LA VERDAD SOBRE LA DIABULIMIA

Según Marilyn Ritholz, PhD, (psicóloga Senior en el Centro Joslin para la Diabetes) y Ann Goebel-Fabbri, PhD, psicóloga licenciada que trabajó en Joslin por 16 años, las mujeres con diabetes tipo 1 tienen cerca de dos veces y media más probabilidades de desarrollar un trastorno alimentario. Esas probabilidades son sorprendentes; y cuando nos fijamos en los problemas psicológicos que vienen con el auto manejo de una condición crónica, junto con una relación de atención excepcional y demasiado atenta con la comida y un medicamento para salvar vidas que a veces puede causar aumento de peso, quizás no sea sorprendente que vivir con diabetes tipo 1 ponga a tantas mujeres en situaciones de riesgo. Beyond Type 1 quería saber cuáles pueden ser los trastornos alimentarios en poblaciones con diabetes tipo 1. ¿Cuáles son las señales de advertencia de estos trastornos alimentarios en los casos de diabetes tipo 1 “diabulimia”? ¿Cuáles son las mejores formas de tratamiento? ¿Qué conductas o características psicológicas pueden poner a una persona con diabetes tipo 1 en un mayor riesgo de desarrollarla?

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia es un trastorno alimentario caracterizado por un peso corporal anormalmente bajo, miedo intenso a ganar peso y una percepción distorsionada del peso corporal. Las personas con anorexia le dan un alto valor al hecho de controlar su peso y forma corporal, haciendo esfuerzos extremos que tienden a interferir significativamente con las actividades en sus vidas.

Para prevenir el aumento de peso o para seguir perdiendo peso, las personas con anorexia suelen restringir severamente la cantidad de alimentos que consumen. Pueden controlar la ingesta de calorías vomitando después de comer o por medio del mal uso de laxantes, suplementos dietéticos, diuréticos o enemas. También pueden tratar de perder peso haciendo ejercicio en exceso (Clínica Mayo).

¿Qué es la bulimia nerviosa?

La bulimia nerviosa es un trastorno alimentario que por lo general se caracteriza por períodos de atracones (o comer en exceso) seguido por vómitos inducidos. Las personas con bulimia tienen un temor a engordar; sin embargo, eso no significa que todas las personas con bulimia estén por debajo del peso apropiado. Algunas personas con bulimia tienen sobrepeso o son obesas. Ellas intentan controlar su peso o prevenir el aumento de peso adicional por medio del vómito inducido (Bulimia.com).

¿Qué es la diabulimia?

El término “diabulimia” (también conocido como ED-DMT1) generalmente se ha utilizado para referirse a esta combinación que amenaza la vida y la práctica poco saludable de la restricción de insulina para manipular el peso o perderlo. Las personas que sufren de ED-DMT1 pueden presentar cualquier número de comportamientos de trastornos alimentarios o quizás sólo manipulen su insulina y por lo demás tienen patrones de alimentación normales (WeAreDiabetes).

¿Cuáles son las señales de advertencia de la diabulimia?

  • pérdida de peso rápida y comen mucho o normalmente
  • un alto nivel de A1c
  • agotamiento físico
  • aumento del apetito (las células del cuerpo esencialmente están famélicas)
  • cambios de humor
  • disminución de la concentración y la motivación (esto se puede ver en los cambios en el rendimiento académico y profesional)
  • CAD recurrente sin causa explicable (esto puede ser potencialmente mortal)

“Realmente son todos los síntomas encontrados en el diagnóstico temprano de la diabetes”, dice Ann Goebel-Fabbri, PhD. “Hacen que retroceda el tiempo en el estado de la enfermedad, por así decirlo”.

“La diabulimia, como la mayoría de trastornos alimentarios, puede dar inicio con una baja autoestima. Hay una preocupación por el peso corporal, la imagen física y el objetivo es el perfeccionismo”, dice Marilyn Ritholz, PhD. “De esta manera, las personas que sufren de esto son personas que piensan más en blanco y negro; la zona gris es más difícil de comprender o aceptar”.

¿Cómo saber si estás en riesgo de diabulimia?

“La restricción de insulina por sí sola, ya sea en el nivel de gravedad de un diagnóstico de trastorno alimentario se presenta en alrededor del 30 % de las mujeres con diabetes tipo 1. Las personas se refieren a ella como un “un conjunto de síntomas subumbrales” que ya muestra resultados médicos graves. La cohorte más amplia se encuentra todavía en riesgo médico. La restricción de la insulina esporádica con frecuencia se convierte en un trastorno alimentario en estado avanzado con el tiempo”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Por qué es peligrosa la diabulimia?

