La Intuición de una Madre: El Diagnóstico de Emiliano


 

La intuición de una madre nunca se equivoca: Así llegó el diagnóstico de diabetes tipo 1 a nuestras vidas. Emiliano es un niño de 3 años que convive con diabetes tipo 1, debutó a sus 18 meses en plena pandemia de covid-19. Empezó con pérdida de peso, no quería comer, solo quería recibir líquidos y orinaba mucho. Me comuniqué con su pediatra por teleconsulta, ya que en ese momento era así por la emergencia sanitaria, la pediatra me dijo que no me preocupara, que era una amigdalitis y que me vuelva a comunicar en 8 días y así lo hice. 

¿AMIGDALITIS?

Le dije, doctora, no es normal, yo veo al niño muy decaído y le pregunté: ¿no será diabetes? Ella responde que puede ser y me indica que va realizarle unos exámenes. Le comento que voy a llevarlo a urgencias y me dirijo al centro de urgencias pediátricas en el hospital HOMI de la ciudad de Bogotá, allí le informo al personal médico de que puede ser diabetes, le realizan una glucometría capilar que indica que tiene una glucosa de 654 e inmediatamente lo ingresan a la sala de reanimación y lo estabilizan. Después de 4 días en cuidados intermedios y un mes de hospitalización, hoy doy el testimonio de que le debo la vida de mi hijo a la intuición que Dios me dio y al personal médico de urgencias.

A la salida del hospital empezó el proceso de aprendizaje para poder ayudar a Emiliano, lo primero que hicimos como familia fue cambiar nuestros hábitos alimenticios. En el camino nos encontramos con barreras para poder llegar a especialistas porque las citas son muy difíciles de conseguir:

LA DIABETES EN COLOMBIA

Colombia tiene unas de las mejores legislaciones de salud en Latinoamérica, pero en ocasiones las empresas encargadas de prestar los servicios de salud ponen barreras para brindar los servicios de manera oportuna y completa y también, no se respeta la prescripción médica de un paciente con diabetes tipo 1.

Debido a estos obstáculos, me acerqué a la fundación ASUBIM.PRO, la directora de esta fundación es la voz de pacientes con diabetes tipo 1 en Colombia, para mi hijo y para más pacientes que conviven con diabetes tipo 1 es un ángel en este camino de aprendizaje. Le comenté que no había podido acceder al método de conteo de carbohidratos y ella decide iniciar el programa de conteo de carbohidratos y acceso a nueva tecnología, pero para poder llegar a más niños con este programa se necesitan recursos.

EL PROYECTO DE GABRIELA PARA CONSEGUIR RECURSOS

De ahí nace la idea mi hija Gabriela de 12 años que inicia su emprendimiento de agendas personalizadas diseñadas con un mensaje de sensibilización sobre la diabetes tipo 1. Queremos llevar este emprendimiento también a los niños y a los colegios, para que cuando adquieran una agenda conozcan sobre la diabetes tipo 1 y ellos se encarguen de difundir en sus casas. Con una parte de la ganancia de este emprendimiento se va a apoyar a la fundación con el programa de conteo de carbohidratos. La educación en diabetes es la base para llevar un buen tratamiento y acceso a nuevas tecnologías. Van de la mano para poder mejorar la calidad de vida de un niño con diabetes tipo 1, mi hijo Emiliano es el primer niño beneficiado con el programa por la fundación. ASUBIM.PRO está conformada por pacientes con diabetes tipo 1 y hoy pedimos el apoyo para que este programa pueda llegar a más niños.

REDES SOCIALES

Sigue a la Fundación en su página de Facebook

ESCRITO POR Marisol Cabrera González, PUBLICADO 06/15/22, UPDATED 06/02/22

Marisol Cabrera González de Bogotá, Colombia es una mamá de dos niños: Emiliano y Gaby. Como la mayoría de las mujeres de su país, Marisol es trabajadora independiente y una mujer que se esfuerza cada día por brindarle lo mejor a sus hijos. Dios le ha enviado a Emiliano con un propósito de vida para no derrumbarse y darse más fuerzas. Desde que llegó la diabetes tipo 1 a Emiliano ha buscando cómo mejorar su calidad de vida y a su vez, ayudar a otros niños con su mismo diagnóstico.