Midiendo tu Glucosa (Azúcar) en Sangre Durante el Embarazo con Diabetes Tipo 1 y Tipo 2


 

Nota del editor: No existe un enfoque único para el manejo de la diabetes y la insulina durante el embarazo. Habla con tu equipo de atención médica antes de hacer cualquier cambio en tu régimen de manejo para la diabetes y mide tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia. Este contenido educativo fue posible gracias a Roche.


Manejar tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre durante el embarazo no es una tarea sencilla, especialmente si te administras insulina. Aquí, analizaremos cuándo y por qué es muy importante medir tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia y cómo tus necesidades de insulina y el manejo de la diabetes pueden cambiar durante tu embarazo.

MOMENTOS RECOMENDADOS DEL DÍA PARA MEDIR TU GLUCOSA (AZÚCAR) EN SANGRE DURANTE EL EMBARAZO

El objetivo de medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia durante el embarazo es conseguir información. Tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre te brindan información que te indica si es necesario ajustar la dosis de insulina o de otros medicamentos.

Cargar los datos de tu medidor de glucosa (azúcar) en sangre a una aplicación como mySugr puede ayudarte a ver tus tendencias de glucosa (azúcar) en sangre, detectando en qué momentos del día tiende a estar más alta o más baja que tu rango objetivo, también conocido como “tiempo en rango”.

Es normal y de esperarse que tus dosis de insulina cambien durante el embarazo porque el aumento de las hormonas del embarazo afecta tu sensibilidad a la insulina.

Medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre a estas horas del día puede ayudarte a recopilar la información que tú y tu equipo de atención médica necesitan para hacer ajustes en tu régimen de manejo de la diabetes. Esto es lo que (y cuándo) es probable que tú y tu proveedor monitoreen durante el embarazo:

  • Ayuno: tan pronto como te despiertes
  • Preprandial: justo antes de una comida o un refrigerio
  • Postprandial: aproximadamente 2 horas después de una comida o un refrigerio
  • Antes de acostarte: justo antes de irte a la cama por la noche
  • Medianoche o 2 a. m.: Medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre unas cuantas veces durante la noche puede ayudarte a ubicar los ajustes necesarios para asegurar que estés en tu rango objetivo mientras duermes y para el momento en el que despiertes por la mañana.

ANTES DEL EMBARAZO

Las investigaciones han descubierto que los niveles de glucosa (azúcar) en sangre durante los seis meses antes de quedar embarazada tienen un impacto significativo en el riesgo de que tu hijo desarrolle discapacidades congénitas.

¡Es muy recomendable que, si puedes planificar tu embarazo, dediques al menos seis meses a un año a preparar tu cuerpo aprendiendo a manejar niveles de glucosa (azúcar) en sangre más estrictos!

Tómate este tiempo para medir tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia y comparar esos números con lo que implica tu A1c. (Si usas un medidor continuo de glucosa, también puedes ver tu “tiempo en rango”).

Durante el embarazo, la meta es una A1c por debajo del 7.0 por ciento. Aquí, puedes ver cómo es un rango real de nivel de glucosa (azúcar) en sangre.

La Asociación Estadounidense de Diabetes ofrece esta calculadora de A1c/eAG para traducir fácilmente tus resultados de A1c a un eAG o glucosa (azúcar) en sangre promedio en mg/dL.

A1c Promedio de glucosa (azúcar) en sangre en mg/dL Rango de glucosa (azúcar) en sangre en mg/dL
12 % 298 240 a 347
11 % 269 217 a 314
10 % 240 193 a 282
9 % 212 170 a 249
8 % 183 147 a 217
7 % 154 123 a 185
6 % 126 100 a 152

Dedica este tiempo a trabajar con tu equipo de atención médica para ajustar tus dosis de insulina y medicamentos y tus hábitos en torno a la comida y el ejercicio para mantener los niveles de glucosa (azúcar) en sangre dentro de tu rango objetivo.

DURANTE EL EMBARAZO: QUÉ ESPERAR EN CADA TRIMESTRE

Lo más complicado sobre el manejo de la glucosa (azúcar) en sangre durante el embarazo, además de la abrumadora presión de ser perfecto de repente, es que tus necesidades de insulina pueden cambiar cada cierta cantidad de semanas o varias veces en dos semanas.

Se trata de las hormonas.

  • Primer trimestre: Antes de que puedas confirmar que estás embarazada, probablemente notarás que tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre sube un poco, lo que requiere un aumento en tu insulina basal o de fondo. Sin embargo, aproximadamente a la mitad del primer trimestre, alrededor de las 6 a 8 semanas, tu sensibilidad a la insulina puede dispararse. Algunas investigaciones también sugieren que tu cuerpo comienza a producir algo de insulina con éxito porque tu sistema inmunológico se calma para adaptarse al feto en crecimiento. A medida que tu sistema inmunológico se calma, potencialmente deja de atacar a tus células beta con tanta fuerza. Algunas mujeres pueden comer refrigerios o comidas sin ningún bolo o insulina para las comidas durante estas pocas semanas, mientras que otras posiblemente solo vean una ligera disminución en las necesidades de insulina.
  • Segundo trimestre: Poco a poco a lo largo de este trimestre, la intensa caída en tus necesidades de insulina durante el primer trimestre disminuirá gradualmente a medida que el feto crezca y tus niveles hormonales aumenten. Al final de este trimestre, tus necesidades de insulina basal o de fondo y de bolo o para las comidas probablemente habrán aumentado sustancialmente en comparación con las dosis de insulina de las personas que no están embarazadas.
  • Tercer trimestre: Este trimestre tiene que ver con la resistencia a la insulina. A medida que tanto tú como el feto aumenten de peso y las hormonas del embarazo continúen aumentando, es probable que tus necesidades de insulina también deban aumentar. También descubrirás que debes inyectarte la insulina mucho antes de comer para evitar picos después de las comidas. Es importante ayudar a contrarrestar esta creciente resistencia a la insulina con elecciones bien pensadas en torno a los alimentos y la actividad física diaria, especialmente las caminatas diarias.

¡La única forma de saber si tus necesidades de insulina u otros medicamentos necesitan un ajuste es midiendo tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia! Toma buenas notas y considera usar una aplicación como mySugr para ayudarte a detectar a qué horas del día estás dentro o fuera de tu rango objetivo de glucosa (azúcar) en sangre!


Este contenido menciona a Roche, un socio activo de Beyond Type 1.

La cobertura de noticias del equipo de Beyond Type 1 se hace independientemente de cualquier asociación de contenido. Beyond Type 1 mantiene un control editorial completo de todo el contenido publicado en nuestras plataformas.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 06/02/22, UPDATED 06/02/22

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with Type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1 como Gerente de contenido digital, Ginger redactaba para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.