LAS COSAS ESTÚPIDAS QUE LA GENTE DICE SOBRE LA DIABETES Y CÓMO LIDIAR CON ELLO

5/11/17

Nota del editor: Marci es miembro del equipo Beyond Type Run Team  Participó en el Maratón TCS 2017 de la Ciudad de Nueva York.


¿Por qué no puedo simplemente ser como los demás por un momento? ¿Por qué no puedo darme el gusto de una buena comida sin que se me dispare o desplome el azúcar? ¿Por qué no simplemente puedo salir a correr o subirme a un avión sin tener que empacar mis elementos “esenciales”, planificar planes de respaldo y asegurar constantemente que mis niveles se mantengan dentro del rango? El descanso nocturno sin pitidos, zumbidos y alertas sería un sueño.


Esto es agotador tanto física, mental como emocionalmente. ¿Por qué tengo que ser tan diferente a los demás? Solo porque mi páncreas dejó de funcionar, me ven automáticamente como alguien “diferente”. Soy el blanco de todas las bromas sobre la diabetes. Soy la chica misteriosa que deambula con una enfermedad invisible que el 99 % del público general interpreta mal  y que confunde con la diabetes tipo 2. Soy la excéntrica de la mesa a quien inmediatamente molestan por comer alimentos sin gluten, por ser vegana y por ser un “fenómeno de la salud”. En ocasiones, simplemente quiero incorporarme y que nadie se entrometa en mis problemas de salud. Algunas veces quisiera disfrutar una comida sin que nadie resalte el hecho de que vivo con diabetes con comentarios como: “¿Puedes comer eso?” o “¿Qué sucede si lo haces?”, o cuando presencian una inyección o bolo: “Oooh, me voy a desmayar”.  A veces, está bien hacer bromas sobre algo y reírse; otras veces, eso simplemente cansa.


Me han hecho casi cualquier tipo de comentario absurdo. Para todos mis compañeros con DT1, que viven esta “enfermedad invisible”, estos son algunos de mis favoritos:

 

Las cosas estúpidas que dice la gente…

  • Entonces, ¿perderás tus pies con la diabetes? Al hermano de mi abuelo le amputaron ambos pies a causa de la diabetes.
  • ¿Acaso simplemente consumiste una gran cantidad de azúcar y contrajiste diabetes?
  • No puede ser tan malo, solo tienes que cuidar lo que comes, ¿correcto?
  • ¿Te quedarás ciego?
  •  ¿Tuviste sobrepeso en algún momento?
  • No deberías comer eso. ¿Acaso no tienes diabetes?
  • Pensé que solo las personas con sobrepeso o haraganas sufren diabetes. ¿Cómo la
    contrajiste si estás tan en buena forma?

Otras conversaciones 

ELLOS: Traje donas para todos y decidí traerte un bagel porque no tienen mucha azúcar.
YO: Gracias, pero no gracias.


ELLOS: Traje cupcakes adicionales solo para los diabéticos(seguido por risas del resto del grupo).
YO: ¿Acaso se supone que eso sea gracioso?


ELLOS: Si sufres un coma diabético, no sabré qué hacer. Si se te baja mucho el azúcar, no sabré cómo aplicarte la inyección.
YO: Por favor, no hagas eso.


ELLOS: Solo inyéctate con insulina y deberías sentirte mejor; listo para salir.
YO: Ajá, eso es todo.

Entiendo que muchos de estos comentarios se hacen por simple curiosidad. Algunas personas realmente se preocupan y quieren conocer más sobre la diabetes y sobre cómo ofrecer apoyo; existe una diferencia. Le aconsejaría a cualquier persona que conozca a alguien con DT1 —ya sea que se trate de un familiar, amigo, compañero o vecino— que piense antes de hacer preguntas o hacer comentarios que podrían ser insensibles. A continuación explico cómo manejo las bromas o comentarios insensibles que me hacen:

¡Activa tu parte experta!

Si las personas hacen comentarios sobre mi diabetes, los cuales son imprecisos o confusos que contienen muchos malentendidos relacionados con la DT1, me tomo el tiempo para usar una gran cantidad de términos especializados relacionados con la diabetes. La mitad de las veces se aburren y se desconectan mentalmente. Otros se toman el tiempo para escuchar y consideran que mi diabetes es intrigante. Por qué no enseñarles cuando tienes la oportunidad. ¡Establece un récord!

¡Vuelvete sabio!

Los comentarios negativos a veces pueden herir, pero he aprendido a usar estas oportunidades como armas para volverme más fuerte como persona en general. Nosotros, las personas con DT1, ya somos fuertes luchadores. Podemos aprender a eliminar la estupidez o falta de conocimiento. Yo sigo aprendido sobre la enfermedad y sobre todo lo relacionado con la misma, como avances biológicos, científicos o tecnológicos del mundo de la DT1. Esto incluso se extiende a formas en las que puedo mejorar mi salud en general. Mientras más conoces sobre la enfermedad, mayor ventaja tendrás “sobre alguien” y podrás demostrar tu inteligencia. ¡Aprovecha los comentarios negativos para volverte más sabio! ¡Hay muchas más cosas relacionadas con la enfermedad que simplemente la comida y ejercicio, gente!

 

¡Piensa antes de hablar!!


