Los 7 pecados capitales de la diabetes

11/8/18
ESCRITO POR: Carolina Zárate

De la pluma de Carolina, compartimos contigo los que ella nombró “los 7 pecados capitales de la diabetes”.

1. Pereza:

La diabetes requiere atención las 24 horas, los 7 días de la semana. No tiene vacaciones ni días feriados. No hay opción, por lo que estar dispuesto a hacerse cargo requiere disciplina. Es agotador, aún cuando podamos hacerlo parte de nuestra rutina diaria e incorporarlo a todas las demás actividades. Esto no debe ser excusa para apartarse de esta responsabilidad. Puede que el cansancio nos lleve a este pecado, negarse a medirse la glucosa o saltarse una dosis de insulina pero la fuerza de voluntad deberá ser capaz de contrarrestarlo.

2. Gula:

Comer sólo la porción recomendada puede ser un sacrificio para muchos (me incluyo). Tener frente ese postre favorito y comerlo todo porque nuestros niveles de glucosa en sangre comenzarían a subir como cohete es un “pecado” que debemos evitar. Algunas veces caemos y después viene el remordimiento. En la alimentación de quienes vivimos con diabetes ya no hay restricciones, pero debemos seguir las indicaciones de una comida saludable en las porciones adecuadas.

3. Ira:

Más que ira, diría que es frustración. En muchas ocasiones por más que intentemos alcanzar niveles de glucosa óptimos no lo logramos. Nos da “piedra” que no funcionen todas las estrategias para manejar la diabetes, pero esto no nos ayuda para tomar las decisiones adecuadas. No podemos pelear con la diabetes, debemos contar hasta 3 y continuar.

4. Soberbia:

Creer que todo lo podemos hacer solos, cuando en realidad siempre necesitamos el apoyo de los demás. Creernos perfectos cuando siempre podemos fallar en algún aspecto, porque la diabetes es así, imprevisible. Criticar a los demás porque no hacen las cosas como nosotros las hacemos. Cada persona con diabetes es diferente, y cada esfuerzo es personal.

5. Avaricia:

Mientras acumulamos, hay personas con diabetes que necesitan alguna donación. No esperemos que se aproxime la fecha de vencimiento de esa insulina, tirilla o insumo para buscar alguien a quien le pueda servir.  Lo mismo con las lancetas. Si no vamos a utilizarlas no las solicitemos sólo porque nuestro servicio de salud las cubre. Hagamos uso responsable de lo que necesitemos.

6. Envidida:

¡Pero de la buena! Cada vez nos sorprenden con más avances tecnológicos para el tratamiento de la diabetes. Pero un pequeño porcentaje de las personas con diabetes pueden acceder a éstos. La mayoría de estos afortunados tienen acceso porque sus sistemas de salud cubren esas tecnologías y tratamiento. Poco a poco se van incluyendo nuevos elementos dentro de la cobertura de salud en algunos países y nos alegramos por aquellas personas que se benefician, pero también anhelamos que el acceso sea a todos por igual.

7. Lujuria:

Voy a ser dura con este tema….Hay quienes al parecer sienten placer victimizandose. Desean ser el centro de atención causando lástima. Se flagelan con la culpa de tener diabetes, como si fueran los únicos que deben lidiar día a día con esta condición de salud. Cada persona ha tenido su momento de negación, pero de cada uno depende superarlo.


Puedes leer más historias de Carolina en Blog Diabético Tipo 1  

Carolina Zárate

El 16 de septiembre del año 2004 cambió la vida de Carolina Zárate. A sus 24 años le diagnosticaron diabetes Tipo 1. Siendo publicista se animó a crear un blog llamado “Blog Diabético Tipo 1 (db1)” para contar sus experiencias y junto a la ayuda de las redes sociales ha logrado llevar su mensaje de positivismo respecto a la diabetes. Carolina es de Bogotá, Colombia. Le encantan los gatos, tuvo una gata con diabetes Tipo 1 y le gustan los tatuajes, tiene varios. Una frase: “Si no se puede cambiar el mundo de la diabetes, por lo menos el mundo de una persona con diabetes”.