Mostrar con Orgullo mi Medidor Continuo de Glucosa: Irina Krantz de Västerås, Suecia 


 

 

Es bien conocido que existen diversas opciones para la el monitoreo continuo de glucosa (MCG). En algunos países, una de las opciones más populares es Dexcom G6

Irina Krantz, vive con diabetes tipo 1. Ella vive actualmente en Västerås, Suecia. Nos reunimos con ella para platicar sobre su experiencia con este sistema para que las personas que no lo conocemos todavía, o quienes vivimos en países donde aún no está a nuestro alcance podamos saber un poco más acerca de qué se trata y cómo funciona.

Por qué usar un Dexcom

Nuestra primera pregunta para Irina fue por qué decidió empezar a usar Dexcom y su respuesta confirmó los comentarios generalizados y rumores que circulan por la comunidad de diabetes en línea: es muy exacto en las mediciones. “La exactitud” fue la clave de la elección para Irina aunque señaló como factores complementarios como la facilidad de uso. Irina busca mejorar el manejo de su diabetes, lo que facilitan –indudablemente-estos sistemas de monitoreo continuo de glucosa.

Las diferencias con otros sistemas

Éste no es el primer sistema de monitoreo continuo de glucosa (MCG) que ha usado Irina. Ella compartió con nosotros que antes ya usó otro sistema tipo flash que le gustó mucho pero encuentra una ventaja en Dexcom. Y es que en el Dexcom el  número se actualiza automáticamente mientras que en el lector flash debe realizarse un escaneo para obtener la lectura. Para Irina, Dexcom es muy fácil de usar, aunque con una sonrisa señala que al principio tuvo que permitirse atraesar por su propio proceso de encontrarse ante un dispositivo nuevo y aprender a usar el nuevo sistema. Sin embargo, “mereció la pena”.

Otro de los puntos fuertes, de acuerdo con Irina, es que sólo tiene que realizar una calibración mediante glucometría. 

Preguntamos a Irina si recomendaría este dispositivo a un amigo o conocido que viva con diabetes  y nos dice que definitivamente sí lo haría. Entre los motivos o razones que nos compartió destacamos que es fácil de aplicar y de usar, y que también puedes revisar tus niveles de glucosa usando un smartwatch. Este dispositivo además cuenta con la función  “share” (compartir) mediante la cual tus seres queridos podrán ver en tiempo real tus valores de glucosa. Esta parece una buena opción tanto para cuidadores, entrenadores, profesionales de la salud. Las posibilidades son muchas y el potencial inmenso.

Hasta ahora, nadie se ha acercado a Irina para preguntarle qué lleva en el brazo. Nos platicó que hace muchos años alguien le preguntó por el otro sensor pero que ahora la gente ya conoce un poco más sobre estos dispositivos y para qué se usan.

La tecnología al cuidado de la diabetes

A Irina le enorgullece poder usar estas tecnologías.  “He aprendido a presumir y mostrar que uso estos dispositivos”, nos dice “no me importa lo que la gente pueda decir, es más, estoy agradecida de vivir en estos tiempos”.

También nos contó que no tendría problema en mostrarlo a una pareja o a sus amigos de inmediato, puesto que le encanta poner el tema sobre la mesa para ver cómo reaccionan las personas, enseñándoles más.

Le preguntamos a Irina si este medidor continuo de glucosa le molestaba o limitaba a la hora de realizar o practicar deporte. Nos respondió que no, que al contrario, la ayuda pues así puede medir sus niveles de azúcar (glucosa) durante el deporte y tomar las decisiones adecuadas para su manejo en todo momento, considerando a Dexcom un “poderoso aliado”.

Un mensaje de Irina para la comunidad

“¡Sigan luchando! Todos tenemos días malos, no se dejen llevar por ellos. ¡Sigan sonriendo, y muestren sus medidores continuos de glucosa al mundo CON ORGULLO!”

 

ESCRITO POR Lucía Feito Allonca de Amato, PUBLICADO 12/01/21, UPDATED 04/13/22

Lucy lleva 30 años viviendo con diabetes tipo 1, tiene doble nacionalidad Española y Argentina y es Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo. Forma parte activa de la comunidad en línea de diabetes, temática en la cual se mantiene permanentemente actualizada. También es paciente experto en enfermedades crónicas cardio-metabólicas por la Universidad Rey Juan Carlos y activista por los derechos de las personas del colectivo LGBTQ+.