Lo que Debemos Saber sobre Mascarillas


 

 

 

Nota del Editor: Lee las continuas actualizaciones sobre la pandemia de coronavirus (COVID-19) aquí


 

Debes prepararte con una mascarilla o cubierta para la cara la próxima vez que salgas en público. 

En caso de que te lo hayas perdido: la CDC ha actualizado sus recomendaciones para el uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19. A medida que surge nueva información sobre el coronavirus, queda claro que no todas las personas que lo contraen muestran síntomas; según el director de la CDC, el Dr. Robert Redfield, hasta el 25 % de las personas con COVID-19 podrían ser asintomáticas. Debido a esto, es fácil para aquellos que realmente no saben que están infectados propagar el virus a otras personas cercanas, y las mascarillas podrían ser una medida preventiva importante para frenar la transmisión asintomática. 

Últimamente, también ha habido una gran cantidad de diálogos sobre si el virus está “en el aire” o no, y algunas investigaciones sugieren que es plausible porque las partículas líquidas por estornudos, tos e incluso exhalar pueden permanecer en el aire por más tiempo del que se creía originalmente. Si bien los expertos les están dando vueltas a las respuestas exactas a esta y otras preguntas, la CDC insta al público en general a que no se arriesguen y tomen todas las precauciones para evitar el contacto con este virus.

Como resultado, la CDC ahora recomienda que todos usen cubiertas de tela para la cara en público, particularmente en lugares donde el distanciamiento social es difícil de mantener y las oportunidades de transmisión son altas, como en farmacias y supermercados. Las mascarillas de tela se pueden lavar y volver a usar de manera rutinaria, y son la mejor adición al distanciamiento social para ayudar a retrasar la propagación de COVID-19. 

Es importante tener en cuenta que estas nuevas recomendaciones no son un sustituto de las órdenes actuales de quedarse en casa y el distanciamiento social que requieren algunos estados y el gobierno federal. Según las pautas de la CDC, todavía se recomienda que las personas mantengan una distancia de al menos 6 pies entre sí, que eviten las reuniones sociales y que se queden en casa tanto como sea posible.

Tipos de mascarillas 

Mascarillas de tela 

Las cubiertas o mascarillas de tela son una forma rentable de mantenerte a salvo, se pueden hacer con artículos para el hogar (como una camiseta vieja y bandas de goma) o comprar en línea, y se pueden volver a lavar y usar nuevamente. El público en general debe usar estas mascarillas para ayudar a frenar la propagación del coronavirus, especialmente en áreas públicas con mucho tráfico. No se recomiendan cuando se atiende a pacientes enfermos, ya que no proporcionan una protección adecuada contra la exposición repetida al virus. 

Las mascarillas de tela pueden ser vitales porque ayudan a retrasar la propagación del COVID-19 entre las personas que podrían tener el virus pero son asintomáticas y no saben que están infectadas. Las preocupaciones sobre aquellos que, sin saberlo, portan coronavirus son altas, por lo que cambiar a una nueva norma social, donde todos usan una mascarilla facial de tela, es nuestra mejor línea defensiva cuando se combina con medidas de distanciamiento social.

Algunas personas optan por reforzar sus mascarillas de tela con filtros de aire desechables para que sean más efectivos. La CDC sugiere duplicar la protección combinando un pañuelo con un filtro de café para hacerlo más efectivo, mientras que algunas personas les cosen a las mascarillas bolsillos de filtro y usan filtros de aire particulado de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés) desechables. El refuerzo parece ser una buena idea y las pruebas recientes han demostrado que los filtros HEPA y las bolsas de aspiradora son los más efectivos, seguidos de los filtros de café, mientras que las bufandas y los pañuelos capturaron la menor cantidad de partículas. 

Por lo menos, una simple mascarilla de tela es mejor que nada y capturará más partículas que no usar nada. 

Mascarillas quirúrgicas

Estas son mascarillas sueltas de un solo uso destinadas a ser utilizadas por quienes tratan a una persona enferma o bajo sospecha de tener COVID-19. Estas mascarillas pueden bloquear eficazmente las partículas grandes, pero no necesariamente evitarán la transmisión de partículas pequeñas al toser o estornudar. Debido a problemas de suministro, según la CDC, estas deben reservarse solo para profesionales de la salud en este momento, ya que soportan una exposición constante al COVID-19.

Mascarillas N-95

Estas son mascarillas de respiración muy resistentes, ajustadas y de un solo uso que también eliminan partículas del aire, pero filtran al menos el 95 por ciento de las partículas muy pequeñas. Al igual que las mascarillas quirúrgicas (pero aún más importantes y efectivas), debido a las preocupaciones sobre el suministro, las mascarillas N-95 son escasas y solo deben reservarse para profesionales de la salud, ya que se exponen de manera repetida al COVID-19.

Dona mascarillas

Si ya tienes mascarillas quirúrgicas o N-95 (u otro equipo de protección personal) en tus manos y quieres donarlas a los trabajadores de la salud que lo necesiten, considera usar estos recursos:

Mask Match

PPE Link

Donate Your PPE

Dónalas a una institución específica

Consejos para usar mascarillas

Según la OMS, el uso de estas mascarillas debe combinarse con otras medidas, tales como desinfección de manos y distanciamiento social. Las recomendaciones específicas para un uso adecuado incluyen: 

  • Antes de ponerte una mascarilla, lávate las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o agua y jabón.
  • Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrate de que no haya espacios entre tu cara y la mascarilla.
  • Evita tocar la mascarilla mientras la usas; si lo haces, lávate las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o agua y jabón.
  • Reemplaza la mascarilla con una nueva tan pronto como esté húmeda y no las reutilices hasta que las hayas lavado.
  • Para quitarte la mascarilla: quítala por detrás; no toques la parte delantera de la mascarilla y límpiate las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o agua y jabón. 
  • Coloca las mascarillas de tela usadas en una bolsa o contenedor hasta que puedas lavarlas con detergente o jabón y agua caliente.

Aprende cómo hacer tu propia cubierta de tela según lo recomendado por la CDC aquí.

 


Para recibir más información y actualizaciones continuas sobre la pandemia de COVID-19, haz clic aquí.

Lee una entrevista con una enfermera que tiene diabetes y recientemente dio positivo en una prueba de COVID-19: La historia de una enfermera.

 

ESCRITO POR Equipo Editorial de Beyond Type 1, PUBLICADO 04/08/20, UPDATED 04/13/20

Este artículo fue creado en colaboración por el equipo editorial Beyond Type 1. Los miembros de ese equipo incluyen al Director de Contenido Todd Boudreaux, la Gerente de Proyectos Mariana Gómez, la Directora de Comunicaciones de Marca Dana Howe, la Vicepresidenta Creativa Sara Jensen, la Gerente de Programa T'ara Smith, la Gerente de Proyectos Lala Jackson y la Gerente de Proyectos Jordan Dakin.