No Dejes que la Diabetes Le Impida a Tu Hijo Soñar

8/26/19
ESCRITO POR: Karina Vásquez
Nota del Editor: Carolyne Riquelme Vásquez es gimnasta. Ella tiene 12 años y vive en Santiago de Chile. Su mamá, Karina Vásquez comparte esta historia con nosotros. Ellas han creado una cuenta de instagram para motivar a otros niños y niñas a practicar deporte, para motivarlos y hacerles ver que la diabetes no tiene por qué limitar sus sueños.
Mi nombre es Karina Vásquez, tengo 28 años, soy profesora de Educación física y Terapeuta Holística. Mi hija se llama Carolyne, tiene 12 años, practica gimnasia ritmica en el “Club de Gimnasia Ritmica Fénix”. Debutó con diabetes Tipo 1 el 16 de diciembre de 2018. Vivimos en Santiago de Chile, junto a mi pareja, mis padres y mis hermanos.

El deporte le salvó la vida.

El diagnóstico de Carolyne fue algo inesperado. Ella entrena todos los días casi 4 horas diarias e incluso en vacaciones aumenta a 10 horas diarias. Carolyne practica gimnasia rítmica desde los 6 años, lleva una vida muy sana así que jamás se nos pasó por la mente que algo así le podría pasar.
La llevé al medico porque comenzó a despertarse en la noche para ir a orinar con mucha urgencia. Pensé que podía ser una infección urinaria, y aproveché la visita al médico para tomar exámenes de rutina. A los días, cuando vi los resultados de los exámenes quedé impactada. El resultado de la glucosa en sangre era muy elevado y se reportaba  demasiada glucosa en la orina. Eso me indicó que algo no estaba bien, y la llevé a urgencias. Ahí nos ingresaron muy rápido, le realizaron una muestra de glicemia capilar y el glucometro marcó HI.
Ahí todo fue caótico, pusieron a mi hija en una camilla, le sacaron sangre, inyectaron suero, fue todo muy rápido. Luego de una hora se acercó alguien a decirme que nos debían trasladar en ambulancia, que Carolyne tenía 620 mg/dl que era un posible debut de diabetes.
Nadie entendía como con ese nivel de glucemia, Carolyne no tenía ningún malestar, y estuviera como sin nada, solo con ganas de irse a casa porque no entendía por qué debía quedarse en la clínica. Lo que más sorprendió a los médicos, fue lo estable que ella estaba y que no presentara cetoacidosis a pesar del elevado nivel de glucosa en su sangre.
Cuando los médicos supieron que era deportista de alto rendimiento, me dijeron “el deporte le salvó la vida a tu hija, pensábamos que la niña llegaría muriendo cuando nos avisaron del traslado”.

Los retos en nuestro manejo

Definitivamente lo más dificil fue verla pincharse todo el día. Con la comida no hubo problema ya que por la gimnasia rítmica Carolyne no comía muchos dulces o chatarras, y llevaba tiempo consultando con un nutricionista deportivo, entonces sabíamos muy bien sobre tipos de alimentos y cómo calcular las porciones.
Lo mas difícil en ese aspecto fue que a Carolyne le encantan las frutas, y ahora debe ponerse insulina cuando quiere comer una. O aprovechar las hipoglucemias para hacerlo. Prefiere una manzana en vez de un caramelo.

Volver a entrenar

Carolyne realiza este deporte desde los 6 años. Entrena casi 4 horas diarias y en vacaciones de invierno y verano aumenta a 8 – 10 horas diarias.
Luego de haber sido diagnosticada con diabetes Tipo 1, su máxima preocupación era volver a entrenar. Gracias al apoyo del equipo médico y la disciplina de mi hija, a las 2 semanas de haber sido dada de alta puedo volver a entrenar. Se ajustaron sus dosis de insulina ya que presentaba muchas hipoglucemias, tuvo que aprender a reconocer las diferencias entre los síntomas de hipoglucemias y los de cansancio físico propio del entrenamiento, pero con mucha motivación, disciplina y apoyo lo pudo conseguir.
A los 2 meses del diagnóstico viajamos a Brasil a una concentración deportiva de 4 semanas, donde entrenó 10 horas diarias de lunes a sábado. Es mucho lo que ella ama este deporte, eso le da las fuerzas para salir adelante y no permitir que esto la limite en sus sueños. En Junio viajó a Bolivia para competir en la copa sudamericana de clubes de gimnasia ritmica, donde obtuvo el 4 lugar con implemento balón, 6to lugar con implemento cinta, y 6to lugar all around.

Tres consejos para los que practican mucho deporte como Carolyne

1. No tengan miedo, ni se sientan distintos a los demas, es muy importante como padres brindarles seguridad a nuestros hijos, así ellos estan tranquilos. Nosotras decimos “así como hay personas que no ven bien y usan lentes, el páncreas no funciona bien y me inyecto insulina, no por eso soy una persona enferma”.
2. Se responsable con la toma de glucosa antes, durante y después del entrenamiento. Esto es fundamental para hacer ejercicio sin problemas y cuidando tu salud. Dependiendo de cómo esté tu glucosa sabrás si necesitas ingerir alguna ración de carbohidratos y luego continuar con tu deporte. Al principio sentirás ganas de medirte a cada rato, porque estas aprendiendo a diferenciar entre las hipoglucemia y las fatigas musculares propias del ejercicio intenso, pero con el tiempo ya serás experto.
3. Apóyate siempre en tu endocrinólogo y en tu nutricionista, ya que ellos te enseñaran a ajustar tu esquema de insulina según la intensidad del entrenamiento. Apóyate también en quienes te rodean, por ejemplo que tu entrenador y compañeros aprendan sobre los síntomas y cuidados de la diabetes, para que puedan ayudarte si es necesario, o para que sepan que quizás debas detenerte un momento, medir tu glucosa y luego seguir.

Mensaje para otros papás que sus hijos recién debutan con diabetes

Sé que es muy difícil. Se pasa por un momento donde sientes que todo se desmorona, queremos proteger a nuestros hijos de todo, y de repente llega la diabetes y arrasa con todo, cambiando tu vida. Pero es mejor enfrentar todo desde una mirada más positiva.
Es nuestro trabajo enseñar a nuestros hijos a ser responsables y valientes, porque no siempre estaremos con ellos, aunque nos encantaría. Debemos transmitirles que la diabetes no los privará de alcanzar sus sueños. Mi hija desde los 6 años que practica gimnasia rítmica, debutó con diabetes Tipo 1 con 12 años, el 16.12.2018 y a las 2 semanas de haber sido dada de alta en la clínica, ya estaba nuevamente entrenando, fue una largo proceso de adaptación, pero lo logró, y para eso se necesita mucho apoyo y amor. No dejen que la diabetes les impida a sus hijos soñar.

Karina Vásquez

Mi nombre es Karina Vásquez, tengo 28 años, soy profesora de Educación física y Terapeuta Holística. Mi hija se llama Carolyne, tiene 12 años, practica gimnasia ritmica en el "Club de Gimnasia Ritmica Fénix". Debutó con diabetes Tipo 1 el 16 de diciembre de 2018. Vivimos en Santiago de Chile, junto a mi pareja, mis padres y mis hermanos.