“Juntos Somos Más Fuertes” Fuvida Ecuador Frente a Covid10

4/13/20
ESCRITO POR: FUNDACION VIVIR CON DIABETES (FUVIDA)

 

                                                                                                                        

 

 

“Juntos Somos Más Fuertes”, ese es el lema que, desde hace varios años, une y motiva a más de 300 familias que integramos Fuvida, una ONG dedicada a brindar educación en diabetes Tipo1 y acompañamiento a cientos de niños, niñas y adolescentes que viven con esta condición crónica.  La sede de Fuvida se encuentra en Guayaquil, actualmente llamada por la prensa internacional “el Wuhan de Ecuador” debido a la grave incidencia que ha tenido la pandemia de Covid-19 en nuestra urbe.

Justamente, esta crítica situación, ha acrecentado aún más el fuerte vínculo que une a la gran familia Fuvida, pues sabemos que solo trabajando como una red, podemos mantenernos a salvo y hacer frente a la amenaza que representa la pandemia para nuestros seres queridos que viven con Diabetes tipo 1 y que son población de riesgo. 

Resiliencia, fortaleza y perseverancia

Quienes convivimos con una condición crónica, en nuestro caso la diabetes Tipo 1, hemos sufrido en carne propia el dolor que implica perder de un día a otro la salud, y saber que en adelante la vida no volverá a ser igual. En el momento del diagnóstico, se marca un antes y un después. Todos hemos vivido el duro proceso de aceptar esa realidad, revelarnos ante ella, asumirla finalmente y lograr seguir adelante transformando ese dolor en resiliencia, fortaleza y perseverancia. 

La diabetes Tipo 1 nos ha enseñado a vivir un día a la vez, aceptando sus altibajos y sus giros imprevistos. Nos ha hecho conscientes de que hay mucho que podemos hacer desde la educación y la prevención para conseguir buenas cifras de glucosa en sangre, pero que también hay muchos factores que no podemos controlar y que debemos aprender a enfrentar el momento que se presentan siendo proactivos. Esta condición nos ha vuelto más precavidos, siempre pensando en todos los posibles escenarios, adelantándonos a lo que podría salir bien y aquello que podría generar complicaciones. 

Garantía de insumos básicos

También nos ha enseñado que la insulina es vida para nuestros hijos, y que no puede faltarles bajo ninguna circunstancia, al igual que los insumos para su control metabólico. Por eso, hemos aprendido a mover cielo y tierra si es necesario, realizando grandes sacrificios personales y familiares y ajustando nuestros presupuestos para garantizar que a nuestros hijos no les falte nada. Como Fundación también hemos gestionado el apoyo de entidades internacionales como “Insulin for Life” o “Life for a Child” para garantizar la provisión de insumos básicos para las familias con mayores necesidades y además hemos demandado constantemente del Ministerio de Salud Pública, la inclusión del tratamiento de la diabetes Tipo 1 en el cuadro básico de medicamentos, lo cual se ha conseguido parcialmente. 

Todo este caminar, nos ha enseñado también que frente a la respuesta insuficiente de parte del Sistema de Salud Pública, la única opción para salir adelante es trabajar juntos, como una red sólida que se ha empoderado y que hace grandes esfuerzos por mantener a nuestros hijos con calidad de vida. Y es gracias a esta visión, que conscientes  de lo que venía sucediendo desde inicios de año en China y posteriormente en Europa, tuvimos la precaución de garantizar la provisión de insumos básicos para 2 o 3 meses a gran parte de las familias que integran la Fundación, así como educarnos sobre los peligros del Covid-19 y sobre las principales precauciones que debíamos tomar, luego de que el 29 de febrero del 2020, fuera reportado en Ecuador el primer caso de Covid-19, correspondiente a una ciudadana ecuatoriana que vino a Guayaquil desde España. 

