¿Oftalmólogo? ¿Optometrista? ¿Especialista en retina? ¿Cuál es la diferencia?


 

Como persona con diabetes, es importante contar con un equipo de atención oftalmológica, comenzando por un optometrista.

Echemos un vistazo a los diferentes tipos de especialistas en salud ocular y lo que hacen.

Optometrista: Un optometrista es un Doctor en Optometría (O.D., por sus siglas en inglés) que se especializa en examinar, diagnosticar, tratar y manejar los trastornos, enfermedades, complicaciones y lesiones relacionados con los ojos. Básicamente es el médico de atención primaria de tus ojos. También determinan el cuidado visual más sencillo: si necesitas anteojos o una actualización en tu receta actual. Se aconseja a las personas con diabetes que consulten a un optometrista una vez al año para un examen anual de la vista para detectar las primeras etapas de cualquier complicación ocular relacionada con la diabetes y evitar que empeoren. Si bien un optometrista puede ser parte del plan de tratamiento para un problema relacionado con los ojos, es probable que lo derive a un oftalmólogo para casos más importantes y necesidades de tratamiento más intensas, como una cirugía.

Oftalmólogo: Los oftalmólogos son médicos (M.D.) que se especializan en el cuidado médico y quirúrgico de los ojos. Si bien puedes acudir a un oftalmólogo para tu examen anual de la vista, tu optometrista podría derivarte a un oftalmólogo si necesitas un tratamiento más significativo para cualquier complicación ocular diagnosticada. Los oftalmólogos también pueden realizar tratamientos invasivos, como cirugía o inyecciones. Hay subespecialidades dentro de la oftalmología, como un especialista en retina que se enfoca en el tratamiento y la cirugía de problemas relacionados con la retina. Muchos oftalmólogos también realizan investigaciones científicas para mejorar las opciones de tratamiento y encontrar curas para enfermedades oculares y trastornos de la vista.

Óptico: un óptico fabrica anteojos, lentes y lentes de contacto para cubrir las necesidades de tu prescripción. Tu examen anual de la vista con tu optometrista podría detectar cambios en tu visión, lo que significa cambios en tu prescripción.

¿Cómo elijo?

Probablemente sea más fácil tener una cita con un optometrista, y puedes encontrar uno en la mayoría de las clínicas de atención oftalmológica generales de tu área. También puedes comunicarte con tu proveedor de atención primaria para obtener sugerencias y recomendaciones de familiares o amigos. Tu compañía de seguros también podrá informarte qué proveedores y servicios oftalmológicos están cubiertos.

¿Por qué necesito un oculista?

Desafortunadamente, las personas que viven con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones de la vista, pero cuanto antes detectes alguna de estas complicaciones, antes podrás tratarlas y evitar que empeoren.

Las afecciones oculares más comunes relacionadas con la diabetes son:

  • Retinopatía: inflamación y sangrado en los vasos sanguíneos de la retina del ojo que pueden causar ceguera.
  • Edema y degeneración macular: inflamación y acumulación de líquido en la mácula del ojo, a menudo coincide con la retinopatía y puede causar ceguera.
  • Cataratas: nubosidad en el cristalino del ojo que puede causar ceguera.
  • Glaucoma: líquido y aumento de la presión en los ojos que pueden causar ceguera.
  • Ojo seco: escozor y ardor en los ojos a menudo como resultado de tratamientos para otras afecciones oculares.

Datos sobre la diabetes y la salud ocular:

  • Aproximadamente el 30% de las personas con diabetes en todo el mundo presentan signos de retinopatía y 1/3 de ellas tienen retinopatía que ponen en riesgo la visión.
  • El CDC estima que el 8,6% de las personas con diabetes en los Estados Unidos tienen retinopatía y la mitad de ellas han experimentado pérdida de la visión como resultado.
  • Las personas con diabetes tienen 2 veces más probabilidades de desarrollar cataratas, y a una edad más temprana
  • Entre el 4,3 y el 7% de las personas con diabetes podrían tener edema macular
  • Se estima que el 20% de los ojos secos reportados provienen de personas con diabetes tipo 2 entre las edades de 43 y 83 años.

Pero hay buenas noticias: ¡un examen de la vista de rutina anual podría prevenir el 95% de la pérdida de visión causada por la diabetes! Y mantener una HbA1c igual o inferior al 7,0% puede proteger tus ojos del daño relacionado con la diabetes. Asegúrate de programar un examen visual anual completo con tu oftalmólogo al menos una vez al año para que puedas detectar cualquier problema de manera temprana y tratarlo.


Este contenido sobre Salud Visual fue hecho posible a través de ADA x BT1 Collab.

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 05/26/21, UPDATED 05/26/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.