Mounjaro me permitió participar más en la vida


 2022-06-28

Mounjaro (tirzepatida) es un medicamento inyectable de una aplicación semanal de Lilly Diabetes. Es el primer y único agonista dual del receptor GIP/GLP-1. Se ha demostrado que ayuda a las personas con diabetes a lograr reducciones significativas en los niveles de A1c y del peso corporal.

Los resultados recientes de los ensayos clínicos SURPASS demostraron que Mounjaro tiene un gran impacto en la pérdida de peso, la A1c y el colesterol en las personas que viven con diabetes tipo 2.

Mary Bruehl, miembro de la comunidad de diabetes tipo 2 que participó en un ensayo clínico, compartió su experiencia y sus resultados con Mounjaro.

Esta entrevista ha sido editada por motivos de extensión y claridad.

BT1: Estoy muy emocionada por hablar contigo Mary. ¿Podrías contarnos un poco sobre ti?

Mary: Tengo 63 años y soy de Norman, Oklahoma. He vivido con diabetes tipo 2 durante unos 15 años. Trabajo como abogada gerente en un bufete de abogados que se dedica a litigios civiles y he trabajado en defensa penal durante 25 años. Tengo dos hijos adultos y no tengo nietos.

¿Utilizas insulina u otros medicamentos para manejar tu diabetes?

Ahora mismo no. Antes me administraba Mounjaro (tirzepatida) y metformina. Dejé Mounjaro después de aproximadamente un año en junio de 2020, luego solo me administraba metformina.

Ahora he dejado la metformina. Hace unos tres o cuatro meses comencé con una dosis muy baja de Ozempic.

¿Cómo te enteraste del ensayo y qué te hizo decidirte a participar?

Bueno, he estado teniendo dificultades con mi peso durante mucho tiempo. Cuando me diagnosticaron, se me daba muy bien hacer todo correctamente: hacer ejercicio, comer, no consumir carbohidratos. Con el paso de los años, me fui desviando gradualmente del camino correcto y no me cuidaba tan bien como debería.

También tuve un problema de cadera y terminé teniendo que someterme a un reemplazo de cadera. Tuve mucho dolor durante varios años antes de que eso ocurriera. Eso me llevó al ciclo de comer en exceso para sentirme mejor y dejar de sentir dolor. Pero en realidad no funciona.

La diabetes tipo 2 parece seguir insinuando este ciclo. Se produce resistencia a la insulina. Te da más hambre, comes más, engordas más y el ciclo parece muy difícil romper.

Mi médico de cabecera sabe que he tenido estas dificultades durante bastantes años. Tiene una clínica de investigación y me preguntó si quería participar en el ensayo clínico de Mounjaro. Estaba muy entusiasmada porque sabía que no era un ensayo con placebo.

Me darían Mounjaro u otro tipo de medicamento. Esto iba a ayudar a mi A1c porque había comenzado a perder el control y era de aproximadamente 7.5 en ese momento.

Comencé a tener otros problemas de salud como el hígado graso. Mi hígado tenía lesiones y eso me asustaba mucho. Con mi médico y ante este próximo ensayo, decidí que sería una buena opción para mí. También estaba enterada sobre el efecto secundario de la pérdida de peso.

No estás sola en este círculo vicioso. Nos dicen “simplemente baja de peso y mejorarás”, pero a veces no mejora. Te quedas atrapado en ese ciclo durante mucho tiempo. Me alegro de que tu médico haya pensado en ti y te haya pedido que participes en el ensayo.

¿Tuviste que cambiar tu estilo de vida para participar en el ensayo?

Sí. Lo hice naturalmente porque estaba tratando de hacer ejercicio y rehabilitación para mi cadera. Debía hacer algo de ejercicio con el ensayo. Me inscribí en clases de Taekwondo y comencé a hacer senderismo los fines de semana.

A medida que mi cadera sanó, pude realmente hacer senderismo. Siempre ha sido algo que me encanta hacer, pero me volví incapaz de hacerlo debido a mi dolor de cadera y espalda y todo lo demás que tenía.

¿Ha cambiado tu experiencia en el manejo de la diabetes después del ensayo?

Sí. Durante el ensayo, descubrí que una de sus características de Mounjaro es que te hace sentir lleno. No tengo ese interruptor de “apagado” naturalmente en mi estómago. Durante el ensayo, desarrollé ese interruptor y aprendí a usarlo.

