MCG: MEDIDOR CONTINUO DE GLUCOSA

El MCG, o medidor continuo de glucosa, coloca el control de la diabetes en el siglo 21. Este pequeño aparato portátil, podría ser considerado el próximo paso para el análisis de glucosa en la sangre y tu próximo paso para controlar la diabetes.

¿Qué es el MCG?

Un MCG es un dispositivo portátil que lleva un registro de tu glucosa a lo largo del día y de la noche, notificándote sobre tus niveles altos y bajos para que de esta manera, puedas controlarlos.

El monitor continuo de glucosa revisa de manera automática tus niveles de azúcar en la sangre cada 5 minutos y muestra los valores en una pantalla. También cuenta con una conveniente aplicación, accesible para los usuarios de iPhone y Android.

Dexcom’s G4, G5, G6, Abbott’s Freestyle Libre y Medtronic’s Guardian Connect ofrecen la opción de enviar los datos de glucosa en sangre a un teléfono móvil o incluso un smart watch (reloj inteligente). La aplicación en el teléfono también tiene una opción o componente Share (para comaprtir la data) con el cual podrás compartir estas lecturas de glucosa en sangre con otra persona haciendo uso de teléfonos móviles. Tanto el usuario como el recipiente en Share recibirán notificaciones de glucosa baja o alta y es una forma fantástica de estar al pendiente de un ser querido.

Dexcom (marca que ofrece productos de MCG) ofrece la opción de permitir que las lecturas de glucosa vayan a un teléfono inteligente o hasta un reloj inteligente. La aplicación en tu teléfono inteligente también cuenta con un componente “Share” (aplicación de Dexcom), el cual te permite compartir tus lecturas de glucosa en la sangre con el teléfono inteligente de otra persona. Ambos, el usuario y el recipiente de Share, recibirán notificaciones de niveles altos y bajos, y es estupenda la manera en que se puede estar pendiente de tu familiar o amigo.

Recursos adicionales

El medidor continuo de glucosa consiste en tres partes básicas:

  • Un dispositivo de visualización inalámbrico (o receptor): cuenta con una pantalla en donde puedes revisar tus niveles actuales de glucosa, ver datos anteriores dentro de un rango de 24 horas y obtener tendencias de si tu glucosa está propensa a bajar o subir y qué tan rápido.
  • Un transmisor: es la pequeña pieza que encaja en el sensor y envía a tu dispositivo de visualización la información de los niveles de glucosa de una manera inalámbrica.
  • Un sensor: es insertado justo debajo de la piel, es más delgado que una aguja y aproximadamente mide media pulgada de largo. El sensor permanece en la piel durante varios días, detectando así, la información de la glucosa.

¿Cómo funciona un MCG?

El MCG se puede colocar en varias partes de tu cuerpo, dependiendo cuál sea el área más cómoda para el usuario. Los lugares más comunes para un MCG tienden a ser alrededor del estómago, detrás de los brazos y piernas. Evita puntos en donde tu cuerpo naturalmente se dobla bastante, donde la ropa puede causar irritación o ser una carga.

El proceso de insertar el MCG es fácil y prácticamente indoloro. Por siete días (más si eres capaz de mantener el adhesivo del sensor), puedes tener acceso directo a tus niveles de azúcar en tu sangre a lo largo de todo el dia y toda la noche.

Los beneficios de un MCG

Estarse pinchando el dedo en la mañana, dos horas antes y después de las comidas, antes de la actividad física, en la cama y en cualquier momento que te sientes con síntomas, es irreal, hasta para las personas con diabetes más controlados. Esa es la belleza de un MCG.

El MCG es una manera en la que puedes rápidamente dar un vistazo a tu dispositivo y determinar en dónde te encuentras a la medida que tus niveles avanzan. Obtendrás una notificación si tu nivel cae por debajo de 80, y también obtendrás una notificación si tu nivel se eleva por encima de 200. Tienes la capacidad de cambiar estas notificaciones basándote en tu control diabético.

El MCG es capaz de resistir el estilo de vida activo de una persona con diabetes tipo 1. Las cualidades de este dispositivo, la fácil inserción y las sorprendentes capacidades de este aparato, lo hacen un elemento que una persona con diabetes realmente debe tener.

Consejos para su uso

El MCG está hecho para permanecer en tu piel durante varios días. Si encuentras que la parte con pegamento de tu MCG se cae, puedes usar un pedazo de cinta de kinesiología. Corta un agujero para tu transmisor y coloca la cinta encima de tu MCG. También puedes comprar toallitas adhesivas para asegurar la prolongación en el uso del MCG.

Los beneficios de un MCG hacen la vida con diabetes tipo 1 un poco más fácil al solucionar algunas de las dudas de tus niveles de glucosa en la sangre. Sin preocupación, podrás ser capaz de conocer tus niveles al instante. Adicionalmente, podrás fácilmente predecir si tus niveles subirán o bajarán por las flechas de tendencia que se muestran en tu dispositivo de visualización. Con este conocimiento, tú puedes activamente prevenir situaciones peligrosas potenciales en el control de la glucosa en tu sangre.


Revisa nuestros: Todo sobre las bombas de insulina ,  Detalles sobre los medidores de glucosa en la sangre y  Medición de glucosa de diferentes tipos y dispositivos