La Preocupación de los Padres por la DT1

3/15/20
ESCRITO POR: Amy Saucer

 

Este contenido es posible gracias al apoyo de Medtronic Diabetes.


 

“No mucho.” Esa es mi respuesta normalmente cuando me hacen la pregunta común: “¿Cómo dormiste anoche?” 

Cuando vives con diabetes Tipo 1, el tiempo de sueño con frecuencia se interrumpe por una razón u otra. Tu nivel de azúcar en la sangre cae a un nivel peligrosamente bajo. Tu bomba comienza a sonar exigiendo una calibración. Tu bomba te alerta porque la glucosa en la sangre es demasiado alta. Tu bomba suena justo antes de que se active la alarma porque necesitas volver a llenar la insulina, por lo que debes levantarte y cambiar el set de infusión.

Si también tienes un hijo con diabetes Tipo 1, no puedes hacer que tu mente se detenga porque piensas que cualquiera de esas cosas podría estar sucediéndole a él y que podría no darse cuenta. Cuando tu hijo no tiene una bomba que le dé la alarma, duermes aún menos debido a la preocupación de lo desconocido: sin una bomba y un sensor no hay nada además que tú para monitorear a tu hijo y corregir sus niveles de azúcar si es necesario.

El comienzo de nuestra travesía

Cuando a mi hijo, Alan, le diagnosticaron diabetes Tipo 1 a la edad de 14 años, tardé seis meses en dormir toda la noche, y luego solo lo hacía ocasionalmente. Los primeros seis meses después del diagnóstico de Alan, los médicos lo tuvieron haciendo terapia de inyecciones diarias múltiples. Aprender a cuidar la diabetes Tipo 1 es un reto y querían asegurarse de que él pudiera aprender cómo se sentía su cuerpo cuando su nivel de azúcar en la sangre estaba cambiando. También querían que fuera capaz de cuidarse sin depender de la tecnología. Fue muy bueno siendo responsable y midiendo sus niveles de azúcar cuando se suponía que debía hacerlo, contando carbohidratos, inyectándose y pidiendo ayuda cuando la necesitaba. Durante el día hacía un excelente trabajo cuidándose y no nos preocupábamos demasiado por él.

Lo desconocido de las noches

La preocupación surgía después de la hora de acostarse. Daba vueltas en la cama preguntándome si su nivel de azúcar en la sangre aumentaría tanto durante la noche que podría entrar en cetoacidosis diabética (CAD). ¿Se despertaría si su nivel de azúcar en la sangre bajara? ¿Bajaría tanto que tal vez no se despertaría? Estos eran solo algunos de los pensamientos que daban vueltas en mi cabeza durante toda la noche.

Ponía una alarma a las 2 a. m. todas las mañanas y me despertaba para ir a su habitación y medir su nivel de azúcar en la sangre para asegurarme de que estaba bien. Había noches en las que sus números eran geniales y dormía aunque le punzara un dedo. Pero también algunas noches en que su nivel de azúcar en la sangre era bajo y tenía que despertarlo para que comiera algo. Luego teníamos que esperar 15 minutos y revisar su nivel de azúcar en la sangre nuevamente para ver si estaba en un nivel seguro para que volviera a dormir o si necesitábamos que comiera más y esperar otros 15 minutos para medirlo nuevamente. También había noches en que sus niveles eran altos y tenía que despertarlo para darle una inyección para corregir el azúcar en la sangre. Con frecuencia me levantaba de 2 a 3 horas más tarde y lo medía nuevamente para asegurarme de que su azúcar estaba bajando como debía.

Actuando por mi propia experiencia

Alan y yo tenemos una conexión que no siempre quisiera que existiera. También tengo diabetes Tipo 1, por lo que siempre quiero poner a mis hijos primero, hay noches en que mi nivel de azúcar en la sangre baja y tengo que cuidarme.

Cuando eso ocurre, mi esposo entra a ver a Alan durante la noche, a pesar de que tiene que levantarse temprano para trabajar por la mañana. La diabetes es un trabajo de 24 horas al día, 365 días al año, y es una tarea que, en conjunto, toda nuestra familia trabaja para manejar.

La noche con una bomba de insulina 

Una vez que Alan demostró que podía manejar su diabetes con inyecciones diarias múltiples, comenzamos a hablar sobre las bombas de insulina. Conocíamos los muchos beneficios de tener un buen manejo de la diabetes con una bomba de insulina porque he estado usando una desde 2001, y hoy uso el sistema MiniMed™ 670G. Uno de los mayores beneficios de usar una bomba de insulina con monitoreo continuo de glucosa (MCG) son las alarmas. Sé que muchos usuarios de bombas se quejan de cuántas alarmas tiene la bomba y cómo interrumpe lo que hacen, pero como madre, estoy agradecida por esa protección.

