Lactancia materna con diabetes Tipo 1

Nota: este artículo es parte de nuestra biblioteca de recursos para madres con Tipo 1. Encuentra más de nuestros artículos e historias personales de Embarazo con Tipo 1.


La lactancia materna con diabetes Tipo 1

Para muchas madres con diabetes Tipo 1, dar a luz es sólo una pequeña parte de su historia de vivir más allá de la diabetes Tipo 1. La lactancia materna presenta su propio conjunto de desafíos y recompensas para las nuevas madres y también para las que ya han pasado por eso anteriormente A continuación te ofrecemos información acerca de los aspectos básicos de la lactancia materna y cómo puede afectar tu control de la diabetes Tipo 1.

Lactancia 101

Recomendaciones sobre la lactancia materna para todas las madres, no sólo aquellas con diabetes Tipo 1:

  • Se ha demostrado que la lactancia materna tiene beneficios a corto y largo plazo tanto para la madre como para el bebé
  • Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), “A todas las mujeres, incluyendo las que tienen diabetes, se les debe apoyar en los intentos de amamantar”.
  • Investiga sobre la lactancia materna, el acto de “expresar” la leche y, el cuidado antes del parto y saber dónde puedes ir para recibir apoyo (tu pareja, tu médico, etc.).
  • La lactancia materna exclusiva se recomienda durante al menos los primeros seis meses después del parto
  • Una comunicación clara y consistente con tu equipo médico de diabetes es crucial para una concepción, embarazo y parto planificados con éxito

Mamás con el diabetes Tipo 1

Es posible que no sea sorpresa que la comunidad médica aconseje enfáticamente supervisar los niveles de glucosa en la sangre antes, durante y después del embarazo para las madres con todo tipo de diabetes.

Las mujeres con diabetes Tipo 1 tienen un mayor riesgo de desarrollar hipoglucemia durante el embarazo y pueden experimentar síntomas menos severos de hipoglucemia (también conocida como hipoglucemia). Esto es importante porque la sensibilidad a la insulina aumenta después de dar a luz y expulsar la placenta.

Inmediatamente después del nacimiento

En los primeros minutos después del parto, los bebés nacidos de madres con diabetes también pueden tener hipoglucemia. Como resultado de la baja glucosa en la sangre, los recién nacidos son alimentados con fórmula para elevar y estabilizar los niveles de glucosa en la sangre.

Algunas mujeres eligen expresar la leche que su cuerpo produce antes del parto y la congelan. Al tener la leche expresada (y descongelada) a la mano en el hospital, las madres pueden agilizar el proceso de alimentar a sus recién nacidos con sólo leche materna.

En las primeras semanas

La Federación Internacional de Diabetes (FID) informa que la diabetes puede retrasar la lactancia (revista Diabetes Voice). Esto puede afectar la cantidad de leche que tu cuerpo produce inicialmente, aunque la producción de leche puede mejorar con el tiempo. Además de la diabetes, el estrés y el dolor (ambos afectados por la hormona esencial de la lactancia, la oxitocina) pueden afectar el proceso de lactancia. Tener una buena relación con tu médico y equipo de diabetes puede ayudar a responder a las preguntas, aliviar la incertidumbre y pavimentar los posibles baches en la carretera durante el amamantamiento inicial .

La supervisión frecuente de la glucosa en sangre es importante: la  Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association) informa que muchas madres experimentan altibajos en el control de la diabetes después del parto.

Mantén los niveles bajos bajo control. La renovación de glóbulos rojos produce menores niveles de A1c durante el embarazo y, dado que la lactancia materna es una actividad que consume energía, puede causar niveles bajos de azúcar en la sangre como cualquier forma de ejercicio. Asegúrate de que los que te rodean conozcan los signos y síntomas de la hipoglucemia y mantente preparada.

A largo plazo

Dar a luz es un acontecimiento importante que afecta cada faceta de la vida que esté involucrada. Aunque puede tomar tiempo para que sus cuerpos se ajusten, las madres con diabetes Tipo 1 que amamantan pueden requerir menos insulina y administrar mejor su diabetes (Steube, revista Diabetes Voice ).

Las noches sin dormir, las montañas rusas los niveles de azúcar en la sangre, los nuevos horarios, la falta de horarios y todo lo demás que viene con la diabetes se magnifican después de tener un bebé. Si eres una madre nueva, pide ayuda; cuanto más apoyo tengas cuando se trata de la diabetes y, la lactancia materna y la vida con un recién nacido, podrás hacerle frente de mejor manera.


Referencias

Academia Americana de Pediatría: Preguntas frecuentes sobre Lactancia (en inglés) 

Asociación Americana de Diabetes: Post parto (en inglés)

Asociación Americana de Diabetes . “Manejo de la diabetes durante el embarazo (en inglés).” Diabetes Care, Enero 2016, vol. 39, Suplemento 1, pp. S94–S98

Lactancia USA: Expressing Milk Before Birth: A Tool for Use in Special Circumstances

Steube, Allison. “Breastfeeding and diabetes—benefits and special needs.” Diabetes Voice, Marzo 2007, vol. 52, edición 1, pp. 26-29