¿Por qué el Glucagon no Funciona con el Alcohol?

ESCRITO POR: Amrita Misha

Nota del editor: Este contenido forma parte de  la Guía de alcohol y diabetes.Este contenido ha sido verificado por Marina Basina, MD, a Profesor Clínico Asociado en la Universidad de Stanford. Ella es endocrinóloga clínica e investigadora con enfoque en manejo de la diabetes y tecnología para el manejo de la diabetes. La Dra. Basina es miembro activo  en varias juntas y consejos médicos y organizaciones comunitarias de diabetes. Además, ella es miembro del Consejo Científico de Beyond Type 1.


Es posible que hayas escuchado que el glucagon es ineficaz para tratar el nivel bajo de azúcar en la sangre cuando estás bebiendo alcohol. Pero ¿por qué el glucagón no funciona con el alcohol? Resulta que en realidad hay procesos biológicos que evitan que el glucagón sea efectivo cuando tomas alcohol. Entender cuáles son esos procesos puede ayudarte a tomar el control de la situación.

¿Cómo procesamos el alcohol?

Primero, repasemos un poco sobre cómo los cuerpos procesan el alcohol. Cuando bebes alcohol, tu cuerpo ve el alcohol como un veneno y le asigna a tu hígado la tarea de “desintoxicar” tu cuerpo de ese veneno. Desafortunadamente, esto significa que el hígado no puede hacer su trabajo principal con la misma eficacia; la regulación de los niveles de glucosa en la sangre por medio de la constante conversión de las reservas de glucógeno en glucosa, y la liberación de esa glucosa en el torrente sanguíneo. Debido a esto, el consumo de alcohol puede descontrolar tus niveles de glucosa en la sangre, con frecuencia poniéndote en riesgo de que te dé una hipoglucemia .

Lee una explicación más en profundidad.

¿Cómo funciona el glucagón?

El glucagon es una hormona producida por el páncreas y su función es elevar los niveles de glucosa en la sangre. En alguien con un páncreas completamente funcional, el cuerpo libera esta hormona en respuesta a niveles bajos de glucosa en la sangre y: 1) le dice al hígado que descomponga el glucógeno, 2) activa la gluconeogénesis, o 3) descompone la grasa almacenada para convertirla en en ácidos grasos.

Con diabetes Tipo 1, los niveles elevados de insulina circulante pueden evitar que el páncreas libere glucagón de forma natural, elevando el riesgo de una hipoglucemia .

Si estás consciente pero no puedes consumir azúcar por vía oral, puedes autoadministrarte glucagón. Si estás inconsciente, alguien más tendrá que inyectártelo en el músculo. Los médicos pueden darte una inyección si estás hospitalizado. Siempre contacta a los servicios de emergencia si te administras glucagón en una situación de emergencia.

Lee más sobre el glucagón y cómo usarlo.

¿Por qué el glucagón no me protege de una hipoglucemia cuando estoy bebiendo alcohol?

La principal forma en que el glucagón corrige los niveles bajos de glucosa en la sangre es mediante la estimulación del hígado para que descomponga el glucógeno. Pero, como lo mencionamos anteriormente, cuando bebes, el trabajo de tu hígado es desintoxicar tu cuerpo del alcohol. En lugar de reaccionar a las señales que el glucagón produce para producir más glucosa, continúa descomponiendo el alcohol en tu sistema, haciendo que el glucagón administrado sea prácticamente inútil.

Entonces… ¿qué debo hacer para protegerme de una hipoglucemia cuando estoy bebiendo alcohol?

Si te encuentras en riesgo de sufrir una hipoglucemia mientras bebes, corrígelo introduciendo en tu sistema algunos carbohidratos de acción rápida: un poco de jugo, refrescos, meriendas, etc. Esta es una lista rápida de cosas que puedes hacer para protegerte de una hipoglucemia cuando estás bebiendo:

  1. No bebas alcohol con el estómago vacío.
  2. Mantén un registro del alcohol que vayas bebiendo
  3. Sigue midiendo tus nivel de glucosa en la sangre y ajustándolos como corresponda.
  4. Si tu nivel baja, come un carbohidrato de acción rápida.
  5. Come una merienda que contenga carbohidratos antes de acostarte.

Antes de beber alcohol, asegúrate de conocer los riesgos con la diabetes y de hacerlo de forma consciente para tu salud.


Regresar a la Guía de Diabetes y Alcohol de Beyond Type 1