LA GUÍA DE DIABETES TIPO 1 PARA LOS COMPAÑEROS DE TRABAJO

El estilo de vida laboral con horario de 9 a 5 no es lo más fácil para nadie, especialmente para alguien con diabetes tipo 1. A través de reuniones, eventos de trabajo, viajes y estrés, las personas con diabetes tipo 1 todavía tienen que tratarse, medirse y manejar los niveles de azúcar en la sangre todo el tiempo. Tal vez trabajarás con alguien que tiene diabetes tipo 1, o simplemente te interesa aprender más. Toma en cuenta esta guía para ayudarte a aprender los pormenores de la diabetes tipo 1 en la fuerza laboral.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

Esta es una breve y dulce explicación. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que hace que el páncreas de una persona deje de producir insulina. Nuestros cuerpos necesitan la hormona de la insulina para recibir energía de los alimentos. Por lo tanto, debemos inyectarnos o administrarnos continuamente insulina por medio de inyecciones o de una bomba. También necesitamos medir regularmente nuestros niveles de azúcar en la sangre. La diabetes tipo 1 es un trabajo de 24/7 y actualmente no existe una cura. La diabetes tipo 1 es diferente de la diabetes tipo 2 en que la tipo 1 es una deficiencia de insulina, mientras que la tipo 2 es una sobreproducción de insulina y la incapacidad de usar esa insulina de manera adecuada.

Lo básico del manejo

El equipo que llevamos puede incluir nuestro medidor de glucosa, insulina, agujas y medidores. El medidor de glucosa es un dispositivo que mide el azúcar en la sangre. Usamos un dispositivo que pincha nuestro dedo y ponemos la muestra de sangre en una tira reactiva. De ahí, el medidor lee la tira reactiva y nos da un número en la pantalla.

Podemos administrar la insulina a nuestros cuerpos por medio de inyecciones diarias múltiples o por medio de una bomba de insulina.

Las inyecciones se administran a nuestros cuerpos por medio de plumas y jeringas de insulina. Hay dos tipos de insulina que utilizamos.

La insulina de acción rápida. Le da a nuestros cuerpos insulina de inmediato y se administra junto con las comidas o para corregir un nivel alto de azúcar en la sangre. La insulina de acción rápida se usa varias veces al día, dependiendo de cuándo comes.

Insulina de acción prolongada, que se administra una vez al día. La insulina de acción prolongada es una insulina de liberación lenta que se administra a tu cuerpo en un lapso de 24 horas cuando es necesario.

¡No, no es un buscapersonas!

No estamos “trayendo de vuelta” el uso de buscapersonas, no te preocupes. Ese dispositivo que está conectado a nuestra ropa es una bomba de insulina. Una bomba de insulina es un dispositivo que está conectado al cuerpo, ya sea por medio de un tubo o de forma inalámbrica. Con el control de un dispositivo, constantemente estás recibiendo insulina por medio de la bomba. Durante las comidas, podemos elegir la cantidad de insulina que hay que administrar, y el dispositivo ya está en nuestra piel y listo para administrar la cantidad necesaria.

Otro dispositivo que alguien con diabetes tipo 1 podría tener es un CGM. El CGM, o medidor continuo de glucosa, mide los niveles de glucosa en tiempo real durante el día y la noche. El sensor del CGM se inserta debajo de la piel para medir los niveles de glucosa en tejido líquido. El sensor está conectado a un transmisor que envía la información a un dispositivo de visualización. Es común que muchas personas tengan las lecturas de CGM conectadas a un iPhone o a un reloj inteligente.

Pitidos y zumbidos

¡No es para preocuparse! El sonido de alarma que quizás escuches de vez en cuando probablemente proviene de una bomba de insulina o un CGM. Podría ser una alarma que indique un nivel alto de azúcar en la sangre, lo que nos alertaría para administrarnos insulina. (Eso significa que hay que preparar una aguja y administrarnos una inyección o al medidor de la bomba). Se puede insertar una inyección de pluma o jeringa en el brazo, la pierna o el estómago. También podría ser una alarma que indique un nivel bajo de azúcar en la sangre, lo que nos alertaría para comer una merienda y así elevar nuestros niveles.

Niveles altos y bajos, y todo lo que está en el medio

Ten en cuenta que nuestro estado de ánimo puede verse afectado por los niveles de azúcar en la sangre, ya sea altos o bajos. Cuando tienes el nivel alto o bajo, no te sientes como tú mismo. Mantener la mirada en una computadora, tratar de prestar atención o tomar decisiones es difícil cuando estamos mareados, confundidos, cansados ​​y simplemente idos. Es posible que puedas darte cuenta si tu compañero de trabajo no está actuando como él o ella misma en una reunión. Toma nota de cualquier signo o síntoma que tu compañero de trabajo pueda experimentar que parezca fuera de lo común.

Síntomas de hiperglucemia o “nivel alto” :

  • náusea
  • respiraciones profundas
  • confusión
  • piel enrojecida y caliente
  • somnolencia
  • mucha sed

*Cuando tenemos hiperglucemia, necesitaremos administrarnos insulina por medio de una inyección o una bomba.

Síntomas de hipoglucemia o “nivel bajo”:

  • temblores
  • piel pálida y sudorosa
  • dolor de cabeza
  • hambre
  • debilidad
  • confusión

*Cuando tenemos hipoglucemia, tendremos que comer una merienda que tenga una buena cantidad de carbohidratos de acción rápida para elevar nuestro nivel de azúcar en la sangre rápidamente. Esto podría ser cualquier cosa, desde meriendas de frutas, una caja de jugo o galletas saladas.

Situaciones de emergencia

  • Si estamos conscientes, anímanos a controlar nuestro nivel de azúcar en la sangre para que podamos tratarlo como corresponde.
  • Si estamos conscientes pero incapacitados (incapaces de responder o ídos), comunícate de inmediato con los servicios de emergencia.
  • Si alguna vez nos desmayamos o estamos inconscientes, llama inmediatamente a los servicios de emergencia.

Lo más probable es que una situación de emergencia sea causada por hipoglucemia o un nivel bajo de azúcar en la sangre y, en ese caso, se debe tomar una glucosa de acción rápida inmediatamente. Es decir, cajas de jugo, caramelos, tabletas de glucosa, o cualquier otro alimento o bebida azucarada que se pueda consumir fácilmente.

Si estamos inconscientes, quizás tengas que administrarnos glucagón de emergencia. Determina con anticipación con la persona que tiene diabetes tipo 1 si te gustaría ser la persona indicada para tal emergencia y si quisieras capacitarte para ayudarla.

¿Qué es el glucagón?

El glucagón es un medicamento hormonal utilizado en emergencias cuando una persona experimenta hipoglucemia y no puede tomar azúcar por vía oral. Viene en forma de polvo y debe agregarse a una solución para poder administrarlo. Es lo opuesto a la insulina.

Lee:La guía de los amigos y la familia para la diabetes tipo 1.