Mi escabroso inicio en el atletismo

8/6/18
ESCRITO POR: Marie Diaz

Nota del editor: Marie es parte del equipo Beyond Type Run, patrocinado por Dexcom y el sistema de administración de insulina Omnipod®. Ella participará en el maratón de TCS de la Ciudad de Nueva York del 2018.


Me gusta bromear diciendo que la escuela secundaria es algo que nunca sucedió. Esto se debe en gran parte a que aún no he conocido a nadie que quiera recordar su vida de preadolescente. El (único) punto que destaca de esos tres años fue que empecé con el atletismo de pista en el séptimo grado. Crecí escuchando historias de mi padre y sus ocho hermanos, de cómo aplastaban récords y ganaban campeonatos estatales por el país. Entonces entenderán lo real que era esto para mí. Finalmente. Uniformes reales, competiciones reales en la pista, y eso solo era el comienzo.

Una breve recapitulación de cómo me fue en el séptimo grado: Los entrenadores decidieron cuáles corredores de nuestra escuela competirían. Siempre estuve entre los tres mejores corredores, así que clasifiqué para cada encuentro ese año. Me comía un paquete de bocadillos de frutas para evitar un bajo, corría mi carrera, y lo volvía hacer. Era increíble. Se pueden imaginar mi sorpresa cuando fui a ver a mi entrenadora, le di el formulario de aprobación de pista de octavo grado para que lo firmara, y me dijo que no podía correr.

Afortunadamente, esta fue la noche de orientación y mi padre estaba conmigo. Después de no poder conseguir que ella me dieran una explicación lógica, corrí hacia mi papá, completamente desconcertada, y lo llevé para que hablara con mi entrenadora.

¿Quieres adivinar cuál fue su explicación para no firmar mi formulario?

¡Tin-tin-tin! La diabetes. “Realmente me da mucho miedo de que tengas una emergencia con tu diabetes mientras estamos fuera para las carrera”, nos dijo.

Esas palabras ni siquiera tenían sentido para mí, ya que siempre corría con geles de glucosa y mi bomba de insulina Omnipod, y nunca tuve una emergencia. Por no mencionar mi plan 504 de la escuela (gracias, Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades).

Hay pocas cosas que las personas con diabetes Tipo 1 no pueden hacer en la actualidad. La lista corta incluye, piloto comercial, militar en servicio activo y astronauta. Mis padres le enviaron un correo electrónico; volvieron a explicarle la diabetes Tipo 1, le detallaron todas mis precauciones y cubrieron los procedimientos de emergencia. (Estoy segura de que también mencionaron mis derechos según la ley). Podía practicar atletismo de pista de octavo grado, y había encontrado una nueva motivación para mantener mis niveles de azúcar en la sangre cuando estaba activa.

Aprendí a abogar por mí misma debido a este incidente. Fue la primera y única vez que alguien intentó usar esta enfermedad para limitarme. Me ayudó a afrontar discusiones sobre la diabetes Tipo 1 con mis entrenadores de fútbol y atletismo de fondo del bachillerato, y estoy mejor preparada para abordar las preocupaciones de otras personas hasta el día de hoy.

¡¡¡Que alguien llame a mi antigua entrenadora de atletismo y que le diga que estaré corriendo el maratón de la ciudad de Nueva York este año!!! Luchen por sus sueños, especialmente cuando la diabetes Tipo 1 está tratando de obstaculizarles el camino.


Infórmate más sobre Beyond Type Run y ​​sus corredores.

 

Marie Diaz

Marie, de 22 años, ha tenido diabetes Tipo 1 desde 2000. Ella está usando actualmente un sistema DIY Loop. Se graduó recientemente de la Universidad de Texas en Austin con un título en biología. Correrá el maratón de TCS de la Ciudad de Nueva York del 2018 con Beyond Type 1. Puedes seguir sus aventuras en Instagram en @nerdscanfight.