LUKE Y JEDI — UN DOCUMENTAL SOBRE EL MEJOR AMIGO DE UN NIÑO

5/23/16
ESCRITO POR: CARLA ROMO

carla_romo_4Tenía 9 años y estaba afuera de la casa cuando recibí la noticia. Mi abuela terminó de hablar por teléfono con mi mamá, quien se encontraba en Children’s Hospital DC con Jackie, mi hermana mayor. Cuando colgó el teléfono, dijo “A Jackie le diagnosticaron diabetes tipo 1”. Recuerdo ponerme a llorar porque estaba asustada. No sabía qué era la diabetes tipo 1. Varios días después, mi mamá y Jackie regresaron a casa del hospital. Fue en ese momento cuando pude ver qué significaba realmente el diagnóstico. Hubo cambios en casi todos los aspectos de nuestras vidas, al igual que en mis sentimientos. Estaba enojada, confundida y preocupada. Mi mamá nos enseñó a mi hermana de en medio, Stephanie, y a mí cómo inyectar a Jackie, revisar sus niveles de azúcar en la sangre y qué hacer si Jackie se desmayaba. Ella nos explicó la ciencia detrás de la diabetes tipo 1 y las implicaciones que la enfermedad representaría para la vida cotidiana de Jackie, y a la larga, para nuestras vidas. Jackie era quien padecía de diabetes tipo 1, pero nosotros íbamos a estar con ella siempre, como su familia.

 

Adelantemos 15 años hasta el día de hoy, y mis sentimientos de tristeza y frustración hacia la enfermedad han menguado. Sin embargo, no han desaparecido del todo, ni espero que así sea. Es difícil aceptar mi impotencia frente a la diabetes tipo 1. No hay nada que pueda hacer para que mi hermana sea libre de la enfermedad, ni para impedir que otro niño, adolescente o adulto sea diagnosticado. Sin embargo, a medida que he madurado, he aprendido la diferencia entre la impotencia y la imposibilidad. Aunque me veo en una situación de impotencia frente a la diabetes tipo 1, no estoy imposibilitada. Puedo hacer mi parte en crear conciencia y educar al mundo respecto a la enfermedad.  

Siempre supe que quería hacer algo para crear conciencia sobre la diabetes tipo 1. No fue sino hasta un día inesperado en el que mi amiga Kara me contactó para que fuera la productora de un documental que ella estaba dirigiendo. Naturalmente, me interesó. Kara explicó que el documental sería sobre un niño llamado Luke y su perro de asistencia, Jedi. Ella entró en más detalles: Luke tiene diabetes tipo 1 y tiene hipoglucemia o hiperglucemia asintomática. Jedi está entrenado para detectar y alertar si los niveles de azúcar en sangre de Luke se salen de lo normal. A medida que Kara me lo explicaba, en mi corazón supe que esto era lo que tenía que hacer. Esta era mi oportunidad para crear conciencia y educar al mundo sobre la diabetes tipo 1.  

Después de consolidar nuestra colaboración, Kara como directora y yo como productora, ambas pasamos tiempo de calidad en reuniones con nuestras estrellas: Luke, Jedi, los papás de Luke y sus hermanos. Estas reuniones nos ayudaron a darnos cuenta de la poderosa historia que teníamos por contar. Tomamos la decisión de hacer este documental “en grande”. Así que iniciamos una campaña de 30 días en Kickstarter con la meta de $25,000. Para el día 14 de nuestra campaña ya habíamos alcanzado nuestro objetivo.

Al contar con los fondos y con una sólida base de personas interesadas en escuchar la historia de Luke y Jedi, empezamos la producción. Filmamos Luke and Jedi en sesiones de entrenamiento de perros de asistencia, en cenas familiares, en citas médicas en el Children’s Hospital LA y durante momentos de juego. Incluso filmamos durante la noche para poder ver realmente cómo eran las 24 horas del día para Luke y Jedi.

carla_romo_3

Luego de haber filmado miles de horas, haber derramado lágrimas y haber contado historias inspiradoras, ahora tenemos poderosas imágenes de los altibajos de lo que es vivir con diabetes tipo 1. Hemos terminado la producción y estamos en el proceso de editar la película. Debido a que éramos novatos en la realización de un documental, nos hemos dado cuenta de que nuestra campaña “en grande” de $25,000 en Kickstarter no era tan “grande” como lo pensamos al principio. Por lo tanto, necesitamos donaciones para terminar la película.

En lo personal, ha sido una experiencia verdaderamente conmovedora e intensa el poder hablar a profundidad con la familia de Luke en entrevistas, filmar la hermosa relación entre Luke y Jedi, y ser testigo de la lucha de otra familia con la diabetes tipo 1. Cuando inicié el proceso de hacer este documental, mi objetivo era hacer una diferencia en las conversaciones que las personas tenían sobre la diabetes tipo 1. Lo que no sabía era que este documental haría una gran diferencia en mí como persona. Si puedo sacar una lección de la historia de Luke y Jedi es que sin importar dónde estés, de dónde vengas y que hagas, nunca estás solo con la diabetes tipo 1; hay otras personas que comparten tu historia.

Para conocer más sobre la historia de Luke y Jedi, ingresa AQUÍ.

 

Obtén más información sobre los Perros de alerta diabética.

 

 

CARLA ROMO

Carla es originaria del área metropolitana de DC y siempre ha sentido fascinación por el entretenimiento. Ella se graduó de la universidad temprano y se trasladó a Los Ángeles para dedicarse a documentales, películas y televisión. Actualmente, Carla produce el documental Luke & Jedi y es productora de casting para importantes programas de televisión. Mientras se encuentra entre un trabajo y otro, se asegura de apartar tiempo para los proyectos que la apasionan. Carla se vio profundamente afectada por el diagnóstico de diabetes tipo 1 de su hermana mayor, y ahora está ansiosa por inspirar a otros a que saquen tiempo de sus ajetreadas agendas y consideren el valor de la vida. Carla siempre busca ampliar su creatividad e impulsarse hasta el límite cuando se le presenta una oportunidad importante.