Glucosa Bajando al Subir la Montaña — Una Emergencia en Telesilla

5/20/20
ESCRITO POR: Lauren Salko

 

 

 

Nota del editor: esta semana, Beyond Type 1 se centrará en la hipoglucemia y la hipoglucemia grave durante nuestra campaña Let’s Talk Lows. Estamos analizando causas, síntomas, miedos y opciones de tratamiento. Sigue el hashtag #LetsTalkLows y comparte tus experiencias de hipoglucemia con la comunidad.


 

Ni siquiera puedo contar la cantidad de veces que me han recordado traer suministros para tratar una hipoglucemia cuando me aventuro en las montañas. Siempre supe que debo llevar conmigo estos suministros cuando viajo en telesilla. Como esquiadora profesional, he montado el telesilla unas 25,000 veces o más. He estado en innumerables paseos en telesilla que se detuvieron durante un período de tiempo (no para nada algo inusual). Muchas veces he estado en telesillas y he usado glucagon en una emergencia dos veces … pero solo he tenido una baja aterradora mientras estaba en una telesilla.

En esa ocasión me encontraba en una silla doble de baja velocidad con un compañero de equipo y nos dirigíamos  a la cima del circuito de esquí de fondo para un día de entrenamiento oficial. Mi glucosa en sangre había sido muy errática durante todo el viaje. Cuando me subí a la silla me sentí bien, pero comencé a sentirme un poco baja unos minutos más tarde. Decidí medir mi glucosa pinchándome el dedo y tratar los niveles bajos al llegar a la parte superior del recorrido porque realmente no me gusta buscar cosas en mi mochila mientras estoy en la silla (¿y si se me cae algo?) Mi Dexcom leía que mi nivel de glucosa en sangre era estable, así que pensé que podía esperar. Cuando la silla paró a mi compañero de equipo y yo estábamos en medio de una  buena conversación y no hacía mucho frío, así que no estaba preocupada. Esta silla en particular se detiene con frecuencia, pero generalmente solo durante unos minutos. De repente, comencé a sentirme realmente baja, así que comí algunas tabletas de glucosa. Mi siguiente lectura de Dexcom mostró flechas dobles hacia abajo y un nivel de glucosa en la sangre en los 70. Empecé a sudar mucho

Fue justo en este momento que me di cuenta de que me había olvidado de tomar mi bebida pre-entrenamiento en el albergue. Me había aplicado insulina para 45 carbohidratos que no había ingerido.

Mi compañero de equipo intentó llamar a mi entrenador para averiguar qué estaba pasando con la silla y hacerle saber que yo tenía una hipoglucemia pero no teníamos señal. Fue entonces que decidí mi glucagon nasal Baqsimi antes de que las cosas empeoraran. Nunca antes había usado Baqsimi, pero siempre he tratado de llevar glucagon en la mochila que llevo a la montaña. Me sorprendió lo fácil que era usarlo. En cuestión de minutos (6 o 7, creo), comencé a sentirme mejor. Mi nivel de azúcar en la sangre subió hasta cerca de los 200 y luego se estabilizó.

Decidí no entrenar ese día porque estaba un poco conmocionado y nunca me sentí bien después de los mínimos, pero mi nivel de azúcar en la sangre no subió mucho, no me sentí horrible y me alegré de haber traído Baqsimi conmigo.

Los niveles bajos de azúcar en la sangre ocurren sin importar cuán cuidadoso seas y es importante estar siempre preparado. Sé que, por mi parte, no siempre he tenido glucagon todo el tiempo, pero después de esta experiencia, me aseguro de tenerlo todo el tiempo. Las cosas definitivamente podrían haber ido mucho peor si no hubiera estado preparado.


El contenido educativo relacionado con hipoglucemia severa fue hecho posible gracias al apoyo de  Lilly Diabetes (BAQSIMI), el manejo editorial fue exclusivo de Beyond Type 1.

Este contenido menciona a Dexcom, un aliado activo de Beyond Type 1. Este contenido no fue creado como parte de esa alianza.

Lauren Salko

Lauren Salko es esquiadora profesional que vive con diabetes Tipo uno. Lauren pasa sus inviernos viajando por el mundo compitiendo en Ski Cross y su temporada baja viajando por el país hablando con otras personas con diabetes Tipo uno sobre su experiencia como atleta profesional. Lauren casi siempre está acompañada por su perro de alerta diabética, Silas. Puede obtener más información sobre Lauren en www.laurensalko.com o en su Instagram @skiersalko.