Maratón de Boston – El capitán del equipo Joslin platica con Beyond Type 1


 

Greg Weintraub, corredor de maratón y capitán del Equipo Joslin (del centro de diabetes Joslin), estará corriendo en la maratón de Boston  2016 para poder crear conciencia y recaudar fondos para la investigación y el cuidado de la diabetes en el centro. Él también espera mostrar a otras personas con diabetes Tipo 1 que pueden entrenar y completar exitosamente lo que son un poco más de 26 agotadoras millas.

Inició en 1897, es el maratón anual más antiguo del mundo, que se lleva a cabo cada año en el día de los patriotas (el tercer lunes de abril). Tanto para profesionales como para principiantes, locales e internacionales, esta carrera atrae a más de 30,000 corredores y medio millón de espectadores cada año. Es el evento deportivo más popular en Nueva Inglaterra y es considerada una de las carreras más difíciles con las colinas Newton y el clima impredecible. Para calificar para correr, debes completar el trayecto en 3 a 5 horas, dependiendo de tu edad y género. Las calificaciones de tiempo no aplican para el quinto de los participantes entrantes, sin embargo, sí aplica para quienes corren para organizaciones benéficas y otros patrocinadores.

La diabetes Tipo 1 no impide que Greg corra, de hecho, es el ímpetu que lo impulsa hacia adelante, lo que lo inspira para terminar junto con otros miembros del equipo Joslin. Él terminó en 4 horas y 43 minutos el año pasado y piensa mejorar ese tiempo por casi una hora este año. Bien querido y bien conocido en su comunidad, Greg está creando su propio libro de jugadas de cómo entrenar y correr maratones, algo que muy pocas personas con su enfermedad alguna vez considerarían debido a las extremas demandas físicas. Entusiasmada y pensativa, fui recibida inmediatamente por Greg quien estaba feliz de compartir su historia y en donde él esperaba que ésta conduciría, más allá de la línea de meta.

BT1: ¿Cómo te uniste al equipo Joslin?

GW: Joslin es mi base central, he ido a campamentos y he sido un paciente allí. Fui diagnosticado el 18 de septiembre de 2001 a la edad de 8 años. Ese verano, escuché por primera vez la palabra “Joslin” y terminé inscribiéndome en su campamento. Recuerdo estar sentado alrededor de las fogatas y hablar con otros niños con diabetes Tipo 1 y doctores que fueron realmente de apoyo y ayuda. Hace un año y medio, tuve una transición del Boston Children’s (niños de Boston) al Centro de Diabetes Joslin. Es completamente diferente ser un paciente en Joslin a ser un campista, caminas en el centro con su enorme atrio y es impresionante e inspirador. Los doctores, junto con las instalaciones son increíbles.

 

BT1: El papel de capitán es un gran honor. ¿Cómo lo obtuviste?

GW: He tenido diabetes Tipo 1 por casi quince años y sé que no existe un libro de jugadas para saber cómo correr y controlar tu diabetes. Durante el último año, cuatro o cinco personas me contactaron para preguntarme cómo lo hago. El papel vino debido a que queríamos sentar el precedente que la gente con diabetes Tipo 1 puede absolutamente lograr hacer esto.

Correr la maratón y correr para Joslin inicia la conversación. Yo tiendo a minimizar la recaudación de fondos pero también es muy importante para mí. Hasta el momento, este año hemos recaudado $40,000, para el final de este mes esperamos llegar a los $45,000. Yo digo que usemos la maratón como una plataforma. La diversidad así como la adversidad generan excelencia. Podemos usar la maratón para contar la historia y recaudar dinero al mismo tiempo.

BT1: Esta es tu tercera Maratón de Boston. ¿Corriste en el 2013, el año del bombardeo que mató a tres y lesionó a cientos?

GW: Mi primera Maratón de Boston fue en 2014. Durante la carrera del 2013 yo estaba empacando para un viaje a D.C. y a las 2:59 p. m. recibí un mensaje de mi mamá diciéndome que había habido un bombardeo. Desde las 3 p. m. hasta las 9 p. m. esa noche, no creo haber movido ningún músculo. Al haber crecido en esta ciudad y haber visto la maratón cada año, el ataque era muy personal. Entonces fue cuando decidí correrla. Siempre había hecho carreras para la caridad de la diabetes y otras para Joslin, pero el año siguiente, yo quería hacer la Maratón de Boston y por Joslin.

Después del evento, tuve mi primera maratón, la Maratón de Ciudad Vermont, en mayo. Solo llevaba un par de millas y ya estaba luchando, cuando una mujer me dijo: “Boston fuerte”. ¡Me emocioné! Pasé las siguientes 22 millas corriendo más fuerte que nunca. Tenía lágrimas corriendo por mis mejillas; estábamos corriendo por algo más grande que nosotros.