Debes recordar que la mayoría de comentarios se derivan de la ignorancia y de la falta de conocimiento. La mayoría de las personas no están tratando de herirte intencionalmente con lo que dicen. Sin embargo, eso no hace que las bromas sean permisibles. Muchas personas no se dan cuenta que sus bromas y comentarios pueden ser un tema delicado para alguien. Estoy segura que a los pacientes con cáncer no les gustaría escuchar que todas las conversaciones giren en torno a su quimioterapia o algunos de los otros desafortunados efectos que puede causar una enfermedad como esa en la vida de una persona. Además, estoy segura que una mujer que tiene problemas de fertilidad no se sentirá muy bien si le preguntan si finalmente tendrá hijos. Nunca sabes que están atravesando las personas que sufren una enfermedad crónica. Así que, por esa razón animo a las personas a que piensen antes de hacerle algún comentario a las personas que tienen que soportar la enfermedad día tras día. Debes ser compasivo y tener la voluntad para aprender, en lugar de entrometerte o ser insensible.

¡TuVuelve lo negativo en positivo!

Si alguien me hace un comentario en relación a que no puedo hacer algo o que no tengo la capacidad física para hacerlo, les aseguro que de hecho puedo hacerlo. “¿Estás seguro que puedes comer eso? ¿No te causará un coma diabético?” o “Deberías intentar las caminatas menos intensas dado que vives con diabetes”. Trato de aprovechar momentos como estos para motivarme y desafiarme. Me apego a un régimen alimentario estricto y puedo controlar la mayoría de mis niveles por medio de lo que como. Me siento facultada al saber que puedo comerme una galleta de vez en cuando y sé cómo manejarlo bien, pero puedo optar por evitar cosas como esas la mayor parte del tiempo para demostrarles a los demás cómo puedo vivir igual que ellos sin tener un páncreas funcional. Si alguien cree que no me puedo presionar físicamente, uso eso como una motivación para establecerme metas mucho más altas. Opto por salir y escalar la montaña más alta (tal vez incluso la corro). Mi filosofía en cuanto a la diabetes es que puedo controlarla en un 90 % mediante la forma en que vivo mi vida. El otro 10 % restante lo dejo al azar. Mi conocimiento y experiencias me han preparado para lidiar con estas sorpresas.


Cuando la gente duda de mis habilidades, les explico que estoy decidida a vivir más que muchas personas y tener una mejor calidad de vida. Vivir con DT1 no ha impedido esto y me ha brindado una riqueza de conocimiento sobre mi cuerpo y una oportunidad para realmente ver cómo diferentes fuerzas externas tienen un impacto en mi salud. He aprendido que la única diferencia que existe entre una persona no diabética y yo es que yo debo mantenerme viva de forma artificial. Para mí, eso es muy empoderante. ¡Ustedes, quienes viven con DT1, subestiman su fortaleza! Establecerse metas y alcanzarlas es mucho más gratificante. Las personas se sentirán inspiradas y tendrán un mayor nivel de respeto hacia ti.

Tú no eres como los demás 


Tú no eres como las otras personas. Tú eres diferente. Tú eclipsas a los demás en medio de los obstáculos asociados con controlar y vivir bien con una enfermedad crónica. En ocasiones solía sentirme incómoda y avergonzada cuando las personas descubrían que padecía DT1 debido a todos los conceptos erróneos que giran en torno a la diabetes. Muchas personas se asombran cuando descubren que soy diabética. Tengo el compromiso de maximizar mi calidad de vida para poder ser una representación positiva de la comunidad DT1. Debes ser tan bueno que confundas a los demás. Esto podría brindarte la oportunidad de volverte experto sobre la verdad en relación al DT1. Debemos convertir los estereotipos y conceptos erróneos en una oportunidad para convertir a las personas ingenuas que hay en el mundo en partidarios de la comunidad DT1. No escondas tus bombas, inyecciones y la interminable parafernalia para personas con diabetes.


Sé tú mismo, siéntete orgulloso y date cuenta que no eres como los demás. Tienes una fortaleza especial que muchas personas nunca tendrán la oportunidad de tener. Úsala para inspirar y ayudar a los demás.

Elige sabiamente

Rodéate de personas que te apoyen, que te amen y que te motiven. No siempre podrás evitar a los cretinos, pero puedes elegir con quién quieres estar. Yo sé quiénes son mis verdaderos amigos y las personas que buscan mi mejor interés. Me gusta la gente que me hace reír y las personas con las que puedo estar a lo largo de mi vida. Estas personas son las que a veces me hacen olvidar mi diabetes y las cosas desagradables que la acompañan. ¡Contar con un sistema de apoyo es clave!

Para los seres queridos de una persona que padece DT1, gracias por entender nuestro mundo, y por favor continúen brindando su apoyo. Para aquellos que son curiosos, busquen más información sobre la diabetes tipo 1 y todas las complejidades relacionadas con el hecho de vivir con una enfermedad crónica. Y para mis amigos con DT1, sigan luchando, sigan siendo fuertes y sigan brillando.

 

Marci es una chica de 25 años de California, que vive la vida de recién casados ​​con su esposo, Matt en el soleado Sur de California. Cuando ella no trabajando de 8 a 5, puedes encontrarla haciendo cualquier clase de actividad, como haciendo senderismo, yoga y Crossfit. Le encanta escribir; sobre todo acerca de la salud, el bienestar y la diabetes tipo 1. Actualmente está trabajando en su propio blog que contará con todas las formas de superar la diabetes. Tiene su maestría en Global Business de la Pepperdine University y disfruta de nuevas aventuras y viajar por el mundo. Sus mejores amigos también son su familia y su fe cristiana es lo que le da propósito. Teniendo diabetes tipo 1 le apasiona llegar a romper el estigma y los estereotipos asociados con la diabetes tipo 1 y vivir con una enfermedad de por vida. Algunos hechos divertidos acerca de ella: ella es un importante bebedora de jugo verde, le encanta la música de baile electrónica y le encanta hacer imitaciones.