Probando Eversense

3/20/19

 

 

Nota del Editor: James Mansfield es miembro del Consejo de Liderazgo de Beyond Type 1 y recientemente tuvo la oportunidad de probar el MCG Eversense. Simultáneamente, Lea Raak, fundadora del blog  Insulea, pudo probar el medidor continuo de glucosa Eversense XL en Alemania. Los puntos de vista y opinión expresados en este artículo representan a los autores y no la postura y opinión de Beyond Type 1.  


 

¿Qué es Eversense?

James: Eversense es un nuevo medidor continuo de glucosa (MCG) que ha estado disponible en varios países de Europa desde 2016. Recientemente recibió la aprobación de la FDA y ahora están en proceso de lanzamiento en los Estados Unidos. El sistema Eversense está compuesto por un pequeño sensor que es implantado justo debajo de la piel por un médico y un transmisor que se usa sobre la piel. Una aplicación en tu teléfono muestra tu lectura de azúcar en la sangre, pero el transmisor en tu piel continúa leyendo el sensor y brindando alertas de vibración en el cuerpo incluso cuando el teléfono está fuera de alcance.

El transmisor puede retirarse rápida y fácilmente y puede volver a colocarse en su lugar en cualquier momento. La inserción y la extracción del sensor requieren un procedimiento con un endocrinólogo certificado. En los EE. UU., el sensor del Eversense debe reemplazarse cada 3 meses: en Europa, el EversenseXL está disponible, que tiene un sensor que dura 6 meses.

El adhesivo

James: En mi opinión, no hacen un buen trabajo para dejar esto en claro, pero el adhesivo es, por mucho, lo que principalmente diferencia a Eversense de su competencia. Para mí, esto fue fácilmente lo mejor de Eversense.

Debido a que el sensor está completamente debajo de la piel, el adhesivo del transmisor se puede cambiar con la frecuencia que quieras. Cada parche adhesivo dura un día y se puede desprender y pegar varias veces al día. Debido a que el adhesivo solo tiene que durar un día, es completamente hipoalergénico, y hay dos opciones diferentes de material (material blanco perforado o transparente) que puedes usar.

De hecho, técnicamente puedes pegar el transmisor en lo que quieras. Una vez en el trabajo, arruiné mi parche Eversense y simplemente volví a colocar el transmisor con materiales del botiquín de primeros auxilios de la oficina.

Lea: Quería probar este sistema porque sentía mucha curiosidad de tener el sensor debajo de la piel y así poder clasificarme extraoficialmente como cyborg. Siempre tuve problema con los adhesivos de otros MCG y bombas de insulina- siempre se despegan después de algunos días. Se que hay cintas adhesivas pero incluso con esos trucos no podía hacer que permanecieran adheridos a mi piel. Así que me complació enormemente aprender que puedo cambiar el adhesivo del transmisor todos los días en este caso- esto es un plus muy grande para mi.

Alertas de vibración en el cuerpo

James: Otro diferenciador de Eversense de los productos de la competencia son las alertas de vibración en el cuerpo. El transmisor vibrará para avisarte de niveles bajos o niveles altos, o de niveles bajos o niveles altos pronosticados. Hay un patrón de vibración diferente para cada uno, y no necesitas tener tu teléfono contigo. Esto es genial para cuando estás corriendo, nadando, haciendo ejercicio o en situaciones sociales cuando sería de mala educación mirar un teléfono o reloj. 

Lea: Las vibraciones en el cuerpo son útiles al practicar deportes u otras actividades sociales como menciona James pero también pueden llegar a ser incómodas. Sobre todo cuando las lecturas no son totalmente acertadas y se trata de alarmas falsas. En mi opinión, la alarma de niveles bajos de glucosa en sangre dura mucho tiempo. Si estás en un lugged donde hay silencio la vibración puede ser muy alta y se convierte en un distractor. Algunas veces no tengo ganas de explicar a otras personas que vivo con diabetes así que prefiero que mis dispositivos Sean silenciosos y no sean visibles.