Hoy, Alan también usa el sistema de bomba de insulina MiniMed™ 670G y ahora no siento la necesidad de levantarme a medianoche todas las noches para ir a verlo. Esas molestas alarmas de la bomba lo despertarán si es necesario, y si no las escucha, aumentan de volumen para que yo pueda entrar y ver cómo está. Alan todavía mide su nivel de azúcar en la sangre antes de irse a la cama para asegurarse de que los números del MCG y los de la punción de dedo son similares, y todavía hay algunas veces que nos levantamos para hacer una punción de dedo, pero ahora podemos decir que dormimos toda la noche más veces de las que no lo logramos y todos nos preocupamos mucho menos.

 


El testimonio anterior relata una historia de la experiencia de una persona que usa un dispositivo Medtronic. La historia es genuina, habitual y documentada. Sin embargo, la experiencia de esta persona no proporciona ninguna indicación, guía, promesa o garantía en cuanto a la respuesta o experiencia que otras personas puedan tener al usar el dispositivo. La experiencia que otras personas tienen con el dispositivo podría ser diferente. Las experiencias pueden variar. Habla con tu médico sobre tu condición médica y los riesgos y beneficios de los dispositivos Medtronic.

Información importante de seguridad

SISTEMA MINIMED 670G

El sistema Medtronic MiniMed™ 670G está diseñado para la administración continua de insulina basal (a ritmos seleccionables por el usuario) y la administración de bolos de insulina (en cantidades seleccionables por el usuario) para el tratamiento de la diabetes mellitus Tipo 1 en personas de siete años de edad y mayores, que requieren insulina, así como para el monitoreo continuo y la tendencia de los niveles de glucosa del líquido subcutáneo. El sistema MiniMed™ 670G incluye la tecnología SmartGuard™, que puede programarse para ajustar automáticamente la administración de insulina basal en función de los valores de glucosa del sensor del monitor de glucosa continuo y puede suspender la administración de insulina cuando el valor de glucosa del sensor cae por debajo o se prevé que caiga por debajo de los valores del umbral predefinido. El sistema requiere una receta. Los valores de glucosa del sensor Guardian™ (3) no están destinados a ser utilizados directamente para realizar ajustes de la terapia, sino más bien para proporcionar una indicación de cuándo puede requerirse una punción de dedo. Se requiere una prueba de punción de dedo confirmatoria a través del medidor de glucosa en la sangre CONTOUR®NEXT LINK 2.4 antes de hacer ajustes a la terapia de diabetes. Todos los ajustes de la terapia deben basarse en mediciones obtenidas con el medidor de glucosa en la sangre CONTOUR®NEXT LINK 2.4 y no en los valores proporcionados por el sensor Guardian™ (3). Comprueba siempre la pantalla de la bomba para asegurarte de que el resultado de glucosa que se muestra coincide con los resultados de glucosa que se muestran en el medidor de glucosa en la sangre CONTOUR®NEXT LINK 2.4. No calibres el dispositivo de MCG ni calcules un bolo utilizando un resultado del medidor de glucosa en la sangre tomado de un sitio alternativo (palma) o de una prueba de solución de control. No se recomienda calibrar el dispositivo MCG cuando el sensor o los valores de glucosa en la sangre están cambiando rápidamente, por ejemplo, después de una comida o ejercicio físico. Si una prueba de solución de control está fuera de rango, ten en cuenta que el resultado puede transmitirse a la bomba cuando está en el modo de enviar “siempre”.

ADVERTENCIA: Medtronic realizó una evaluación del sistema MiniMedTM 670G y determinó que es posible que no sea seguro para su uso en niños menores de 7 años debido a la forma en que está diseñado el sistema y los requisitos diarios de insulina. Por lo tanto, este dispositivo no debe usarse en personas menores de 7 años. Este dispositivo tampoco debe usarse en pacientes que requieren menos de una dosis diaria total de insulina de 8 unidades por día porque el dispositivo requiere un mínimo de 8 unidades por día para funcionar de manera segura.

La terapia con bomba no se recomienda para personas cuya visión o audición no permite el reconocimiento de las señales y alarmas de la bomba. La terapia con bomba no se recomienda para personas que no desean o no pueden mantener contacto con su profesional de la salud. La seguridad del sistema MiniMed™ 670G no se ha estudiado en mujeres embarazadas. Para ver detalles completos del sistema, incluida la información importante de seguridad y del producto, como indicaciones, contraindicaciones, advertencias y precauciones asociadas con el sistema y sus componentes, consulta http://www.medtronicdiabetes.com/important-safety-information#minimed-670g y la guía del usuario correspondiente en http://www.medtronicdiabetes.com/download-library

Amy Saucer

Amy Saucer tiene diabetes Tipo 1 y es madre de Alan, que también vive con diabetes Tipo 1. Ambos están decididos a demostrar que la diabetes no los detiene.