“Si vives con diabetes y no estás recibiendo insulina, tus órganos se saturarán de glucosa”, dice Marilyn Ritholz, PhD. “Puedes poner a tu cuerpo en un estado de cetoacidosis diabética (CAD), y puedes experimentar las complicaciones a largo plazo de la diabetes tales como retinopatía, nefropatía y neuropatía. Si no se trata, puede llevar a la muerte”.

“Los trastornos alimentarios son los trastornos psiquiátricos más letales que existen”, dice Ann Goebel-Fabbri, PhD. “Agrégales la diabetes tipo 1 al cuadro clínico y son todavía más peligrosos. A pesar de que han tenido menos años de diabetes, han tenido una exposición a largo plazo a altos niveles de azúcar. Tienen mayores índices de complicaciones de diabetes al principio de la enfermedad. Eso significa que hay mucha más necesidad de atención médica especializada. Hay más necesidad de visitas de urgencia por la CAD; estos pacientes son mucho más frágiles médicamente hablando”.

¿Cómo se aprende acerca de la diabulimia?

“En el proceso del diagnóstico, sufres de pérdida de peso rápida y severa. Te tratan y tu cuerpo se vuelve más saludable. Alguien con diabetes tipo 1 quizás no vea este proceso como curación, sino como que ‘el tratamiento me hizo subir de peso’. He oído hablar de personas que también aprenden acerca de la restricción de insulina para bajar de peso en libros, en línea y en campamentos para personas con diabetes. Una cosa muy positiva en los medios sociales relacionados con la diabetes, es que tendemos a verlo más como un enfoque en la recuperación”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Cuáles son los pros y los contras del uso de la etiqueta “diabulimia”?

“Si algo tiene un nombre, es una cosa real y no eres el único luchando con ella. Entonces, la vergüenza se reduce potencialmente. De ese modo, el nombre es útil.

“Por el contrario, debido a que tiene ‘bulimia’ en el nombre algunos pueden pensar ‘bueno, yo no me hago vomitar, por lo que no tengo un problema’. Quizás no reconozcan que la restricción de la insulina es mucho más peligrosa que la eliminación de calorías por medio del vómito inducido. Por otro lado, las personas quizás tengan todos los síntomas de la anorexia y no se restringen la insulina, y tal vez no se les reconozca”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Los hombres con diabetes tipo 1 están en riesgo de la diabulimia?

“Esto no se ha estudiado ampliamente. Hay una estadística general de que aproximadamente 1 de cada 10 personas con un trastorno alimentario es de sexo masculino, pero no sabemos cómo se aplica esto a la diabetes. Lo que sí sabemos es que el trastorno por atracón (atracones de comida sin tener que vomitar) afecta al 50 % de mujeres y 50 % hombres, pero esto se debe principalmente a la diabetes tipo 2”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Cómo puede el tratamiento tradicional para los trastornos alimentarios ser ineficaz para las personas con diabetes tipo 1?

“Hay técnicas para trastornos alimentarios con apoyo de investigaciones, pero no sabemos si funcionan bien específicamente con la diabetes tipo 1. En lo que generalmente me baso en el tratamiento es en la integración de los aspectos que son exclusivos de la diabetes tipo 1 en esos tratamientos estándar”, dice Ann Goebel-Fabbri, PhD. “El tratamiento tradicional se centra en la lectura de etiquetas; no pensar en la comida como calorías, sino como sustento. También se recomienda escuchar a tu cuerpo cuando tienes hambre o estás lleno. El problema en el control de la diabetes tipo 1 es que, con el fin de utilizar la insulina, tienes que saber las cantidades de carbohidratos. Hay veces en que te ves obligado a comer aunque no tengas hambre. Esta idea de comer de forma intuitiva no es tan aplicable y necesita ser ajustada para aquellas personas con diabetes tipo 1.

“No le puedes decir a una persona con diabetes tipo 1, ‘no le hagas caso al peso’, cuando han tenido esa experiencia real de pérdida de peso severa. Con el tema del peso, necesitan saber que el peso ahora se puede controlar con insulinas y tecnologías más sofisticadas disponibles para controlar la diabetes tipo 1”.

