Mi Pareja con Diabetes Tipo 1 en el Día de San Valentín


 

Tengo unos caramelos Skittles de bayas silvestres, tabletas de glucosa con sabor a naranja, marca Target, barras de granola paleo que yo misma preparé, hisopos de alcohol envueltos individualmente, calcetines de compresión para personas con diabetes y este cerdo en caso de que necesite hacer insulina.

¡En esta cita de Día de San Valentín con mi amor con diabetes tipo 1,  la jeringa de insulina va a ausentarse!

Salir con una persona con diabetes tipo 1 puede significar un poco de baile endocrino, si sabes a lo qué me refiero.

Puede cansarse y pelear con todo lo que tiene para mantenerse despierto y terminar hacer una maratón de la serie West World contigo, pero su cuerpo está agotado por varios episodios de bajos niveles de azúcar en la sangre ese día.

Es posible que haya tomado demasiada insulina esa mañana y no pueda esperar el almuerzo con su madre a las 11 a. m. para comer.

Es posible que se haya quedado sin insulina y te pierdas esa película mientras esperas en la farmacia a que el seguro médico apruebe una recarga anticipada de los medicamentos.

Es posible que no tenga nada de lo que te guste comer en su casa porque en su mayoría son: proteínas, verduras y bocadillos de frutas a granel.

Quizás use un dispositivo en su cuerpo que tus amigos miren fijamente y te susurren preguntas sobre ello.

Tal vez le pongas pausa a la serie West World para ayudarlo a ir a la cama y haces planes para verla de nuevo mañana.

Pueden detenerse para comer un desayuno ligero en la cafetería de la esquina antes de ese almuerzo y sostener su mano mientras comen waffles.

Puedes pagar de tu bolsillo por esa insulina e ir a ver una película más tarde, feliz de que tenga lo que necesita.

Puedes cambiar toda tu dieta y plan de entrenamiento para apoyar a esa persona y ser más saludable.

Puedes besar ese dispositivo mientras duerme, con agradecimiento de que esté allí y orar para que un día tu amor no tenga que luchar demasiado para estar vivo.

Todas esas cosas dulces pueden suceder. Solo recuerda mantener esas tabletas de glucosa en tu automóvil por si las necesita. Salir con alguien con una discapacidad, incluso una persona tan genial con diabetes tipo 1, requiere de improvisación, paciencia y humor.

En el Día de San Valentín, prepárate para tratar un nivel bajo de azúcar en la sangre con ese dulce en forma de corazón o mejor evítalo por completo porque su nivel de azúcar tal vez está un poco alto. No importa lo que conlleve la fecha, nunca te perderás de algo dulce.


Lee: Tu discapacidad es graciosa por Angela Wing.

 

ESCRITO POR ANGELA WING, PUBLICADO 01/27/17, UPDATED 12/30/21

Angela Wing vive en las afueras de Chicago y ha tenido diabetes tipo uno desde 1999, a sus 18 años. Es madre soltera de dos adolescentes, tiene un gato que parece no quererla, realiza mejoras semanalmente en Chicago y escribe lo que sale de su corazón esperando ganar dinero. Aunque le gustan los refrigerios de fruta, realmente quiere una cura para la diabetes tipo uno. Hasta que llegue ese día, ella utilizará a la diabetes como una herramienta para evadir y una excusa para no obtener multas por alta velocidad.