Qué comer

Nota: Este artículo es parte de nuestra biblioteca de recursos sobre Comida. Aprende más sobre recomendaciones nutrimentales de especialistas en nutrición y personas a quienes les gustan los alimentos en nuestra página de Comida. 


Comer bien es uno de los mayores placeres de la vida y todos necesitamos hacer elecciones saludables y balanceadas al igual que quienes vivimos con diabetes tipo 1. Comprender lo que estamos comiendo, cuánto estamos comiendo y cómo decidir la cantidad de insulina que requeriremos son los puntos básicos pero indispensables para sentarse a la mesa sin dificultades, ya sea al comer en casa o fuera.

¡En realidad puedes comer de todo!

No existen alimentos que no puedas comer y al igual que para los demás, la moderación es la clave para una buena salud. ¿Recuerdas la pirámide nutrimental de USDA? Pues ahora la conocemos como  MyPlate y es el estándar de oro para realizar las mejores elecciones alimentarias pero enfatizando la importancia de agregar vegetales y granos, después proteínas y frutas y por último productos lácteos. Presta especial atención en el tamaño de porciones actual vs. el percibido, por ejemplo, una manzana mediana equivale a 2 porciones de frutas y lo importante para quienes vivimos con diabetes tipo 1 es el conteo de carbohidratos en este alimento.

Si buscas más información consulta : Comida

Carbohidratos- son lo que mides

Sin un páncreas entéramente funcional, te queda a ti la responsabilidad de tomar decisiones cuando se trata de equilibrar tu requerimiento insulínico con los carbohidratos que consumes, o consume tu hijo. No puedes contar lo que no conoces por lo que se sugiere comenzar con una báscula y una taza para medir así como con un buen sistema de conteo de carbohidratos. (A nosotros nos gustan las apps para iPhone  “Daily Carb” y “Carb Master” o CarbsControl para Android). Cuando leas la información provista en la etiqueta lee “carbohidratos totales” que incluyen los tres tipos de carbohidratos: azúcares, harinas y fibra y siempre revisa el tamaño de porción. No siempre tendrás que medir y pesar tus alimentos, te convertirás en un experto en cálculo de porciones con la práctica.

Índice glucémico (GI)
Como regla de oro, la medición de cantidades y el conteo de carbohidratos son el conocimiento básico e indispensable. Ahora bien, el índice glucémico es el siguiente nivel o método experto en temas de alimentación. El índice glucémico mide cómo un alimento que contiene hidratos de carbono elevará tu glucosa en sangre y clasifica a los alimentos comparándolos con glucosa pura que tiene el puesto número 100.

Aquellos alimentos con un índice glucémico bajo o medio (como la pasta, la avena, los frijoles y muchas frutas) tendrán un impacto menos severo que aquellos alimentos con índice glucémico elevado (<70) como el pan blanco/bagels, palomitas, sandía y papa horneada.

Comparando, las grasas y proteínas tienen poco efecto en nuestros niveles de glucosa en sangre ya que no tienen carbohidratos. Sin embargo, debemos estar atentos a su contenido calórico. Cuando trates una hipoglucemia, intenta con alimentos con más alto índice glucémico para elevar tu glucosa en sangre de forma más rápida.

Regístralo

Aún con toda la medición y conteo, debes recordar que no todos los alimentos tienen efecto igual en todas las personas. Una gran herramienta es crear un registro o utilizar una app para probar alimentos similares y porciones con dosificación de insulina y sus resultados varias veces para llegar a la dosis ideal. Espera la liberación de   Nutshell, una app de Tidepool.org  que promete convertirse en una solución elegante.

Alcohol
El alcohol afectará tu nivel de glucosa en sangre y debes también tratarlo con moderación al igual que con los alimentos. La mayoría de las bebidas alcohólicas tienen un bajo contenido de hidratos de carbono (la cerveza, por ejemplo, contiene 15 gramos de hidratos de carbono por cada 12.5 onzas, en el caso del vino es menos de la mitad) pero aquellas bebidas combinadas, especialmente aquellas tipo coctelería con fruta y azúcar agregada pueden tener un mayor impacto en tus niveles de glucosa en sangre. Saber lo que vas a tomar es importante al igual que saber lo que vas a comer. Hablando de aliemntos, siempre disfruta tus bebidas alcohólicas acompañadas de alimentos.


Si buscas más información lee: Alcohol