Nunca dejes de explorar

8/10/16
ESCRITO POR: CARTER CLARK

Han pasado ya casi veinte años desde que me uní a mi hermano en esta vida de conteo de carbohidratos, de pinchazos en los dedos y de creación de responsabilidad. Tomó algunos años de experimentación y vagar por un par de docenas de países para hacerlo, pero finalmente he encontrado mi ritmo para controlar la diabetes siendo nómada.

Mi mundo siempre ha estado lleno de exploración, pero estos últimos años he intentado con todas mis fuerzas pasar más tiempo fuera de mi zona de confort que dentro de ella.

No sé si estaba guiando a personas en kayak a lo largo del Pasaje Interior de Alaska, si estaba cocinando como chef en una cocina de la selva de Panamá, intercambiando retratos familiares por combustible en Vietnam o haciendo buceo libre en los sumideros de la impresionante costa de Egipto, pero esa “zona de confort” ha desaparecido. Ahora, el mundo me espera y mi trabajo consiste en encontrar la manera de cómo darle mi tiempo de la mejor forma.

DCIM107GOPRO

Hay una sensación de comodidad en cuanto a mi relación con esta enfermedad. Tal vez sea algo que sólo se logra con el tiempo, pero incluso aquellos diagnosticados recientemente  deben saber que es alcanzable. Con tantos años que han pasado desde el diagnóstico, me he dirigido a un mundo donde la diabetes no suele ser lo primero que pienso. Aunque probablemente algunos de ustedes pueden sentirse horrorizados por eso, he trabajado muy duro para lograrlo. Conforme me muevo a diferentes lugares, mis primeros pensamientos son acerca de nuevas oportunidades de proyectos y de cerrar las brechas lingüísticas, no son acerca de si la alarma está configurada para las revisiones de medianoche o dónde reaprovisionaré los suministros para la bomba la próxima vez.

Dicho esto, una base fuerte e impenetrable debe establecerse para lograr llegar a pensar de este modo. El trabajo debe hacerse de antemano para que puedas priorizar otras actividades emocionantes. Me encanta tener noticias de otras personas con diabetes acerca de algunas de sus situaciones particulares, ya que pone una nota en mi cabeza para saber cómo manejar esas situaciones cuando se presentan. Así pues, estas son algunas de mis experiencias que parecen sobresalir.

carter_tumblr_4-660x440

Marzo del 2015 // Negombo, Sri Lanka

Estoy sentada en un taburete entre docenas de personas, preparándome para comer algunas de las mejores comidas callejeras del lugar. La charla en la noche es como música. Mis papilas gustativas tienen altos niveles de excitación. Sé cuál es mi nivel mi azúcar en la sangre y cuál será mi actividad para el resto de la noche. Por desgracia, no puedo nombrar las cosas que estaban en mi plato, y mucho menos sus valores nutricionales. Mi vocabulario cingalés es demasiado débil para obtener información fiable, por lo que en esta situación tengo que confiar en mi plan de refuerzo. Comparo mentalmente lo que veo delante de mí con los alimentos con los que estoy más familiarizada; luego, dosifico para un diez por ciento. Dos horas más tarde, me percato de que no hice bien los cálculos, pero al menos no estaba en busca de carbohidratos de acción rápida. No tenemos que evitar comidas misteriosos mientras viajamos. ¡Sólo sé inteligente y revisate los niveles de azúcar con regularidad!

carter_tumblr_18-660x440

Diciembre del 2014 // Taos, EE. UU.

Estamos a seis horas de haber iniciado la escalada a la cumbre del monte Wheeler. Estamos a mediados de diciembre, a doce grados, el sol está radiante, e incluso con raquetas de nieve nos hundimos hasta el pecho del polvo. No hace falta decir que todo es perfecto. Para cuando nuestro grupo está por encima de la línea de árboles, aceleramos el paso. No necesito mucho tiempo para darme cuenta de que mi adormecimiento no sólo es por el frío y que mi mareo no es por nuestra subida rápida de altitud. Estoy a trece mil pies de altura, mi azúcar en la sangre ha disminuido rápidamente, y mis amigos avanzan a toda marcha. Tengo todos los elementos esenciales con azúcar, pero esa no es mi necesidad. Detenerme el tiempo suficiente para subir mi número y continuar la escalada no es una opción. Es peligroso quedarse inmóvil a tales temperaturas. Incluso con nuestro premio a la vista, tengo que pedirle a un compañero de escalada que se aleje conmigo de la cumbre y comenzar la marcha lentamente hacia abajo. Encuentro que estas cosas son más difíciles para mí que cualquier cambio doloroso de sitio de infusión o lectura sin explicación. Debemos respetar esta enfermedad y sus necesidades, así como también tener la confianza para pedir ayuda. ¡Mantén una actitud positiva, lleva los elementos esenciales y aventúrate!

carter_tumblr_25-660x440

Podría hablar todo el día de que es mejor dejar las jeringas en casa cuando vas a Indonesia; que los españoles comen la cena a las 23:00 horas, por lo que tu rutina en casa no tiene ninguna posibilidad; o que puedes entrar a las tiendas de comestibles de Panamá y puedes comprar insulina sin receta por $20. Habrá un sin fin de veces donde la diabetes tomará el centro de atención en los viajes de mi vida. Es emocionante estar preparada para manejarlo y aprovechar las oportunidades para educar a las personas que me rodean en el camino. Si tienes cualquier tipo de duda o sugerencia, sobre todo en lo que respecta a viajar fuera de tu zona de confort, escríbeme a acarterclark@gmail.com. Recuerda, ¡nunca dejes de explorar!


Lee más sobre Carter AQUÍ

Nota del editor: El miembro del Consejo, el  Dr. Nat Strand, da su opinión sobre cuándo cambiar tu bomba durante el viaje: “Para simplificar las cosas, lo mejor es hacerlo cuando uno es más propenso a recordar. Si es más probable que se recuerde durante el despegue, ahí es cuando hay que hacerlo. De esta manera el aterrizaje, recoger el equipaje, llamar un taxi o el entusiasmo sobre la nueva ubicación no serán una distracción para hacer los cambios apropiados. La parte más importante es hacerse revisiones de azúcar constantes el primer día o dos cuando se está en una nueva zona horaria. No sólo es el cambio en el tiempo, sino también el cambio en la actividad que se produce cuando se viaje lo que realmente puede hacer que los niveles de glucosa en la sangre fluctúen. Una regla de oro es que toma alrededor de un día por cada zona horaria a la que se viaje para que el cuerpo se adapte”. También, asegúrate de visitar nuestra cuenta de Instagram de Carter para más aventuras e inspiración. ¡Sus fotos son magníficas!

 

CARTER CLARK

Carter Clark fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 1996, pero ahora a la edad de 23 acaba de encontrar finalmente su voz en esta próspera comunidad de DM1. El flujo constante de información y apoyo es notable y la deja genuinamente entusiasmada con lo que está por venir. En el 2013 Carter terminó la universidad y se dispuso a ver lo que el mundo tiene que ofrecer. Unos cuantos años de vida nómada después, ella ha aprendido que todo lo que realmente necesitamos es algo para estar entusiasmados. Técnicamente, Carter trabaja en publicidad promocional y diseño digital, pero la fotografía y el desarrollo sostenible son lo que realmente la emocionan. ¡Carter cree en que hay que perseguir las cosas que nos hacen sentir vivos!