciencia, dietista registrada, especialista en dietética deportiva certificada, educadora en diabetes certificada, certificada en manejo avanzado de la diabetes, cofundadora de Achieve Health & Performance. “Realmente depende de la edad del paciente, la edad del cuidador y su capacidad para aprender cuándo y cómo usar el glucagón”.

Marcey dice que muchos de sus pacientes, y un gran porcentaje de la población general de personas con diabetes tipo 2, tienen al menos 70 años. Usar glucagón de emergencia durante el estrés de la hipoglucemia severa puede ser más de lo que un cuidador mayor puede manejar.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos servicios de emergencia en los Estados Unidos no llevan o no pueden usar ninguna forma de glucagón que requiera perforar la piel de un paciente (como con un autoinyector). Debido a esto, es mejor tener glucagón a mano para que el personal de los servicios de emergencia pueda usar el glucagón de la persona o ayudar a instruir a un cuidador sobre cómo usarlo.

“En ciertas situaciones, les decimos a las personas y a sus cuidadores que simplemente llamen al 911”, explica Marcey. “¿Me gusta recetarlo? Sin duda. ¿Será siempre el método más efectivo para manejar un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre para los adultos mayores? No necesariamente.

EN CONCLUSIÓN

El glucagón de emergencia puede salvarte la vida cuando tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre es peligrosamente bajo. Si bien llamar al 911 puede ser la opción más adecuada para ciertas familias que cuidan a una persona con diabetes, la receta de glucagón aún debe ofrecerse, surtirse y guardarse en un lugar conocido en casa.

No importa la cantidad de insulina que te administres o cuál sea tu A1c: si usas una microinfusora de insulina, una jeringa, una pluma o un inhalador, puedes experimentar un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre severo.


El contenido educativo relacionado con la hipoglucemia severa es posible con el apoyo de Lilly Diabetes y el control editorial se basa únicamente en Beyond Type 2.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 06/14/22, UPDATED 06/14/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.