PASÉ DE “NO PUEDO CAMINAR” A “VOY HACIA A PARÍS EN BICICLETA”

9/4/16
ESCRITO POR: SIDDHARTH SHARMA

 

Día 0

Son las 12:25 p. m. del 1.º de septiembre de 2016 y es el momento de reflexionar y anotar sobre el último año con la diabetes tipo 1 y los próximos 4 días mientras me dirijo en bicicleta de Londres a París con otras 28 valientes almas que han aceptado este reto por varias razones de las cuales espero aprender.

El simple hecho de que estoy sentado en este tren, sintiéndome así de saludable es un logro en sí mismo. ¿Por qué digo eso?

Hace dos años, me diagnosticaron hipotiroidismo, y aunque mis números eran estables, nunca me sentía al 100 % y esto llevó a que mi salud se degradara lentamente durante días y meses, lo que finalmente me obligó a dejar de jugar al cricket e incluso caminar al trabajo se convirtió en un problema (tenía que parar de 3 a 5 veces durante una caminata de 20 minutos). A medida que la situación se degradaba aún más, los doctores no tenían idea de lo que estaba pasando y, finalmente, tuve que empacar e irme a la India.

Mirar hacia atrás a algunos de mis valores de azúcar en la sangre a lo largo de un período de seis meses me asusta muchísimo. Todas esas noches de calambres, sudor, sed y más calambres. Me viene a la mente lo que dijo mi enfermera de diabetes en nuestra primera cita: “Sr. Sharma mirando sus números, me sorprende que esté aquí para contar su historia y no en el servicio de urgencias del hospital”.

Un avance rápido hasta el 21 de octubre de 2015, con una HbA1C del 14.4 % (las escalas no eran tan altas para significar riesgo para la salud) y mi diagnóstico confirmado de diabetes tipo 1. Recuerdo haber salido del hospital con todo tipo de dispositivos nuevos, plumas y agujas de insulina, etc., después de haber tenido un curso intensivo de 40 minutos sobre todo lo que implica la diabetes. Se esperaba que yo ya supiera cómo inyectarme varias veces y hacer varios análisis de sangre solo para sobrevivir.

¿Da miedo? Sí. También es abrumador y deprimente (a veces). Pero cuando llegué a casa del hospital, los instintos de supervivencia se activaron. Lo primero que hice fue ir a Internet y aprender todo lo que pude acerca de la diabetes tipo 1, donde encontré un universo paralelo del que no sabía nada. Desde entonces, he conocido personas en línea de todos los continentes que viven y vencen la diabetes todos los días con sus acciones.

El hecho de que la diabetes tipo 1 sea una enfermedad autoinmune y que no pude haber hecho nada para evitarla se convirtió en un punto de inflexión en cómo pensaba que era.

Dos días después de administrarme insulina sin saber qué sucedería después, me inscribí en un evento de tres días en bicicleta desde Londres a París en septiembre de 2016. En ese momento había perdido mucho peso, no tenía definición muscular, todavía me costaba caminar, no tenía confianza en mí mismo y, lo más importante, ni siquiera tenía una bicicleta (¡¿qué estaba pensando?! #Locura).

Pero antes de que pudiera comenzar a planificar, tuve que tomar una decisión sobre cómo abordar la vida con la diabetes tipo 1. Después de pensarlo un poco, la decisión fue ser abierto y no esconder nada, y luchar con todo lo que tengo.

Tan pronto como comencé a hablar de ello, el apoyo que recibí fue irreal y del cual estoy agradecido todos los días. La gente se tomó el tiempo para dedicarlo a mí e hizo todo lo posible para ayudarme a retomar el rumbo.

El plan era simple:

  1. dar pasos de bebé;
  2. llegar a sentirme cómodo con el manejo de la diabetes;
  3. usar análisis para comprender las tendencias y adaptar la dieta cuando sea necesario;
  4. comprar una bicicleta y todo lo que necesitaré para comenzar el entrenamiento;
  5. evaluar la salud todos los fines de semana y escuchar a mi cuerpo;
  6. identificar signos de niveles bajos o altos de azúcar en la sangre;
  7. escuchar a las personas que te rodean (estoy rodeado de ciclistas locos en el trabajo);
  8. no ser competitivo (muy difícil para mí);
  9. disfrutar el viaje y confiar en el plan;
  10. descansar es tan importante como entrenar y empujar al cuerpo hasta su límite.

Parece que faltan unos meses para hacer entre 20 y 30 minutos de clases de spinning en casa y andar al aire libre de 8 a 10 km para que con el tiempo en más de 6 meses me sienta cómodo de andar más de 100 km en una salida.

Con más de 400 millones de personas (1 de cada 11) en todo el mundo que padecen diabetes (90 % con diabetes tipo 2 y el resto una combinación de diabetes tipo 1, diabetes relacionada con el embarazo y otras). El 46 % de esa población aún no ha sido diagnosticada y se espera que el número total aumente a más de 700 millones para 2040.

Si el 90 % son casos de diabetes tipo 2 que se relacionan más con las elecciones de estilo de vida, tomar mejores decisiones para comer saludablemente y perder un poco de peso, podría ayudar mucho hacer algunos cambios. También podría ahorrar miles de millones de dólares que se gastan para controlar la diabetes y problemas de salud relacionados. SOLO DECÍDETE Y EMPIEZA A HACER ALGO; créeme que la prevención es mejor que vivir con los riesgos para la salud.


Lee: “Mi primer diaversario: las 6 cosas que aprendí  por Siddarth Sharma.

 

SIDDHARTH SHARMA

Siddharth Sharma tiene 27 años y fue diagnosticado con diabetes tipo 1 en octubre de 2015. Actualmente reside en Inglaterra, pero nació y se crió en la India. Es un ingeniero automotriz (Universidad Coventry) académicamente y un gran nerd de informática (MIT) por elección. Actualmente, trabaja para Cummins Inc. como Ingeniero de Calidad de Proveedores. Le encantan los deportes, ya que jugó al cricket competitivo, y actualmente se está entrenando para ir en bicicleta desde Londres hasta París que durará más de 3 días en septiembre para Diabetes UK. Le apasiona las comunicaciones, los viajes, la escritura, los libros, conocer nuevas personas, la fotografía y ahora crear conciencia sobre la diabetes tipo 1.