Consejos y trucos para perder peso mientras usas insulina


 2022-06-24

La insulina se considera la hormona más poderosa del cuerpo humano, y todos la necesitamos para seguir vivos. Por otro lado, ha adquirido una mala reputación en lo que respecta al manejo, la pérdida y el aumento de peso.

Es hora de aclarar los hechos sobre el papel que juega la insulina en la pérdida y el aumento de peso.

TODOS NECESITAMOS CIERTA CANTIDAD DE INSULINA. ENCONTRAR ESA CANTIDAD NO ES FÁCIL

No se puede vivir sin insulina. Todos necesitamos suficiente insulina para ayudarnos a manejar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre dentro de nuestro rango objetivo personal.

La insulina utiliza la glucosa en el torrente sanguíneo de varias maneras:

  • La utiliza inmediatamente como energía.
  • La almacena como glucógeno (combustible de respaldo) en el hígado y los músculos.
  • La almacena como grasa corporal.

Determinar cuánta insulina necesita tu cuerpo no es fácil, ¡y puede cambiar con frecuencia a lo largo de tu vida! Administrarte solo unas cuantas unidades más o menos de lo que tu cuerpo necesita puede causar estragos en tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre durante todo el día.

Demasiada insulina puede llevar a lo siguiente:

  • “Alimentarte” constantemente para contrarrestar la insulina excesiva para prevenir los niveles bajos.
  • Atracones de calorías excesivas durante los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre frecuentes.
  • Sentirte hambriento constantemente y al borde de un nivel bajo.
  • Los niveles bajos frecuentes aumentan el riesgo de tratamiento excesivo, luego los niveles altos de rebote, luego más insulina, etc.
  • Impedir que puedas hacer ejercicio sin comer más.

Muy poca insulina puede llevar a lo siguiente:

  • Usar constantemente más insulina de corrección.
  • Las dosis de corrección frecuentes aumentan el riesgo de niveles bajos, luego comer más calorías, etc.
  • Sentir agotamiento por tener niveles altos, lo que interfiere con la motivación para hacer ejercicio.
  • Los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre pueden aumentar los antojos de alimentos, de azúcar, etc. a pesar de haber comido.

Tus necesidades de insulina basal o de fondo pueden cambiar con frecuencia a lo largo de tu vida según los cambios en la edad, el estrés, la menstruación, la menopausia, el embarazo, los hábitos de sueño, los niveles de actividad, etc.

¡Pídele apoyo a tu equipo de atención médica para ajustar tus dosis de insulina de fondo o basal para asegurarte de administrarte la cantidad que tu cuerpo realmente necesita!

CONSEJOS PARA AYUDAR A REDUCIR LA CANTIDAD DE INSULINA QUE NECESITAS

Sin importar tu tipo de diabetes o la cantidad de insulina que uses, siempre hay cosas que puedes hacer para ayudar a aumentar tu sensibilidad natural a la insulina, lo que puede ayudar a reducir las dosis para las comidas y de fondo.

Esto puede facilitar la pérdida de peso, especialmente si tienes problemas de resistencia severa a la insulina y te administras grandes dosis.

Estos son algunos hábitos claros de SaRene Brooks, nutrióloga registrada, especialista certificada en educación y cuidado de la diabetes en Integrated Diabetes Services que pueden ayudar a reducir tus dosis de insulina de fondo y para las comidas:

  • Sal a caminar antes o después de comer: caminar incluso solo 15 minutos después de comer puede ayudar a reducir tu dosis para las comidas. Si no quieres preocuparte por los niveles bajos, intenta caminar antes de comer cuando no tengas a bordo insulina para las comidas. Seguirás beneficiándote de una mayor sensibilidad a la insulina, pero con un menor riesgo de hipoglucemia.
  • Sal a caminar todos los días: Caminar es como la fuente de la juventud cuando se trata del manejo de la diabetes. Esta forma de ejercicio de bajo impacto hace que la sangre fluya, quema calorías y aumenta la sensibilidad a la insulina. Cuanto más consistentemente lo conviertas en un hábito diario, más beneficios cosecharás.
  • Reduce tu consumo de carbohidratos: especialmente pan con almidón, arroz, pasta, azúcar, etc., en una comida aumentando las verduras. ¡Incluso una reducción del 10 % puede marcar una gran diferencia! No tienes que eliminar todos los carbohidratos, solo procura hacer una pequeña reducción.
  • Duerme más: privarte del sueño causa un aumento del cortisol y la resistencia a la insulina.
  • Comienza a hacer entrenamiento de fuerza: un entrenamiento de fuerza puede aumentar tu sensibilidad tanto de inmediato como a largo plazo porque el músculo quema más calorías en reposo que la grasa corporal.
  • Reduce tu ingesta de grasas en la dieta: mientras que la grasa es parte de una dieta saludable, las comidas ricas en grasas pueden hacer que necesites más insulina para esa comida.
  • Reduce tu consumo de cafeína: el consumo excesivo de cafeína puede llevar fácilmente a una producción excesiva de glucosa en el hígado y a un aumento de las necesidades de insulina. ¿Cuánto estás tomando?
  • Verifica tu nivel de estrés: si vives con un nivel de estrés constantemente alto, el impacto en tus necesidades de glucosa (azúcar) en sangre y de insulina puede ser considerable. No todo el estrés se puede reducir, claro, pero si hay algún factor estresante bajo tu control, abordarlo ayudará a mejorar la resistencia a la insulina.

