Manejo de la Diabetes Tipo 1 en el Lugar de Trabajo

10/24/19
ESCRITO POR: Erika Szumel

 

 

 

Nota del editor: Los consejos y sugerencias presentados en el artículo son representativos de lo que ha funcionado para este autor. Beyond Type 1 reconoce que cada trabajo y la diabetes de cada persona es diferente, y lo que funciona para algunos puede no ser ideal para otros. Para obtener más información sobre la diabetes y el empleo, haga clic aquí.


La diabetes Tipo 1 presenta nuevos retos en nuestras vidas con bastante frecuencia. Estos retos surgen cuando estamos bajo un gran estrés, experimentando un cambio importante en la vida o ajustando nuestros cuerpos a nuevos alimentos. Otro reto oculto que se presenta es el manejo de la diabetes en el lugar de trabajo. En un nuevo puesto, el estrés de comenzar un nuevo trabajo es suficiente. En tu puesto actual, hablar de la diabetes Tipo 1 puede parecer extraño si has estado allí por un tiempo.

Estos son algunos consejos para manejar mejor la diabetes Tipo 1 en el lugar de trabajo para todos, desde veteranos hasta novatos.

Sé abierto

He estado viviendo con diabetes Tipo 1 durante 19 años y concientizo sobre la enfermedad tan a menudo como puedo. 

Comencé a trabajar a los 16 años y no me daba cuenta de lo difícil que sería trabajar con diabetes Tipo 1. Descubrí que no quería hablar abiertamente sobre ello con compañeros de trabajo y jefes hasta que se mencionara o se notara. 

Ser abierto desde el comienzo de un nuevo trabajo, incluso durante una entrevista, es extremadamente importante para tu bienestar y el de tu enfermedad. Cuando un empleador te pregunta si tienes alguna pregunta, no dudes en mencionar que tienes diabetes Tipo 1. A partir de ahí, puedes elegir cómo te gustaría describirlo o explicarlo, sin embargo; simplemente mencionar la diabetes Tipo 1 podría ser suficiente para ti. 

La diabetes Tipo 1 es una enfermedad que, desafortunadamente, nuestro mundo aún no conoce lo suficiente, exponérsela a tus compañeros de trabajo desde el principio también les dejará una marca. Al no mencionar que tienes esta enfermedad, puedes estar poniéndote en peligro. Por ejemplo: por graves niveles bajos. Dependiendo de tu trabajo, ya sea que requiera más mano de obra o que te sientes en tu propia oficina todo el día, los niveles bajos siempre son una preocupación y tus compañeros de trabajo deben saberlo. 

Usa esto como una oportunidad para iluminar a quienes te rodean

Siendo un joven adulto ya trabajando en mi carrera, aprendí a ser aún más abierto sobre la diabetes Tipo 1. La mayoría de las personas que he conocido han sido receptivas a lo que estoy diciendo y tienen curiosidad por saber más. Ofrece a tus compañeros de trabajo una mini lección rápida de diabetes Tipo 1. Concéntrate en lo básico: niveles bajos y altos, sentimientos y necesidades. 

Diles lo que crees que necesitan saber. ¿Tienes niveles bajos después de caminar un rato o estar de pie? ¿Tu azúcar en la sangre aumenta en situaciones aceleradas? ¿Qué es lo mejor para ti cuando tratas un nivel bajo? ¿Necesitan llamar a una ambulancia? 

Simplemente haz que estén conscientes. Hazles saber que es posible que necesites un descanso en ciertos momentos del día. Si tienes hipoglucemia asintomática, asegúrate de mencionar lo que eso significa en referencia a tener un nivel bajo de azúcar en la sangre. Mantén la información liviana pero seria, no hay necesidad de asustar a nadie tanto que se alejen de ti o plantear una gran preocupación (solo lo suficiente).  

No minimices la diabetes

Ahora, aunque todos sabemos que la diabetes es solo otra parte de nuestra travesía, es importante recordar que minimizar la enfermedad también puede ser peligroso en momentos de necesidad. Esto se relaciona directamente con un nivel bajo de azúcar en la sangre o hipoglucemia. Al informar a tus compañeros de trabajo y empleadores de lo que puede suceder con la hipoglucemia grave, te proteges a ti mismo. 

¡Así que no lo minimices! Como dije antes, manténlo ligero pero que sea una conversación seria. Explica que informar a quienes te rodean sobre la diabetes Tipo 1 es crucial en caso de emergencia. 

Debes estar preparado

Compra jugos adicionales, tabletas de glucosa o refrigerios de frutas para mantener en o cerca de tu escritorio en caso de un nivel bajo de azúcar en la sangre. Si te sientes cómodo, considera dejar otros suministros en caso de emergencia, solo asegúrate de guardarlos de manera segura. Si dejas insulina sin abrir, asegúrate de mantenerla refrigerada hasta su uso. Utiliza el refrigerador para otros refrigerios o jugos para ayudar con niveles bajos de azúcar en la sangre. 

No tengas miedo de alejarte

Si en algún momento sientes que necesitas abandonar la habitación, una reunión o un evento, no tengas miedo de hacerlo. Esto puede parecer obvio para algunos de ustedes, pero a veces es bueno escucharlo. 

A veces, sé que caigo en la idea de que necesito estar en todas partes, que no puedo permitir que la diabetes me aleje de algo ni siquiera por un momento, no quiero perderme nada. Sin embargo, está bien salir del lugar si lo necesitas o quieres. Tanto los niveles altos y bajos de azúcar en la sangre afectan cómo nos sentimos, pero también cómo nos concentramos y que tan productivos podemos ser. 

Al agregar estas 5 cosas a tu rutina, obtendrás los beneficios de la seguridad y la tranquilidad. Mientras tanto, crearás conciencia sobre la diabetes Tipo 1 en todas partes. Yo llamaría eso una situación en la que todos ganan algo. 


 ¿Quieres más información sobre la diabetes en la vida laboral? Echa un vistazo a la diabetes en el lugar de trabajo.

 

 

 

 

Erika Szumel

Con sede en Nueva Jersey, Erika es escritora, editora y especialista en medios digitales. Actualmente, es asistente editorial de NJMOM y productora asociada de NBC's Oxygen. Cuando no está escribiendo, puedes encontrarla bebiendo café helado, leyendo Viajes + Ocio o planeando su próxima gran aventura.