El manejo y control del paciente geriátrico con diabetes


 2022-09-13

La sesión “El manejo y control del paciente geriátrico con diabetes mellitus” del XXXII Congreso de la Federación Mexicana de Diabetes impartida por el Dr. Joel Rodríguez Saldaña nos dejó importante información sobre los distintos aspectos que deben tenerse en cuenta en el manejo de la diabetes tipo 1 y de la diabetes tipo 2 a medida que envejecemos.

Una población envejecida

Las personas de edad avanzada conforman un porcentaje cada vez mayor de la población de nuestros países y su atención correcta y adecuada es de suma importancia, tanto desde el punto de vista médico como del psicosocial.

El envejecimiento es algo natural de nuestro cuerpo que comienza desde el nacimiento y que implica la pérdida progresiva de mecanismos compensatorios y homeostáticos, junto con un declive de las funciones de nuestro cuerpo. 

Junto con la obesidad, el estrés y factores de riesgo cardiovascular, la diabetes es una de las causas de envejecimiento acelerado y afecta el estado funcional de las personas de edad avanzada.

La diabetes acelera el envejecimiento y la aparición y progresión de discapacidad y limitaciones a la movilidad que deben ser parte de una adecuada valoración, junto con la evaluación de los siguientes componentes: 

  • Estado funcional
  • Marcha y equilibrio (riesgo de caídas)
  • Fragilidad  y sarcopenia
  • Estado nutricional 
  • Polifarmacia
  • Incontinencia
  • Trastornos cognitivos como ansiedad y depresión

Desde el punto de vista clínico, el envejecimiento o senectud incluye parámetros tales como agotamiento de células madre, trastornos en sensores de nutrientes, trastornos de comunicación celular, trastornos en proteostasis (balance adecuado de proteínas), apoptosis (muerte celular programada y natural), reducción en el ritmo de reproducción de las células, etc. 

En lo que hace a la diabetes, la edad produce cambios estructurales y funcionales en las células beta, que son las células productoras de insulina. Y a su vez, en este proceso de envejecimiento, la diabetes aumenta el riesgo de pérdida de peso, deterioro muscular, sarcopenia, desnutrición, sedentarismo, síndromes geriátricos y comorbilidades. 

¿A qué se debe prestar atención?

En la atención del paciente geriátrico se debe prestar atención a posible fragilidad, sarcopenia (disminución de la fuerza muscular, de la masa muscular y finalmente del rendimiento físico), anorexia, deterioro cognitivo, caídas, fracturas varias inclusive de cadera, depresión, delirio, demencia y polifarmacia (toma de muchos medicamentos).

También se deben tener en cuenta ciertos limitantes como son la hipodipsia (poca sed), disminución de capacidad de ejercicio, aumento de obesidad central o visceral (en el abdomen), problemas de la vista, artritis, depresión, problemas sociales, etc. 

Las enfermedades en edad avanzada comparten ciertas características:

  • Deterioro más rápido si no se tratan 
  • Frecuentemente existen múltiples enfermedades 
  • La enfermedad puede ser atípica o no presentar algunos o todos los síntomas
  • Hay complicaciones secundarias frecuentes
  • Necesidad de rehabilitacion frecuente
  • Necesidad de reintegrarse a la comunidad 

Atención de las personas con diabetes

En primera instancia el profesional deberá valorar las comorbilidades, el estado funcional y cognitivo, el grado de apoyo social, el acceso a la atención médica, las preferencias individuales y la expectativa de vida para así establecer metas PERSONALIZADAS y estrategias de intervención. 

Su principal objetivo será optimizar el manejo glucémico para maximizar la calidad de vida, sin perder de vista los siguientes objetivos generales:

  • Reducir morbilidad y mortalidad por hiperglucemias
  • Evitar a toda costa las hipoglucemias que se han asociado directamente a arritmias, infartos y enfermedad vascular cerebral (EVC)
  • Reducir la frecuencia de síndromes geriátricos tan comunes en el geriátrico con diabetes.

Antes de iniciar el manejo de estos pacientes es indispensable realizar una valoración geriátrica: 

  • Estado funcional
  • Marcha y equilibrio (riesgo de caídas)
  • Fragilidad  y sarcopenia
  • Estado nutricional 
  • Polifarmacia
  • Incontinencia
  • Trastornos cognitivos como ansiedad y depresión

Recomendaciones generales

En el tratamiento de pacientes geriátricos con diabetes no se recomienda un tratamiento agresivo ya que puede ocasionar daños por hipoglucemias frecuentes y debe buscarse el medicamento más apropiado para el paciente y que sea seguro para evitar hipoglucemias dentro de lo posible.

 

ESCRITO POR Ana Álvarez Pagola (Borthwick) , PUBLICADO 09/13/22, UPDATED 09/13/22

Ana es la creadora de Yo Diabetes y vive con diabetes tipo 1 desde 2006. Es docente, y traductora, Paciente Experto en Enfermedades Crónicas por la Universidad Rey Juan Carlos y Educadora en Diabetes. Forma parte activa de la comunidad de diabetes en línea en las distintas plataformas buscando difundir información sobre diabetes que permita a más personas gestionar mejor su diabetes y los recursos disponibles. Es la orgullosa mamá de cuatro maravillosas personas.