¡Pueden sonar pequeños, pero se acumulan! Estos hábitos pueden marcar una gran diferencia en la sensibilidad general a la insulina de tu cuerpo.

EVITA ESTOS HÁBITOS DE MANEJO DE LA DIABETES QUE LLEVAN AL AUMENTO DE PESO

Manejar la terapia con insulina no es fácil. Se supone que tu cuerpo debe hacerlo correctamente por sí solo y no es así. ¡Nadie espera que lo hagas a la perfección porque es bastante complicado! Pero hay algunas cosas que podrías estar haciendo que te están llevando a aumentar de peso.

Como asesora de pérdida de peso en Integrated Diabetes Services, SaRene dice que estos hábitos pueden contribuir fácilmente al aumento de peso gradual con el uso de insulina:

  • Tratar en exceso los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre: si comes en exceso con frecuencia durante los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre, podrías estar consumiendo cientos o miles de calorías adicionales cada semana que contribuyen al aumento de peso gradual. Estos son algunos consejos para ayudarte a dejar de comer en exceso durante los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre.
  • Administrarte demasiada insulina basal o de acción prolongada: si tu dosis de insulina de fondo es demasiado alta, es posible que experimentes niveles bajos frecuentes que parecen estar relacionados con otras cosas (como el ejercicio o la insulina para las comidas). ¡Alimentar esos niveles bajos frecuentes suma calorías que tu cuerpo no necesita!
  • Olvidarte de reducir la tasa basal en tu microinfusora de insulina durante el ejercicio: el objetivo es evitar comer calorías que no quieres ni necesitas debido a los niveles bajos frecuentes. Si puedes anticipar tu ejercicio y reducir la tasa basal en tu microinfusora de insulina, evitarás consumir más calorías.
  • Hacer ejercicio justo después de comer con una dosis completa a bordo: Como mencionamos, se trata de alimentar la insulina con calorías que de otro modo no consumirías. Aprende a reducir tus dosis de insulina para las comidas o hacer ejercicio antes de comer para no tener un bolo de insulina de acción rápida a bordo.
  • Administrarte demasiada insulina por adelantado con comidas ricas en grasas o carbohidratos: si con frecuencia tienes niveles bajos después de comer, comes para tratar el nivel bajo y luego tu nivel aumenta porque la comida todavía se está digiriendo, es probable que también te estés administrando mucha insulina por adelantado. Las comidas ricas en grasas o carbohidratos tardan más en digerirse, lo que significa que es posible que debas dividir tu dosis de insulina para administrarte un poco cuando comes y un poco más unas horas más tarde.

Recuerda que debes hablar con tu médico antes de hacer cualquier cambio en tu régimen para la diabetes. ¡Siempre debes estar preparado para la hipoglucemia cuando hagas ejercicio llevando contigo carbohidratos de acción rápida o glucagón! Y nunca aceptes la hipoglucemia frecuente como una parte normal de la vida con diabetes que simplemente tienes que soportar: ¡pide ayuda! Los niveles bajos frecuentes significan que tus dosis de insulina deben ajustarse lo antes posible.

OTROS MEDICAMENTOS PUEDEN AYUDAR A REDUCIR LAS NECESIDADES DE INSULINA Y A PERDER PESO

Si tienes sobrepeso o vives con obesidad, podrías calificar para otros medicamentos que pueden ayudar a las personas con diabetes a perder peso.

Si bien hay una variedad de medicamentos para la diabetes que respaldan los objetivos de pérdida de peso y mejoran la sensibilidad a la insulina, hay un par de medicamentos agonistas del GLP-1 que son significativamente efectivos en las investigaciones:

Estos medicamentos pueden ayudarle a tu cuerpo a compensar lo que le cuesta hacer: producir cantidades normales de insulina. Las personas con diabetes tipo 1 tampoco producen adecuadamente la amilina, una hormona que regula el apetito, los niveles de glucosa (azúcar) en sangre después de comer y la producción de glucosa en el hígado. Necesitar el apoyo de medicamentos para ayudar a tu cuerpo a alcanzar o manejar tu peso no tiene nada de malo.


El contenido educativo relacionado con la hipoglucemia severa es posible gracias al apoyo de Lilly Diabetes, y el control editorial recae únicamente en Beyond Type 1.

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO , UPDATED 06/24/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.