PRUEBAS EN LA SECUNDARIA O EN LA PREPARATORIA CON DIABETES TIPO 1

 

¡Las pruebas, exámenes sorpresa y las pruebas finales pueden ser estresantes! Si a  esto le agregas la diabetes puedes pasar por unos días en los que no te sientas al 100%. Antes de tener una prueba debes evaluar si tus niveles de azúcar están en el rango. Si no lo están,  no eres elegible para tomar la prueba, hasta que estes bien. A continuación, encontrarás algunos consejos para prepararte para un día en clase y qué debes saber sobre las leyes de discapacidad.

Comunícate con tus profesores

Mantener una buena comunicación con tus profesores te dará la tranquilidad de saber que ellos saben lo que es la diabetes tipo 1 y cómo se trata. Hazles saber a tus profesores personalmente sobre los síntomas de tener  niveles de azúcar en la sangre altos o bajos, qué hacer en caso de emergencia, cómo podría el azúcar en la sangre afectar el rendimiento en un momento dado y algunas otras cosas que podrían aplicar en tu rutina diaria. ¡Una breve explicación puede hacer maravillas!

Revisa tus niveles antes del examen 

Antes de someterte a una prueba revisa tu nivel de azúcar para ver si está en el rango. Un nivel extremo alto o bajo de azúcar en la sangre puede afectar tu concentración, tu memoria y el rendimiento en general cuando tomas una prueba, esta es razón suficiente para atrasarla. Debes corregir tus niveles de azúcar y saber que legalmente puedes reprogramar tu prueba.

Prepárate con suministros

Prepara bocadillos, metros, sitios adicionales y cualquier otro suministro que pienses que puedas necesitar. Debes estar listo(a) para cualquier cosa que puedas necesitar antes y durante la prueba.

Si tu nivel de azúcar en la sangre está muy alto o muy bajo, siendo una persona con diabetes tipo 1, tienes el derecho de tomar medidas alternativas y tomar la prueba posteriormente cuando tus niveles de azúcar estén en el rango.

Conoce tus derechos

En los Estados Unidos tu Plan 504 asegura que ningún estudiante con ningún tipo de discapacidad sea discriminado y se le da la misma educación que al resto de los estudiantes, a la vez se le provee de un espacio seguro para poder controlar su condición durante el tiempo que permanezca el la escuela. Esto fué establecido en el artículo 504 de la ley de Rehabilitación de 1973, una ley de derechos civiles.

Esto significa que, cuando estableces el protocolo de atención médica con tu escuela tu plan 504 debe detallar cómo se considera que tus niveles de azúcar estén en el “rango” y que puedes tomar la prueba en otro momento si tus niveles de azúcar no están en el rango especificado. El plan también debe contener información general sobre diabetes tipo 1 y cómo se debe tratar. Con este documento los estudiantes tienen autorización de controlar su diabetes tipo 1 sin preocuparse de quedarse a tomar una prueba en el aula.

La Ley de Igualdad de 2010, El Reino Unido  protege a los estudiantes con diabetes tipo 1 de la discriminación y se asegura que los estudiantes con diabetes tipo 1 tengan las mismas oportunidades que los estudiantes que no tienen la enfermedad. En Australia, consulta la Ley de Discriminación a Discapacitados de 1992.

Si vas a tomar la prueba de aptitud escolar, la prueba vocacional para entrar a la universidad,  u otra prueba universitaria de admisión también puedes solicitar adaptaciones para los casos de diabetes tipo 1. Asesorate con tu consejero y visita los sitios web oficiales para obtener más información. Asegurate de hacerlo al principio de tu carrera de preparatoria para tener suficiente tiempo para el proceso y aprobación.

Lee más sobre Hipoglucemia y cómo tratarla.