Karime Moncada, El Conocimiento es Poder

3/11/20
ESCRITO POR: Mariana Gómez

 

 

Karime es de las figuras clave y nuevas en el mundo de la diabetes en línea hispano. Ella estudió Lengua y Literatura Hispánica y se  dedica al estudio de documentos del siglo XVI en lengua indígena. Es mamá, esposa de un lingüista y escritora. Ella utiliza las redes sociales para compartir sobre ella y colaborar en la educación y apoyo entre pares. Le enviamos nuestro cuestionario lleno de preguntas fuera de lo habitual esperando que contestara a su muy particular y colorido estilo. Conoce su historia en Sin dos de Azúcar 

¿Quién eres? ¿Cómo te defines, y cómo te describirías si tuvieras que auto presentarte en una reunión de amigos?

Soy Karime Moncada, soy madre, soy amiga. Me dedico a las letras (o al menos eso digo). Tengo 26 años, me encantan los animales, la literatura, la música, el arte en general.

Me encanta aprender, y si hay algo que me gusta en esta vida es aprender cosas nuevas y quiero seguir haciéndolo hasta que mi cuerpo y mente lo permitan.

Dentro de mi historia se guardan otras tantas historias, pero supongo que en este momento tengo que hablar de que, además de todas las cosas que mencioné hay un gran determinante en mi vida y ese es vivir con diabetes tipo 1.

¿En qué año fuiste diagnosticada con DT1?

La historia de mi diagnóstico es larga. Lamentablemente cursé por un diagnóstico erróneo desde 2010, cuando tenía 16 años. Las cosas marchaban medianamente bien, nunca se habló certeramente de mi tipo de diabetes (mis archivos médicos oscilan entre diabetes tipo 1 y 2) y no recibí la educación en diabetes y empoderamiento necesario en mi condición. Fue hasta varios años más tarde, después de caer en un largo burn out, y de tener unos niveles de glucosa escandalosos y nada manejables que tuve la oportunidad de acercarme a otro médico endocrinólogo, quien decidió hacer las pruebas pertinentes (de autoinmunidad y producción de insulina) y fue entonces que en septiembre de 2018 se me diagnosticó certeramente con diabetes tipo uno y entré completamente a terapia de insulina y conteo de carbohidratos.

En este embrollo de confusión comencé a entender con claridad la diabetes. Descubrí que muchísima gente en el mundo había pasado por diagnósticos erróneos como el mío, ya sea por descuido de sus médicos o porque certeramente el diagnóstico de diabetes puede ser confuso. En el momento de mi diagnóstico (del primero) tenía problemas de sobrepeso y una herencia presente de DT2, así que puedo entender, en parte, lo complejo que pudo haber sido determinar mi tipo de diabetes.

A todo esto, vivo con diabetes desde hace casi 10 años, pero no aprendí a vivirla de verdad hasta 2018.

¿Quién fue/ es el mayor apoyo cuando del manejo de la DT1 se trata?

Mi familia y mis amigos, quienes me escucharon, se educaron y comprendieron mi condición. La diabetes llega a nuestros núcleos, a nuestros círculos, reconozco el valor de los que me aman al también intentar dejar entrar un poco de mi diabetes a sus vidas.

¿Persona con diabetes o diabético? ¿Por qué?

Persona que vive con diabetes, aunque debo de admitir que la primera vez que me encontré con el término “vivir con diabetes” puse los ojos en blanco y arrojé un comentario un poco amargo sobre que había cosas más importantes que tratar en el mundo de la diabetes… NO PODÍA ESTAR MÁS EQUIVOCADA.

Al observar la lengua, debemos de entender que cada palabra está rodeada de significados, de ideas que la constituyen. “Diabético” está generalmente relacionado con una idea errónea de una vida poco feliz o de alguna complicación generada por un mal cuidado (pie diabético, retinopatía diabética, etc.) Es importante distinguir que la diabetes es un estilo de vida, pero nunca un problema o algo que nos defina.

¿Las dos cosas más sencillas de vivir con DT1?

¿Hay cosas sencillas?

Bueno, ya… desde que vivo con diabetes, quizá debo de reconocer que cursar por momentos frustrantes es más fácil, así como reaccionar ante situaciones alarmantes.

Podría decirte que siempre se vuelve más y más sencillo tener una rutina, un esquema, tener cierto orden en la vida. Al principio no es sencillo… ¡que no te engañen!, pero con el paso del tiempo es lo más sencillo de todo este asunto.

¿Las dos cosas más complicadas de vivir con DT1?

¡MATEMÁTICAAAAAAS! Me dediqué a las humanidades por algo y ahora necesito ser una calculadora humana todo el día.

Que la gente piense que es muy sencillo manejar esta condición o bien, que la gente se compadezca demasiado de ti, como si fueras un ser frágil que se va a romper al primer pinchazo. En general, cuando la gente da una opinión que no se le pidió y lo hace con una idea prefabricada sobre lo que cree que es la diabetes.

La pregunta o comentario imprudente que más te hace enojar

¡¿Y te pinchas diario?!

¡¿Y te inyectas?!

¡Yo no podría hacerlo!

Sí… ¡soy mi propio páncreas!, y te juro que si tu vida dependiera de ello, podrías hacerlo perfectamente.

Menciona a) tu bebida favorita y b) tu platillo favorito (puede ser un postre)

a)  Caféééé <3

b) Soy fanática de los antojitos mexicanos. Entiéndase que amo los elotes y los tamales… ¡Carbohidratos!

Tus ejemplos a seguir (si es que los tienes, en el mundo de la diabetes)

Richard Vaughn es una de las personas del mundo de la diabetes tipo 1 que más admiro, ha vivido muchos años con ella cerca de 75. Me inspira tanto y es una biblioteca sobre diabetes. No duda en esparcir lo que sabe y en compartir su historia con los demás. Nunca me cansaré de decir que cuando sea grande quiero ser, aunque sea una cuarta parte de lo genial y amable que es.

Y claro, mi admiración total a muchos de los influenciadores de habla hispana: Mariana Gómez, Julissa Rolón, Carolina Zárate, Carlos Uribe, Adrian López, Óscar López. En fin, no quisiera dejar fuera a alguno, porque no saben lo importante que han sido sus historias y contribuciones para mi aprendizaje.

Dispositivos que usas para el manejo de tu DT1

He llevado todo mi tratamiento de la forma tradicional. Hasta hace muy poco comencé a usar medición flash de glucosa con el Freestyle y espero que prontamente exista la oportunidad de poder hacerme de una microinfusora de insulina.

Confesiones: ¿medición de glucosa capilar?

Siempre olvido ver la hora en la que comencé a comer para hacerme la medición postprandial.

No cambio la lanceta con la frecuencia que quisiera.

Siempre uso los dedos de la mano izquierda, puesto que soy torpe con la misma para sacarme sangre de los dedos de la mano derecha.

Mi dedo favorito es el medio.

Casi nunca hago medición en el pulgar o en el meñique.

Confesiones: ¿limpias tu dedo con la ropa luego de medir?

A veces y otras veces…. ¡soy un vampiro!

Dos consejos para quienes te leen.

Nunca se rindan, la diabetes no es fácil, pero es una circunstancia de mi vida que me ha dejado muchas cosas positivas… suena absurdo, pero la diabetes me ha dado muchas herramientas para darme cuenta de mis capacidades como ser humano.

Traten de informarse y educarse lo más que puedan sobre diabetes, el conocimiento es poder.

 

Mariana Gómez

Mariana fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es vocero por la diabetes tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012 y hoy en día es Gerente de Proyectos en Beyond Type 1.