Cuando te administras Mounjaro, si comes en exceso te sentirás incómodo. De hecho, tendrás malestar estomacal. Es muy incómodo sentirte muy lleno. Aprendí a dejar de comer en exceso y lo he mantenido desde entonces. También continué haciendo senderismo y ejercicio porque ahora puedo moverme. La pérdida de peso cambió mi vida. Ahora puedo moverme y hacer actividades que antes del reemplazo de cadera y la pérdida de peso no podía hacer.

¿Podrías compartir los resultados que tuviste con Mounjaro?

Perdí alrededor de 27 kilos en 11 meses. Después recuperé unos 4, pero estoy conforme con eso y mi médico también. Mis cifras son buenas.

Una de las cosas más sorprendentes de mis resultados fue que después de aproximadamente seis meses en el estudio, me hicieron análisis de sangre para revisar mi hígado graso y los resultados estaban por debajo de lo normal. Mi médico me dijo que tuvieron que enviarlo de nuevo al laboratorio para rehacerlo. Pensaban que era un error. He revertido por completo mi hígado graso.

He conseguido controlar completamente mi A1c. Ahora mi colesterol también está bajo control. Todas las cosas que antes estaban mal ahora parecen estar bajo control.

Sin embargo, tuve una pérdida de peso drástica en un período de tiempo muy corto. Cuando regresé a la oficina, descubrí que lucía muy diferente a la última vez que la gente me había visto. La gente pensaba que mi cuerpo era suyo para comentar sobre él todo el tiempo. Eso no es cierto.

Tuve un desajuste. Sentía que el cuerpo en el que estaba todavía era mi antiguo cuerpo. Debido a que tenía problemas de imagen corporal, me tomó un tiempo ponerme al día y sentirme cómoda en mi propio cuerpo. Eso era algo que no esperaba: los efectos psicológicos. Desearía haber sabido más sobre eso de antemano o haber recibido más apoyo en ese aspecto.

Me encargué de buscar terapia después de haber perdido peso. Me di cuenta de que mi reacción era de ira. Soy la misma persona que era antes de perder peso. ¿Por qué me tratan diferente ahora? ¿Por qué creen que ahora pueden hablar sobre mi cuerpo?

¿Hay algo más que Mounjaro haya cambiado en tu vida?

La energía. Antes llegaba a casa del trabajo y había dado todo de mí en la oficina. No me quedaba nada por la noche. Sentía que mi mundo se cerraba o se hacía pequeño. No sé si era por el dolor de la cadera. Pero lo único que sé es que no tener dolor y perder peso me ayudó a tener una movilidad que antes no tenía.

Incluso después del reemplazo de cadera, todavía tenía problemas con mi flexibilidad y me dolía la espalda. La pérdida de peso hizo que todo eso desapareciera también. Simplemente me permitió participar más en la vida. Esa es la mejor manera de describirlo.

¿Qué esperas de este medicamento para las personas con diabetes tipo 2?

Me gustaría que las personas que han tenido dificultades para perder peso durante 20 años como yo, y que piensan que nunca podrán hacerlo y tenerlo bajo control, supieran que está a su alcance. Tal vez hayas probado la forma convencional, pero no tiene nada de malo necesitar un poco de ayuda de medicamentos.

ESCRITO POR Liz Cambron-Kopco, PUBLICADO , UPDATED 06/30/22

Liz ha vivido con diabetes tipo 2 desde 2014, pero creció rodeada de ella como mexicoamericana de primera generación. A Liz le gusta la investigación y recibió un doctorado en biología molecular y dedicó los primeros años de su carrera a estudiar la señalización de la insulina en los invertebrados para comprender cómo funcionan los diminutos cuerpos de los insectos. Además de hacer activismo por las mujeres y las niñas en STEM, Liz comparte su experiencia personal con la diabetes en sus plataformas de redes sociales para ayudar a enseñarles a las personas a convertirse en sus propias activistas. Su pasión por el activismo la llevó a unirse al equipo de Beyond Type 1. Cuando no está haciendo activismo, a Liz le gusta hacer senderismo con su esposo y Burberry, un cachorro mixto de terrier y schnauzer.