Menos suministros

James: Puedes colocar 3 meses de suministros de Eversense en un solo bolsillo. Los suministros consisten en parches adhesivos y un cable USB para cargar. Esto es genial para viajar y para la conciencia ambiental entre nosotros.

Lea: Me encanta que no haya desechos plásticos. Además es muy cómodo para los viajes.

 

Las calibraciones y la carga

James: El Eversense debe calibrarse a una medición con pinchazo en el dedo cada 10 a 14 horas. Tus calibraciones deben estar dentro de las ventanas de tiempo de calibración programadas (que puedes personalizar). Así que necesito calibrar entre las 5:30 a. m. y 8:30 a. m. y entre las 5:30 p. m. 8:30 p. m. cada día, mis periodos de tiempo elegidos.

Estas ventanas agregaron una capa adicional de molestia al tener que calibrar. Por ejemplo, en un vuelo largo me quedé dormido, me desperté y ya no recibía lecturas porque había perdido el tiempo de calibración programado. O en el trabajo olvidé mi medidor de glucosa en la sangre en casa y tuve que ingresar una lectura falsa para evitar que se apagara.

El transmisor debe cargarse cada 24 a 36 horas. Para mí esto no fue un gran problema, ya que lo quitaba y lo cargaba cuando me duchaba cada día. Se carga rápido: en solo unos 15 minutos pasa de estar sin carga a tener una carga completa. El cable se conecta a un puerto USB.

La aplicación

James: La aplicación Eversense te ofrece muchas opciones, de hecho, demasiadas. Está muy lleno de cosas y puede llegar a ser confuso. Por ejemplo, establece un “rango ideal” así como un “rango de alerta” que no pueden superponerse. Cuando corro, me gusta configurar mis alertas de niveles bajos más altas para poder anticiparme a los bajos, y me tomó mucho tiempo darme cuenta de que no podía aumentar mi alerta de nivel bajo porque mi “rango ideal” lo estaba bloqueando. También hay una pantalla de “mi glucosa” que es diferente a la pantalla de “glucosa” en la configuración.

Una cosa buena de la aplicación es que puedes deslizarte en la pantalla para revisar tu día y ver en detalle cómo estaba tu línea de tendencia anteriormente (en lugar de tener que mirar una pantalla preestablecida de 6, 12 o 24 horas).

También hay una aplicación para compartir llamada “Eversense NOW” que es esencialmente una réplica de la aplicación “Follow” de Dexcom, para seguir a amigos o familiares.

Lea: Me encantó que la app muestra reportes y gráficos de mis niveles de glucosa de48 horas, 7, 14 or 30 días. Para mi, resulta importante también el indicador de tiempo en rango.

 

Procedimiento de inserción

James: La inserción requiere una visita a la oficina de un endocrinólogo certificado. Como Eversense es nuevo en los EE. UU., aún no hay muchos médicos certificados. Tuve que conducir horas para que me insertaran el mío, y fui una de los tres pacientes iniciales requeridos para la certificación de este médico en particular. Debido a que no era mi endocrinólogo habitual, también requería más papeleo de “nuevo paciente” y espera.

El procedimiento en sí mismo fue totalmente indoloro y bastante fácil. Incluso una vez que la lidocaína se disipó, no tenía dolor y la herida se curó rápidamente.

Lea: La inserción fue completamente indolora y no tomó más de 10 minutos. El médico me permitió tomar un video del procedimiento. Antes y después, dos vendedores me ayudaron a configurar la aplicación Eversense y conectar el transmisor con ella. En general, todo transcurrió sin incidentes y, a pesar de que en el video parece bastante aterrador, no da ningún miedo. ¡Así que no dejes que eso te engañe!