BT1: Entrenar para una maratón es un tremendo esfuerzo, uno que requiere nada menos que trabajo duro en el transcurso de varios meses. ¿Cuánto y qué tan seguido entrenas?

GW: Estoy intentando descifrar cómo entrenar y trabajar tiempo completo, viajando un par de horas al día. Paso la mayoría de mi tiempo corriendo durante los fines de semana. Hace 4 semanas, fueron 22 millas y esa fue la cima de nuestro entrenamiento. Ese día se sintió estupendo, yo estaba en el camino y ya había recorrido una milla, revisé mi azúcar en la sangre, luego otra vez en las millas 6, 11 y 20. Cada vez, el grupo se detenía y me esperaban mientras me revisaba. La comunidad simplemente es asombrosa. La siguiente semana comencé a reducir la velocidad de las cosas, menos distancia. Esta última semana no es un entrenamiento físico, cambia al control emocional.

BT1: ¿Cómo manejas y lidias “emocionalmente” con el estrés que viene con un evento tan grande como ese?  

GW: He aprendido a través de la experiencia que voy a tener un mejor desempeño si la semana que precede está llena de diversión. Trato de pasar tiempo con amigos y gente que es importante para mi, tener conversaciones positivas que me dan la mentalidad correcta. Correr es, ante todo, un deporte emocional, así que veo a la gente a mi alrededor, como mi familia, amigos y equipo que me han apoyado en cada paso de mi entrenamiento. Lo que me lleva hasta el final son estas personas y los espectadores. Lo que mitiga mi ansiedad es la comunidad.

BT1: Tú mencionaste en tu artículo Entrenando para la Maratón de Boston con diabetes Tipo 1 que la hidratación puede jugar un papel importantísimo para mantener tu azúcar en la sangre en el rango seguro. ¿Nos puedes decir por qué?  

GW: Es realmente interesante. En mi primera Maratón de Boston yo no sabía qué esperar. Lo tienes que averiguar a medida que vas y aprendes. La temperatura era de 80 grados y estaba húmedo. Es mucho más fácil  deshidratarse cuando está caliente, por supuesto, pero mis niveles de azúcar en la sangre estaban altos, irrazonablemente altos. Estaba haciendo todo lo que se suponía que hiciera en términos de alimentación, revisión y suministro de insulina. Viendo atrás, intentamos descifrarlo y me di cuenta que nunca había corrido en un calor como ese antes. La deshidratación junto con el estrés pueden mantener tus números elevados. Y tú te mantienes con niveles altos hasta que eres capaz de rehidratarte de la manera adecuada.

BT1: Así que acerca de tu libro de jugadas, ¿es una guía que ayuda a otros con diabetes Tipo 1 y están pensando correr esas distancias?  

GW: Eso es algo que realmente que quiero realizar. Pienso que mi familia, médicos y amigos han descifrado lo suficiente como para hacer un libro de jugadas estándar. Empezaré a pensar sobre eso después de la maratón, puedes llamarme al lunes a las 5 p.m. (él se ríe). Aunque pienso que las conversaciones están sucediendo. La gente me está preguntando más y más frecuentemente y yo siento que algo se necesita hacer en el ámbito de la creación de un recurso actual que sea estructurado y estandarizado en una manera que sea beneficiosa. ¿Cómo lo haces? ¿Cómo lo haces bien? ¿Qué es lo más efectivo para la mayor cantidad de personas posibles?

El número de personas que tienen diabetes Tipo 1 y corren maratones es muy, muy pequeño, y los eventos de Iron Man (triatlón de largas distancias), creo que he conocido a todos en EE. UU. que lo han hecho y son como 5 o 6 personas. Por otro lado, si hubiera más recursos, no hay duda en mi mente que ese número de personas incrementaría exponencialmente. Mientras más contamos esta historia de mis carreras, más conciencia creamos y más personas alzarán sus manos y dirán: “Yo quiero hacer esto también”.

ESCRITO POR MICHELLE BOISE, PUBLICADO 04/15/16, UPDATED 06/20/18

Michelle cree que un simple testimonio individual tiene la habilidad de remodelar el mundo y cambiar tu vida. Tiene un licenciatura en literatura en inglés y español y un master en bellas artes en escritura de la Universidad de San Francisco. Como escritora, editora y gurú de contenidos, ha trabajado para revistas literarias y plataformas de comercio electrónico. Antes de unirse al equipo de Beyond Type 1, desarrolló artículos sobre conciencia saludable para Fitbit. Cuando no está escribiendo, la puedes encontrar bailando tap en la casa con su pequeño perro blanco o pintando con acrílicos (porque se secan más rápido).