Marilyn Ritholz, PhD, recomienda: “Para los pacientes con los que trabajo, trato de que nos juntemos con la mayor frecuencia posible. Hay muchos centros de trastornos alimentarios en los Estados Unidos, pero muchos no se centran en programas preventivos de trastornos alimentarios para personas con diabetes. Es importante saber que un trastorno alimentario con diabetes es un trastorno alimentario diferente y que al paciente se le debe monitorear cuidadosamente. Necesitan un enfoque de equipo que incluye: un endocrinólogo y un psicólogo o psiquiatra si se necesita medicación, así como un educador en diabetes”.

¿Cómo se trata efectivamente la diabulimia?

“El tratamiento tiene que ser muy modificado, ya que en realidad es muy peligroso salir rápidamente de tener una glucosa elevada profundamente para alcanzar los números de destino. Puede dar lugar a algo que se le llama complicaciones inducidas por el tratamiento. Tiene que ver con la velocidad y el índice de disminución de la glucosa. El proceso de disminución del índice de la glucosa debe ser gradual, pero no hay ningún protocolo médico estándar por el momento. Hay investigaciones en proceso, lo que es prometedor, pero lo que sabemos es que tiene que ocurrir lentamente. Para algunos pacientes, hacerlo de esta manera podría sentirse más manejable y realista para tenerlo como meta. Y en ocasiones por hacerlo de manera más gradual, el aumento de peso relacionado con líquidos se calma.

“La recuperación depende de desarrollar una mejor sensación de uno mismo. También hay un mayor riesgo de depresión en los trastornos alimentarios cuando se tiene diabetes tipo 1, por lo que con mucha frecuencia los pacientes tienen que trabajar con un psiquiatra y así recibir la medicación, si se necesita. Pero también ayuda encontrar cosas en tu vida que te den un sentido de valor, que sean interesantes y desafiantes. Así es como construimos nuestro sentido de tener un significado en el mundo, ya sea que tengamos trastornos alimentarios o no; y eso en gran medida se pone en suspenso o se detiene por completo cuando están tratando con el grave impacto de un nivel alto de glucosa por un largo periodo de tiempo. Apenas son capaces de pasar el día debido a su bajo nivel de energía.

“También veo la manera de mejorar sus destrezas intrapersonales. Sus vidas se han suspendido y no han experimentado otras cosas que sus compañeros habrían experimentado. Creo que deberían tener la oportunidad de expresar lo enojados que están debido a la diabetes y cómo se sienten cuando ven los números de sus niveles fuera del alcance y llegan las complicaciones y a veces simplemente se rinden. Los proveedores de tratamiento tienen que presentar esa esperanza de que no es al inútil y ayudar a los pacientes a moverse a través de ella.

“Estos no son pacientes que no se preocupan por su diabetes y está en negación, no necesitan conferencias sobre sus riesgos médicos; están conscientes de ello. Es un problema psiquiátrico; no es un caso de una falta de comprensión”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Cuáles son las razones de que alguien con diabetes tipo 1 podría aumentar de peso después del diagnóstico?

“Cuando las personas han tenido CAD o han tenido niveles altos de glucosa durante tanto tiempo, ganan mucho peso muy rápidamente. No es a lo que yo llamo ‘peso real’; en realidad es una ‘grave retención de agua’. Pero es notable en la forma de su cuerpo y cómo les queda la ropa, y si uno es extremadamente sensible al aumento de peso, es algo aterrador. Creo que es imprescindible que se les diga a los pacientes que esto va a suceder y que es temporal; que se va a resolver y que le ayudaremos en el camino. Ellos no saben que es líquido y puede ser una gran detonante de una recaída”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).

¿Cuáles son otros factores en la recuperación?

“En mi investigación he aprendido que los pacientes que dejaron de restringir la insulina habían cambiado su forma de pensar acerca de la insulina. Su respuesta emocional al hecho de necesitar insulina había cambiado. Ya no temían que se significara un aumento de peso, y de hecho no aumentaron su peso.

“Es muy importante mostrarles a las personas que pueden y deben recuperarse. Con trastornos alimentarios hay mucho pesimismo con la posibilidad de recuperación, y especialmente en el mundo de la diabetes tipo 1. Hablo de la necesidad de una esperanza y de que esa esperanza esté basada en la realidad”. (Ann Goebel-Fabbri, PhD).


Más información sobre la salud mental y la diabetes tipo 1.