Cicatrización

James: Sí, esto deja una cicatriz visible. En mi caso, todavía tengo una cicatriz clara 1.5 meses después de la inserción. Hablé con una endocrinóloga que recibió entrenamiento de Eversense, y ella me aconsejó que es posible continuar reabriendo la misma incisión y colocar los sensores de reemplazo en el mismo lugar. De hecho ella dijo que esto es lo que ella recomendaría. Personalmente no lo he hecho, pero si eligiera seguir usando el Eversense a largo plazo, esto sería lo que haría para evitar tener nuevas cicatrices cada 3 meses.

Exactitud

James: Eversense comúnmente cita los valores de “MARD” (diferencia media relativa absoluta) para ilustrar la precisión de su sistema. El Eversense MARD se anuncia con un 8.5 %, muy cerca del 9.0 % del Dexcom G6 (más bajo es mejor).

En la vida real, mi experiencia personal fue que mi Dexcom G6, usado simultáneamente con el Eversense, proporcionaba lecturas que generalmente eran más cercanas a los pinchazos en los dedos, y que las lecturas individuales de ambos sistemas tendían a ser bastante cercanas entre sí y con cada lectura de pinchazos en los dedos.

Sin embargo, lo que encontré que es una *gran* diferencia fue que la línea de tendencia del Eversense “rebota” ligeramente, mientras que el Dexcom es muy suave. La línea suave del Dexcom hace que sea mucho más fácil interpolar lo que sucederá a continuación y adelantarse a los niveles altos y niveles bajos. A medida que el Eversense rebota, es más difícil saber si estás a punto de subir, bajar o mantenerte en el nivel. Como mi estilo de administración es proactivo basado en mi MCG, este fue un problema crítico para mí. Ver la foto de comparación adjunta para ver de qué estoy hablando.

Hablé con Eversense y me informaron que estaban al tanto de esto y que estaban trabajando para mejorar el algoritmo de “suavizado” de la línea de tendencia.

Hablé con un endocrinólogo acerca de esto, y ella me informó que los números MARD citados (dentro del 0.5 %) no son suficientes para la comparación, particularmente porque Eversense no se estudió en un ensayo comparativo con el Dexcom G6.

En mi experiencia, el Dexcom G6 es claramente un mejor producto en esta categoría.

Lea: Como mencioné antes, las lecturas pueden no ser tan precisas. Definitivamente debo probarlo por más tiempo pero, he tenido el mismo tipo de problema con FreeStyle Libre de Abbott antes. Mi Dexcom siempre está en rangos ideales si lo comparo con mi medidor de glucosa así que definitivamente estoy acostumbrada a ello.

¿Se puede mojar el transmisor?

James: Sí, lo he usado en el océano, en las piscinas y en la ducha. De hecho, las alertas de vibración en el cuerpo continúan funcionando bajo el agua, lo cual es muy útil, especialmente porque es poco probable que tengas tu teléfono celular contigo durante ese tiempo. La comunicación entre el sensor y el transmisor es a campo cercano, que funciona bajo el agua, a diferencia del bluetooth.

Lea: También me gustó que se puede quitar el sensor cuando me baño. Es un momento del día perfecto para ponerlo a cargar y no he tenido aún problemas con niveles bajos de batería.

Costo y seguro

James: El Eversense describe el precio minorista de lista para su sistema como comparable al precio minorista de lista para el Dexcom G6. Los precios al por menor que me cotizaron son los siguientes:

– Un solo transmisor que dura 12 meses: $550.

– Cada sensor que dura 3 meses: $850 (hasta $3400 por año)

Proporcioné la visita del médico y el procedimiento de inserción en mi seguro, un plan PPO de Blue Shield of California. El precio de lista para el procedimiento de inserción (facturado por el médico) fue de $710.00. Los “ahorros de la red” redujeron el precio en $444.22, y Blue Shield pagó $221.30. De mi bolsillo, por lo tanto, salió en $44.48.