Sin embargo, el crecimiento exponencial del virus en el país, y especialmente en Guayaquil, tornó inminente la implementación de medidas de confinamientos y distanciamiento social, y hoy, vemos con gran preocupación la crisis que estamos atravesando. La realidad ha puesto en evidencia los problemas estructurales y las fragilidades del Sistema de Salud Pública, pero también ha hecho visible el trabajo heroico de los profesionales de la salud: médicos, enfermeras, laboratoristas, auxiliares,  quienes están dando batalla en primera línea, aún sin contar con todos los recursos y exponiendo su vida a diario para combatir la pandemia.  

Ecuador no ha sido la excepción

El mundo no estaba preparado para esta pandemia y Ecuador no ha sido la excepción. La emergencia ha sacado a la luz temas de corrupción, pobreza, inequidad, egoísmo, falta de liderazgo, de planificación y de proactividad que han agravado la situación, y lo más doloroso, han cobrado la vida de miles de personas. 

Con respecto a quienes viven con diabetes 1 y 2, y son población de riesgo, es preocupante que el sistema no contempla la provisión de insulinas análogas y las insulina humanas son entregadas de manera irregular. Los pacientes no tienen acceso a controles de glucosa, ya que no cuentan con glucómetros ni tiras reactivas y actualmente la comunidad en general, no asiste a las consultas por temor a contagio y muchos están desabastecidos ya que el toque de queda y las medidas de cuarentena ha complicado el abastecimiento de medicamentos en las farmacias.

Ante esta situación, nuestra inquietud crece a diario, sin embargo, el miedo no nos ha paralizado. Sabemos que “Juntos Somos Más Fuertes”. Tenemos 3 casos confirmados de pacientes con diabetes Tipo 1 contagiados de Covid-19. Hasta el momento han evolucionado con éxito, pero manifiestan que sus glucosas se han elevado considerablemente y han debido incrementar sus  controles y las dosis de insulina.

Es evidente que la pandemia nos está dejando muchas lecciones vitales como sociedad. Hemos tomado conciencia de nuestra fragilidad, nos hemos visto obligados a replantear nuestras prioridades y hemos tenido que aprender a pensar en el bienestar de todos y quedarnos en casa. Pero también hemos evidenciado las necesidades no atendidas de quienes viven en condiciones precarias y requieren ayuda urgente, pues su sobrevivencia depende del trabajo diario.

Como parte de la Comunidad de diabetes tipo 1, seguimos poniendo en acción todas las medidas de precaución en nuestros hogares y estamos trabajando en acciones que nos permitan mantener a nuestros hijos a salvo del Covid-19. Hemos tenido videoconferencias de apoyo con profesionales, nacionales e  internacionales para despejar dudas y continuar educándonos para contar con más herramientas para hacer frente al virus.

Estamos atravesando un momento crítico y esta pandemia nos  ha puesto cara a cara ante las falencias del sistema en lo social, económico y en temas de salud. Esas amargas experiencias deben transformarse en aprendizajes que garanticen que todo el dolor y el sacrificio que hoy vivimos como país, den paso a acciones de cambio y mejora. Como Fundación trabajaremos intensamente para garantizar que así sea.

Hasta el cierre de este artículo las cifras oficiales establecen que el número de contagiados de Covid 19 en Ecuador es de 7257 y el número de fallecidos asciende a   315 personas.


 Para más información sobre Fuvida haz click aquí

Para leer más recursos sobre Covid19 y diabetes haz click aquí

 

FUNDACION VIVIR CON DIABETES (FUVIDA)

Q.F Aracely Basurto Calderón ECD   Presidente de FUNDACION VIVIR CON DIABETES (FUVIDA) Miembro del comité de DIABETES Y DESASTRES de la FEDERACION INTERNACIONAL DE LA DIABETES SACA, madre de Andrea debuto con diabetes a los 2 años actualmente tiene 28 años,         Ing. Ximena Vaca Riofrio, periodista, comunicadora social, madre de Rossana 5 años debuto con diabetes a los 2 años. Directora de Comunicación FUVIDA