Nueva Guía del Departamento de Tesorería Permitirá Exenciones con Deducibles Elevados para el Cuidado de la Diabetes

7/17/19
ESCRITO POR: Equipo Editorial Beyond Type 1

 

 

 

El 17 de julio, el departamento de Tesorería de los EE. UU. emitió una nueva guía con el objetivo de facilitar el acceso a los medicamentos para condiciones crónicas en algunos planes de seguro. La guía es específica para las personas inscritas en los planes de salud con deducible alto (HDHP) que incluyen cuentas de ahorro para la salud (HSA).

Las HSA permiten que las personas reserven dinero antes de impuestos para gastar en ciertos gastos médicos, y las cuentas se pueden transferir de un año a otro. Anteriormente, el código fiscal federal prohibía específicamente que estos planes cubrieran medicamentos y servicios para condiciones crónicas comunes hasta que los afiliados alcanzaran sus deducibles. Este cambio permitirá a las aseguradoras cubrir ciertos tratamientos antes de que se cumplan los deducibles.

Los tratamientos preventivos generalmente están exentos de la fase deducible de un HDHP, y esta nueva guía amplía la lista de lo que puede contar como un servicio preventivo para incluir medicamentos y pruebas relevantes para el tratamiento de enfermedades crónicas, incluida la insulina para las personas que viven con diabetes.

Los proveedores de seguros, así como los grupos de abogacía han estado presionando para estos cambios; manejar de forma adecuada las condiciones de salud crónicas antes de que se agraven y, generen más gastos, puede considerarse un beneficio para el paciente y el asegurador.

Para las personas con diabetes, el acceso ininterrumpido a la insulina es a la vez que sustenta la vida y ahorra costos. El razonamiento de esta guía se explica a continuación: “Atención efectiva y necesaria que evitaría la exacerbación de la enfermedad crónica. Se ha demostrado que el hecho de no abordar estas condiciones crónicas tiene consecuencias, como amputación, ceguera, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que requieren una intervención médica considerablemente más extensa”.

La guía no requiere ningún proceso formal de elaboración de normas y puede entrar en vigencia para los planes de seguro a partir de 2020. Existen algunas condiciones sobre qué tratamientos pueden aprobarse bajo esta nueva guía, que se enumeran a continuación:

  • El servicio o artículo es de bajo costo
  • Existe evidencia médica que respalda la alta eficiencia de costos (un gran impacto esperado) de prevenir la exacerbación de la condición crónica o el desarrollo de una condición secundaria; y
  • Existe una gran probabilidad, documentada por la evidencia clínica, de que con respecto a la clase de personas a las que se prescribe el artículo o servicio, el servicio o uso específico del artículo evitará la exacerbación de la condición crónica o el desarrollo de una condición secundaria que requiera tratamientos significativamente más caros.

La guía es parte de un esfuerzo más amplio por parte de la administración de Trump para fijar el precio de los medicamentos recetados, y fue en respuesta directa a la Orden Ejecutiva del mes pasado “Mejora de la transparencia de los precios y la calidad en la atención médica estadounidense para poner a los pacientes primero”. La OE pidió directamente a la Secretaria del Tesoro que “emita una guía para ampliar la capacidad de los pacientes para seleccionar planes de salud con deducible alto que puedan usarse junto con una cuenta de ahorros para la salud, y que cubran la atención preventiva de bajo costo, antes del deducible, para la atención médica que ayuda a mantener el estado de salud de las personas con enfermedades crónicas “.

Si los planes de seguro de salud deciden aprovechar esta nueva regla, los costos de bolsillo podrían reducirse sustancialmente para millones de estadounidenses actualmente inscritos en los planes de seguro afectados. Para las personas con diabetes Tipo 1 específicamente, las fases de deducible alto pueden significar una incapacidad repentina para pagar el alto precio de la lista de la insulina, que a menudo supera los $ 1000 por mes. La exención de la insulina del deducible garantizaría un acceso más transparente al medicamento de soporte vital.

Equipo Editorial Beyond Type 1

Esta nota fue escrita en colaboración por el equipo editorial de Beyond Type 1. Los miembros de ese equipo incluyen al gerente editorial Todd Boudreaux, la gerente de proyectos Mariana Gómez, la directora de Comunicaciones Dana Howe y la asistente editorial Jordan Dakin.