Le pregunté a Eversense cuál sería la cobertura de mi seguro para el transmisor y los sensores si continuaba usándolo. Me enviaron algunos códigos de seguro y me dijeron que consultara con mi seguro. Me informaron que “es probable que [el proveedor de seguro de salud] le diga que los códigos no están cubiertos y que se consideran ‘experimentales y de investigación'” y aclararon que “esta es una designación común hecha por los planes de salud hasta que hayan tenido una oportunidad de revisar el producto que se solicita para la cobertura”.

En otras palabras, a menos que hasta que Eversense esté mejor establecido en los EE. UU., es muy probable que tu seguro no lo cubra (por ahora).

Originalmente, mi endocrinólogo iba a realizar la inserción (miembro del consejo científico de Beyond Type 1), que ha completado la mayor parte de la certificación de inserción Eversense. Sin embargo, optaron por no seguir adelante con la oferta de Eversense porque no había una forma adecuada de facturar el procedimiento de inserción a través del seguro de los pacientes. De acuerdo con mi endocrinólogo habitual, los códigos de facturación utilizados por el médico que terminó de realizar el procedimiento fueron para una “visita al consultorio por nivel bajo” y una “colocación de sensor externo”, y su institución “no nos dejaría hacer esto… no todos los seguros lo cubrirán”.

Conclusión

James: Me siento muy afortunado, particularmente aquí en los Estados Unidos, de tener otra opción de producto MCG. Creo que es bueno tener competencia, y la atención de la diabetes Tipo 1 es tan individual que realmente es beneficioso tener diferentes opciones. Lo que es importante para una persona puede no serlo para otra persona.

Si tuviera que elegir entre no tener un MCG o tener un Eversense, elegiría Eversense en un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, para mí, el Dexcom G6, con su autoinserción fácil, sin calibraciones, amplia disponibilidad (incluyendo un gran descuento en Costco), una interfaz limpia y una línea de tendencia suave y precisa no es una obviedad.

Cuando me quité el Eversense después de usarlo solo (sin usarlo junto con un Dexcom) durante algunas semanas, y volví a colocar el Dexcom, me sentía como que las nubes se disipaban. Era más fácil de leer, con menos alarmas y menos ruido mental de qué preocuparse (calibraciones, carga, alertas corporales).

Todavía puedo ver que Eversense es útil para las personas que tienen problemas graves de alergia o reacción de la piel con los fuertes adhesivos de uso de varios días que usan los competidores, o para quienes no pueden mantenerlos pegados. Para mí, sin embargo, la cicatrización, la falta actual de disponibilidad y cobertura, y las alternativas altamente competitivas significan que cuando me saquen el sensor Eversense el próximo mes, probablemente no me inserte uno nuevo.

 


Nota editorial: las compañías mencionadas en este artículo, Eversense y Dexcom, son socios de Beyond Type 1. Este contenido no se publicó como parte de esa relación, sino con el objetivo de ayudar a compartir información sobre las opciones de tecnología de MCG para quienes viven con diabetes Tipo 1. 

 

Lea vive en el norte de Alemania cerca del mar, pero fue diagnosticada en 2011 mientras estaba en intercambio en los Estados Unidos. Le encantan todas las cosas creativas y es política activa en su comunidad. Desde 2014, dirige un blog (http://insulea.de) y lo utiliza como plataforma para hablar abiertamente sobre su vida con el Tipo 1 y la salud mental. ¡Aparte de eso, le encanta explorar el mundo y comer excelentes alimentos a base de plantas!

James fue diagnosticado con diabetes tipo 1 en 2006 mientras vivía en San Francisco. Descubrió el amor por correr varios años después, especialmente en los senderos, y descubrió que tuvo un profundo impacto en el manejo de su diabetes fisiológica y psicológica. Co-fundó Type One Run con Craig en un esfuerzo por compartir esos mismos sentimientos de empoderamiento y transformación con los demás, y por construir una comunidad de personas comunes que superen sus propios desafíos y se apoyen mutuamente. Es socio de Cartifact, una empresa de diseño y cartografía con sede en Los Ángeles con clientes en todo el mundo.