Las cosas que dice la gente

1/4/18

Nota del editor: Esta historia fue originalmente publicada en el blog de Kate Felton  Not Sure How Today Ends


Es gracioso. Escucho las mismas cosas de otros papás una vez tras otra luego de este diagnóstico. Por favor, si has sido quien hace estas preguntas, no te sientas mal. Se perfectamente de dónde vino esta pregunta y no tengo rencores.

¿Cómo supiste?

Traducción: ¿Cómo podría yo saber?  Haz click aquí para encontrar la respuesta  Crear conciencia salva vidas.

¿Había un historial de diabetes en tu familia?

Traducción: Por favor di que sí, así puedo regresar a creer que esto no afectará a mi familia.

Pero puedes controlarlo con dietay ejercicio ¿verdad?

Traducción: No es tan difícil ¿verdad? Estoy realmente incómodo y me gsutaría que esto no fuera demasiado así podemos dejar de hablar de ello en este instante.

Eres una gran madre. Ella es muy afortunada de tenerte.

En mi mejor día soy una mamá mediocre pero la investigación asegura que eso seguramente no es suficiente. Voy lidiando con lo que me tocó vivir exactamente igual que otros padres allá afuera. El hecho de que tenga un asunto médico gigante en mi plato no me convierte automáticamente en una gran mamá. Me hace una mamá más cansada que tú pero es la única carrera en la que voy ganando. En todo caso, yo debería sentirme orgullosa de tenerla.

Y la pregunta inevitable.

Yo jamás podría inyectar a mi hijo de esa manera.

Sí, si podrías. Todos ustedes podrían. Podrían y lo harían sin dudarlo. Cuando te enfrentas con la muerte las agujas no son la gran cosa.

Menos común pero más frecuente de lo que me gustaría recibo preguntas como:

Oh, tengo un primo en segundo grado/amigo de un amigo/tío en tercer grado al que le amputaron/que murió/ que perdió la vista a causa de esta enfermedad.

Esta si que es difícil sobre todo frente a los niños. Frente a O quien escucha y absorbe todo.

Mi gato tuvo diabetes y el seguro no cubría ni siquiera su insulina.

Esto es real y alguien de verdad se quejó conmigo recientemente sobre esto. Me costó mucho trabajo controlar mis gestos.

y

Al menos no es algo realmente horrendo como cáncer.

Sin comentarios.

Intento dar respuesta a estas preguntas de la forma más honesta y abierta que puedo dejando de lado mi reacción personal a ellas y tratando de proveer información al mismo tiempo que reconozco de dónde viene la otra persona. Me muero por ser genuina en la vida y pido ayuda cada vez que lo necesito y lo digo en voz alta cuando las cosas son difíciles. Muchas cosas son difíciles ahora.

Lo comprendo. Es raro y difícil dejar de lado palabras grandes y atemorizantes como Cetoacidosis, coma, convusliones, amputación, ceguera y hospitzalización. Es difícil saber qué resonder. Supongo que me gusta dar a todos permiso de permanecer callados, de escuchar cosas complicadas y no sentir la necesidad de llenar el silencio. Si debes hablar me gusta mucho la poesía en la frase  “Demonios, eso apesta”.

Kate Felton es una escritora y artista que vive en Los Ángeles con un perro increíblemente bien educado, tres hijos maravillosamente revoltosos y su eternamente paciente esposo. Su hija, Penny, fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en diciembre de 2,015, a los tres años. Kate escribe en www.notsurehowtodayends.com y escribe en otras partes en el internet. Cuando no está detrás de los niños, produce teatro y participa en la junta directiva de varias organizaciones no lucrativas.