¿Tienes diabetes de la mala? Consejos para responder preguntas incómodas


 2022-12-02

Cada año, la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes incluye actividades donde lo hagamos intencionalmente o no, la gente a nuestro alrededor sabrá que vivimos con ella. Para muchos de nosotros, el Mes de la Concienciación de la Diabetes es el mes en el que nos vestimos de gala y compartimos en nuestras redes sociales, trabajos y escuelas lo que significa para nosotros vivir con esta condición de vida.

Pero muchas veces es la época del año en donde estamos más expuestos a comentarios poco afortunados. A continuación podrás leer una serie de consejos que podrás compartir con tus seres queridos. Estamos convencidas de que al igual que nosotras tienes muchas anécdotas. Escríbenos para que hagamos esta lista más grande y sobre todo, más amable.

Lo que puedo vs. lo que no puedo 

Con mucha frecuencia cuando voy a visitar a alguien o cuando voy a comer a casa de alguien se escucha a lo lejos “Mariana no puede comer azúcar”. Si bien esta ha sido una elección personal cuando era niña nada me parecía más incómodo que oír a alguien gritar desde la cocina “A Marianita no le sirvan pastel porque no puede comerlo”. Si tendrás un invitado procura mejor primero enfatizar lo que sí puede comer. Más si se trata de un niño. No lo saltes al repartir el pastel. Si están los papás presentes mejor pregúntales primero a ellos en privado. Sabrán qué opción es la más adecuada en este caso. 

Ni héroes pero tampoco víctimas

¿Merecemos mención honorífica por hacer algo que los demás también pueden hacer? Cuando somos humanos extra especiales, atletas de alto rendimiento, ganadores de premios literarios, modelos de pasarela, actores de televisión y otras cosas que no todo mundo puede ser resulta muy interesante y adecuado felicitarnos. Pero, por favor intenta no hacerlo cuando se trate de cosas que pueden hacer todos los demás como ir a la escuela o conducir un auto. Muchas veces no somos héroes pero eso tampoco significa que seamos víctimas.

Preguntar antes de ayudar

No siempre necesitaremos ayuda. De hecho, con mucha frecuencia la pediremos solos. Agradecemos mucho que quieran ayudarnos siempre pero también habrá ocasiones en las que queramos resolver las cosas por nosotros mismos. Pregúntanos “¿te puedo ayudar en algo?” es muchas veces mejor para nosotros.

Preguntas incómodas

Preguntamos a los miembros de la comunidad cuáles eran las preguntas que más les incomodaban y aquí recopilamos algunas respuestas. Si hay alguna que te incomode a ti que no aparezca en la lista, compártela con nosotros. Juntos podemos encontrar respuestas y ayudar a los demás a aprender. 

¿Estás bajo?

Elige bien esta pregunta. Muchas veces bromeamos entre nosotros y cuando alguien hace algo muy chistoso hacemos la pregunta pero, cuando no vives con diabetes no siempre será bien recibida. Si te hacen esta pregunta puedes responder algo como “gracias por tu preocupación, me encuentro bien ¿y tú?” 

¿Cuánto te salió?

Para algunos de nosotros, la cifra de glucosa en sangre es algo muy personal. Especialmente porque no tenemos nunca la certeza de si el resultado estará dentro de rango. Esperamos siempre que así sea pero, no siempre es posible. Si te preguntan puedes contestar algo como “gracias por tu interés y preocupación, si necesito ayuda te lo haré saber”

¿Tu diabetes es de la mala?

Esta pregunta nos fue enviada más de una vez cuando preguntamos en redes sociales lo que nos hace pensar que no solo es frecuente sino que también incomoda a varias personas.  Puedes aprovecharla para explicar que no hay ningún tipo de diabetes que se llame “de la mala” y podrás incluso explicar que muchas veces se piensa eso porque la falta de acceso a los tratamientos en tiempo y forma pueden resultar en complicaciones. Puedes enfatizar que no hay ningún tipo de diabetes mala cuando hay acceso a los tratamientos que necesitamos y sobre todo a la educación en diabetes. 

¿Puedes comer eso?

Esta es otra pregunta que se hace sin mala intención. Muchas personas creen equivocadamente que existe una dieta especial o única para personas que viven con diabetes. La diabetes de sus diferentes tipos requiere que pongamos atención en nuestra alimentación pero, lo cierto es que cada uno de nosotros tiene diferentes requerimientos nutrimentales e incluso diferentes gustos. Algunos de nosotros preferimos dietas bajas en hidratos de carbono y otros prefieren las dietas mediterránea o paleo. Esta es una decisión tuya junto con tu equipo de profesionales al cuidado de la salud. Puedes responder con un simple “gracias, no te preocupes, elegiré bien” o aprovechar para platicar sobre alimentación y cómo la manejas en tu vida. 

¿No crees que te podrías cuidar un poco mejor?

El cuidado de mi diabetes es 24/7 y aunque me encantaría que mi glucosa sea una línea recta sin ninguna curva o fluctuación extraña, eso no es posible. Los niveles de glucosa (azúcar) en sangre reaccionan a prácticamente todo: alimentos, emociones, enfermedades, temperatura… ¡Todo! Creémelo, hago todo lo posible para que mi glucosa esté perfecta, pero no siempre está en mis manos. Claro que siempre puedo mejorar, pero por favor sé amable con lo que ya estoy haciendo para manejarla. 

Pero, la tienes bien controlada ¿verdad?

La respuesta a esta pregunta es muy difícil pero puedes optar por responder algo como “así es, hago lo mejor que puedo, gracias por tu preocupación” muchas veces será suficiente y evitará preguntas adicionales. Hablar sobre control de la diabetes con alguien que no conoce sobre ella es muy complicado pero también es una oportunidad para educar a alguien sobre nuestra condición de vida. 

¿Cómo sigues?, ¿estás mejor?

Vaya que es una pregunta difícil de responder. La diabetes es una condición de vida que desafortunadamente no tiene cura. Sin embargo, podemos decir que estamos mejor a medida que pasa el tiempo y aprendemos sobre ella. Responder algo como “muchas gracias, estoy aprendiendo mucho y me siento mejor” es muchas veces suficiente. 

Yo no podría inyectarme, ¿cómo le haces para hacerlo diario? Yo creo que cualquiera podría si su vida dependiera de ello. Como nosotros quienes vivimos con diabetes tipo 1. Es verdad, a todos nos dan miedo las inyecciones pero, estamos seguras de que todos podrían hacerlo para conservar la vida y la calidad de la misma. Lo hacemos diario porque hemos aprendido a hacerlo para que nos duela menos y porque somos valientes.

¿Te daban muchos dulces de niño?

Hay que entender que la alimentación en la infancia realmente no tiene mucho (o casi nada) que ver con un diagnóstico de diabetes tipo 1. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que ocurre cuando el propio sistema inmune ataca las células productoras de insulina. Puedes aclarar que si bien comer dulces y fuentes de hidratos de carbono de forma excesiva no es sano para nadie, esa no fue la causa por la que se te diagnosticó, es tan sencillo como un problema en el sistema inmune. Coméntales que independientemente de ello, si cubres tus requerimientos de insulina puedes consumir, dulces, pasteles, helados y muchas cosas que te hacen feliz, pero eso en absoluto tiene que ver con la diabetes. 

¿Has probado con moringa?

El uso de remedios puede ser muy peligroso y aunque la recomendación surja de un interés en vernos sanos y salvos puedes responder con algo como: “Entiendo que con genuino interés me hablas de este tipo de tratamientos alternativos, pero siempre busco seguir las indicaciones de mi médico y sé que la insulina ayuda mucho a que yo tenga una vida más libre y sin complicaciones. Te pido que no recomiendes este tipo de opciones, pues es muy peligroso para alguien que quizá no esté del todo informado sobre su tratamiento.”

La respuesta que más llamó nuestra atención fue la de una mamá. Ella respondió que ninguna pregunta le incomoda y que utiliza cualquier oportunidad para educar en diabetes. Tenemos que recordar que la gente no tiene la obligación de saber sobre diabetes y que muchos de los mitos que existen seguirán ahí si no trabajamos juntos para eliminarlos.  Elige conversaciones y personas con las que puedas tener estos debates. 

ESCRITO POR Karime Moncada / Mariana Gómez, PUBLICADO 12/02/22, UPDATED 12/02/22

Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. Es la creadora de Dulcesitosparami, uno de los primeros espacios en línea para personas con diabetes tipo 1 en México. Ella fue diagnosticada con diabetes tipo 1 hace más de 30 años. Es mamá de un adolescente.

Karime vive con diabetes tipo 1 desde 2010. Es licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas y mamá de un maravilloso ser humano y de tres hijas perrunas. Recibió acreditación en educación en diabetes por la IDF y es creadora del blog, el podcast y la comunidad virtual Sin dos de Azúcar. Su diabetes la ha llevado a informarse y reconocerse. Cree firmemente en que las experiencias de las personas nos nutren y enriquecen, es por eso que comenzó a escribir su historia.